Review House: Lockdown

Review House: Lockdown

Allá por el mes de marzo había una serie que renqueaba, así como su protagonista, que parecía poca cosa, como los capítulos que venía ofreciendo últimamente. Se ve que los guionistas y los productores se dieron cuenta de que algo no funcionaba y han tenido que encerrarse todos en una habitación para intentar remontar el vuelo y resurgir de sus cenizas cual ave fénix. Y parece ser que ese encierro ha sido inspirador y fructífero. Bajo la mano aún inexperta de Hugh Laurie en la dirección se han dado respuestas a algunos interrogantes que venían rondando esta temporada, porque está visto que la mejor manera de resolver conflictos es encerrándote cara a cara con los problemas. Entra y cierra la puerta que vamos a hablar seriamente.

Se demandaba y no les ha quedado más remedio que hacernos caso. Así es, necesitábamos un capitulo importante que diese salidas a tramas que habían quedado en el aire, irresolutas. A la vez también queríamos nuevas historias para aquellos que daban por muerta la serie, que sino muerta, andaba ya agonizante. Y qué mejor que un encierro, y no me refiero a soltar cabestros por los pasillos del hospital, aunque bien mirado tendría su gracia. No, me refiero a que los personajes estuvieran obligados a resolver, debatir y conocerse entre ellos sin más. Porque ¿a quien le importa a estas alturas los casos médicos? Antiguamente eran el aliciente mediante el cual reconocimos la genialidad de House, la incompetencia de Cuddy para lidiar con House, la integridad de Foreman… sólo eran excusas que servían para identificar de qué pie cojea cada uno de los personajes. Ahora bien, ya que todos los personajes son de sobra conocidos, el misterio ya no está en si lograran salvar la vida del paciente, que por descontado que lo harán, sino en ver cómo afectara a la personalidad de cada uno y a qué nivel trastocará las relaciones entre ellos.

Después de ese largo parón de casi un mes no podían defraudarnos con otro episodio insípido y no lo han hecho. Este Lockdown recoge las buenas formas de las primeras temporadas, resuelve algunas tramas que se quedaron en el tintero y deja entrever algunas de las historias que veremos de aquí en adelante. Pero vayamos al meollo que lo estoy deseando y vosotros también.

BienvenidoBienvenido

Un nacimiento. Una familia de anuncio con el niño rubio incluido. Nada puede empañar el dichoso evento que completa a una familia con un nuevo miembro. ¡Qué felicidad! Hasta que el bebé desaparece sin dejar rastro. Tras este punto de partida el hospital es clausurado con la intención de que nadie pueda escapar con el bebé, además de obligar a todo el personal del hospital a mantenerse en el lugar en el que está mientras no se encuentre al recién nacido. Esta situación hace que Taub y Foreman permanezcan en el archivo, Wilson y la doctora Hadley en la cafetería, Chase con Cameron en una consulta y House encerrado en la habitación de un enfermo. Mientras tanto Cuddy pone el hospital patas arriba en busca del bebe.

¡Todo el mundo al suelo!¡Todo el mundo al suelo!

Taub ha bajado al archivo a por un informe de un paciente y el anuncio del encierro le pilla allí, en compañía de Foreman. El pequeñin cree que es una buena oportunidad para indagar en los expedientes de sus compañeros y así ganar alguna información valiosa que poder utilizar en el futuro. Sin embargo el negrata no está conforme con curiosear en los informes confidenciales de los demás pero no tiene ningún inconveniente en hacer lo propio con House y le propone a Taub tomarse un par de vicodinas que, por casualidad, lleva Eric en el bolsillo para, como él dice, meterse en los zapatos del cojo. Se ponen ciegos. Con la tontería subida a causa de los opiaceos se dedican a darse tortas porque dicen que no sienten ningún dolor. Una cosa lleva a la otra y Taub acaba descubriendo la verdadera razón por la que Foreman se encontraba en los archivos: quería destruir algunos datos de su expediente antes de que fuesen digitalizados.

El enanito coge el expediente y lee los tejemanejes que hizo Foreman en la universidad para graduarse por delante de los demás niños ricos de su promoción. Pero Eric se venga leyendo el excepcional currículum de Taub, que tiene una hoja de servicios impecable. La idea con que se quedan ambos es que Foreman se avergüenza de sus manipulaciones que le han llevado a estar en un puesto de responsabilidad que ahora cree que no merece y a su vez Taub se avergüenza de que después de haber hecho todo lo posible por ser como House, lo único que ha conseguido es trabajar para gente más joven que él y con menos experiencia. Ambos llegan a la conclusión de que nada de todo eso importa ya, pero eso no impide que el pequeño cirujano le eche un cable a su superior destruyendo los datos delatores. Un aplauso merecido para Taub.

El encierro de Wilson y 13El encierro de Wilson y 13

Muy divertida la situación en la nos colocan a Wilson y 13, probablemente los dos personajes con menos feeling de la serie cuando están juntos, tanto que el oncólogo nada más comenzar el aislamiento le dice que no tienen por qué recurrir a juegos de niños para mantener una conversación adulta e interesante… pero acaban jugando a verdad o reto. Entre las preguntas que le formula Wilson se incluyen algunas tales como: ¿has hecho un trío? ¿Y un cuarteto? A lo que obtiene como respuestas sendos nos y que le permiten a la inteligente doctora Hadley hacerle dos preguntas a su vez. Ya le advirtió que era una buena jugadora. 13 le sonsaca que esta teniendo contacto con su primera ex-mujer, que recientemente se ha divorciado, y Wilson quiere invitarla a salir. No obstante piensa que House puede ser un impedimento para recomenzar una nueva relación, a lo que la perspicaz doctora le replica que no es sino él mismo el que tiene miedo de invitarla porque eso querría decir que hay algo más serio. Entonces Wilson pregunta sobre cómo aceptó su padre su bisexualidad y su enfermedad. Con una taza de té, esa es la respuesta que 13 le da.

Wilson también pregunta sobre la relación con Foreman. Ella no contesta y Wilson la reta a enseñarle las tetas a Taub. Ella no se niega puesto que es una chica de honor pero es un reto que no puede cumplir por el momento por estar aislados en la cafetería, así que ella le plantea el reto de robar un dólar a la cajera. Como ya sabemos que Wilson es un buenazo sin demasiadas malas intenciones lo hace tal y como 13 sabía que lo haría. Y al sonar la alarma de la caja no tiene más remedio que devolver avergonzado el dólar. En conclusión, Wilson decide tras terminar el encierro invitar a cenar a su ex-mujer y 13 le dice que le ha mentido en todo lo que le ha dicho. Ya le advirtió que era buena jugadora.

El encierro de House y el pacienteEl encierro de House y el paciente

House se mete en la habitación de un paciente cuando el encierro empieza y cae en la habitación de un ex profesor de universidad al que le queda poco tiempo de vida y que es un caso de los muchos que rechaza el doctor cojo. House, con su buen humor de siempre, le ofrece una muerte indolora subiéndole la morfina hasta sumirle en una soporífera muerte. El profesor la rechaza. Tras una conversación muy interesante sobre si House quiere o no drogarse para dejar de ser consciente de sus dolores en la pierna, House termina deduciendo que no quiere morir aún porque el profesor espera la visita de alguien.

Ese alguien es Gracie, la hija del profesor a la que tuvo que abandonar tras tener un affair con una alumna. House lo convence para que la llame y por lo menos escuchar su voz antes de morir. Sin embargo el profesor se la ha jugado porque se siente tan culpable por haberla abandonado que espera hasta que sabe que su hija no va a estar en casa y le deja un mensaje en el contestador diciéndole que es su padre y que la quiere. Nuestro idolatrado doctor se enternece de tal manera que aún terminado el encierro prefiere acompañar al profesor en sus últimos momentos para que no se sienta solo. Un gesto muy humano por parte de House que nos descubre que durante toda esta temporada algo ha cambiado en su forma de ser.

Chase y CameronChase y Cameron

Por último, la trama de Chase y Cameron. El desenlace más esperado tras la huida de la inmunóloga. Ella vuelve para que su todavía marido firme los papeles del divorcio, a lo que él se niega mientras que Allison no le dé una explicación satisfactoria. Chase se pregunta si alguna vez le quiso. Ella le contesta con evasivas hasta que no le queda más remedio que admitir que no sabe si alguna vez lo amó. Después de esto, Chase no tiene ningún impedimento para firmar. Se sucede una conversación en la que rememoran los mejores momentos que pasaron juntos e incluso bailan juntos. Pero como los dos bien saben que su relación ha llegado al final, qué mejor que un último revolcón para quedarse con un buen sabor de boca. Y hasta aquí llegó una de las relaciones más interesantes de la serie, para muchos la única que podía tener algún futuro. Sin embargo no fueron capaces de amarse.

Ah, sí, el bebé...Ah, sí, el bebé…

Por obligación, sólo comentar que la búsqueda del bebe es resuelta por Cuddy con mucha eficacia, ya que descubre que una de las enfermeras sufre una crisis que le hace actuar en piloto automático y la directora encuentra al bebe en un carrito de la lavandería sano y salvo.

En conclusión, un episodio muy bueno que no sólo entretiene sino que además plantea disyuntivas interesantes, concluye la historia entre Chase y Cameron que había quedado sin resolver con buenas maneras y sin demasiado melodrama. También ha sido divertido y enriquecedor ver a personajes que en principio no tienen demasiada relación como Wilson y 13 o Taub y Foreman interactuar entre ellos con resultados satisfactorios. Hablando un poco sobre la dirección de Hugh Laurie, me ha gustado la fotografía y la iluminación del episodio, así como el ritmo del capítulo que tratando cinco tramas a la vez no se hace en ningún momento pesado ni repetitivo. Aún así, no creo que sea una realización sobresaliente sino que está a un buen nivel.

Como último apunte decir que la doctora Hadley ha demostrado ser una chica de palabra y sólo puedo terminar diciendo, como apunta Taub al final del episodio, que ha sido una noche interesante.

¿No hay otro plano de esta escena?¿No hay otro plano de esta escena?


Categorías: Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »