Review Homeland: The Smile


Con mucho retraso, injustificado ante las enormes ganas con las que esperaba el capítulo y la rapidez con la que lo devoré, llega la primera review de la temporada de la serie que lo ha petado en los Emmys. A mi el reclamo no es que me diga mucho, de hecho la quería antes de que barriera, y mientras no me falle la seguiré a Beirut y, si es necesario, a Phnom Penh. Así que vamos a ver si seguimos a la altura de lo que taaaaanto hemos esperado. Dentro review.

Tres meses han bastado para que todo el mundo que se detuvo con el electroshock de Carrie vuelva a arrancar con un montón de piezas cambiadas. Carrie, lógicamente, no sigue con la CIA como vimos; Brody está muy apoltronado en su despacho de Representante, y Saul no vive en un tranquilo despacho de analista. Digamos que, hasta la fecha, el transcurso de los acontecimientos ha seguido una lógica más o menos esperable: cada uno está dónde apuntaba al final de la temporada anterior. ¿O no?

Aquí está la duda o mi principal paso en el argumento, no porque falle, sino por lo que yo me esperaba: la relación entre el sargento y Nazir. En la escena del asesinato de Walker, Brody se ofrecía a trabajar en la sombra para Abu Nazir, y ese trabajo, en principio, ha consistido en “intervenir en las leyes” en favor del terrorista. La verdad es que me cuesta mucho pensar cómo se hace esto, así que no creo que nos den ningún ejemplo, porque, de verdad, no puedo concebir algo ni medio parecido. Evidentemente, esto no supone en sí un fallo argumental (de hecho creo que aporta bastante a un nuevo enfoque de los protagonistas), pero yo me esperaba algo más Charles Logan de 24, la verdad. Una penita. En cualquier caso, la petición a través de esa figura de periodista reclutadora llamada Roya Hammad recibe una respuesta, a mi juicio, demasiado rápida para alguien que parece querer reducir su colaboración con Nazir. Y es que la buena vida y el buen rollo familiar acomoda a cualquier mártir. Suponemos que las peticiones irán a más, y será interesante ver como entre esta actividad y la de Carrie sus caminos vuelven a entrelazarse. Por cierto, este personaje es por un lado interesante, pero, por otro, no me acaba de convencer: sobre todo por lo desproporcionado de los medios que precisan Carrie y Saul para encontrarse y al equipo terrorista le basta con pedir una entrevista. Me parece demasiado fácil.

Carrie vive feliz con sus plantas dando clases de inglés para extranjeros, lo que está bastante en las antípodas de lo que hacía, pero parece querer ser feliz aunque con un punto de nostalgia de la acción. En cierto modo, este síndrome vocacional de los espías, algo tan traído por el género, es una justificación para que haga la otra cosa difícilmente explicable: el retorno. Después de todo lo que había pasado, de que sea el mismo David Estes el que te lo pida y que encima te recuerde que estás loca… no me gusta mucho este tema de la dignidad nula de Carrie para volver a las andadas, aunque ya en Beirut parece recuperar un brillo en los ojos que había perdido. Será interesante ver si los que siguen a Saul y a Carrie son de Hezbolá, del gobierno, o si están más próximos a Abu Nazir (aunque parece más ser lo primero o lo segundo). El posible ataque que justifica el reenganche temporal de Carrie y que, posiblemente, se complicará para que dure más de 72 horas su participación. Habrá que ver hasta que punto la información de Fatima Ali puede suponer un vínculo con Abu Nazir o incluso con Brody.

El trasfondo en el que se desarrolla la segunda temporada es un escenario aún no ocurrido, pero tan posible como el bombardeo de Irán por parte de Israel. Un evento de esta magnitud (que como ya digo cada vez parece más próximo en el Mundo Real) arrastra a todos en el entorno de Carrie y Brody. Así, por un lado, Saul es el más afectado en su destino libanés, recibiendo un soplo que detona la trama de Carrie. Estes parece hipermotivado para bombardear todo lo que le parece oportuno (porque el discurso de los drones es bastante proactivo). El VP está lanzado en una carrera en la que necesita un apoyo de un congresista de mano dura como Brody (pese a que influye a favor de los intereses de AlQaeda en la cámara¿¡!?) y eso detona, en una parte, la trama del buen sargento. Abu Nazir aprovecha, supongo, el fervor del ataque a Irán para volver a las andadas, así que ya tenemos lo que completa el ataque.

Alrededor de todo esto que sucede, vemos como todo empieza a arrastrar de un modo u otro a inocentes, como es el caso de Dana en su cole guay, o la familia de Carrie. Por otro lado está la colección de personas o personajillos que parecen estar en el bando de tipos que intentan sacar tajada de cualquier modo, donde destacaría a Estes (y su dudosa cena con la reclutadora), como la señora Brody que parece haberse adaptado a las mil maravillas a su nuevo estatus.

La cuestión religiosa del marine ha sido de lo mejor del capítulo. No sólo por la (a mi parecer) magnífica actuación de Damien Lewis, sino por la tensión que me transmite el diálogo, la bronca de su señora y la indefensión de Dana. Sin conocer en persona la sociedad estadounidense me parece terrible, pero a la vez muy creíble, la reacción de pánico, terror y fanatismo que provoca el islam con su simple mención. Todo apunta a que este tema puede tener implicaciones en la trama y en el futuro político de Brody, pero la cuestión es ver si es un mero divertimento o si puede ir a más en la figura del personaje.

En términos generales, la sensación que me deja este inicio de temporada es bueno porque es interesante. Más allá del juego del ratón y el gato, creo que hay una evolución natural y lógica de los personajes. Hemos pasado de un mundo en el que los protagonistas están motivados por una fuerte convicción ideológica a un momento en el que se ven literalmente arrastrados por intereses de terceros. A diferencia de un héroe martir de la pasada temporada, vamos, según parece, hacia un héroe trágico cuya voluntad es absolutamente insignificante frente a las fuerzas que les arrastran. A fin de cuentas, aunque es pronto para decirlo, parece que en est caso, vamos hacia un alegato más pacifista e individualista frente al de la primera temporada. Veremos qué es lo que pasa.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Homeland: The Smile
4.1 (81.25%) 16 votes

Categorías: Homeland Reviews Etiquetas: , , , , ,

31 comentarios

  1. […] 2×01 The Smile: Meses después del no-ataque, Carrie está fuera de la CIA, Brody está apoltronado en su silla de Congresista y Saul tiene una investigación en Beirut (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »