Review Homeland: Representative Brody

Achilles Heel acabó por mostrar todas (o casi todas) las fichas del tablero. Crossfire desveló una parte importante de las incógnitas que arrastrábamos desde el inicio de la serie y acabó de decidir de qué bando está una de las piezas principales. Este capítulo, al menos por el nombre, parece que acabará de colocar todo para una emocionante, y seguro que sorprendente, season finale. El Congresista Brody parece la clave del ataque que tanto teme Carrie.

Parece que hay dos temas fundamentales para el final de esta temporada de Homeland: la naturaleza del ataque y el topo en el Gobierno. Del primero ya parece que está claro que implicará de algún modo (poco definido aún) a Brody, Walker y parece que al Vicepresidente. Del segundo no tenemos constancia, pero es algo que nos ha acompañado (especialmente en los comentarios de las reviews) desde hace varios episodios.

En este episodio hemos visto como la determinación de Brody a cumplir su objetivo le lleva a mover montañas, hacer las paces con Mike Farber y centrar sus esfuerzos en convencer a Jessica. Me parece gracioso que todo acabara en una historia en la que un tipo que quería ser Yihaddista no recibe permiso de su mujer, pero ha estado muy cerca. Tal ha sido el interés mostrado por el sargento que nos ha llevado a un reencuentro con Carrie para simplemente preguntarle acerca de su discreción (que puede ser un indicio más del posible topo). Al final parece conseguirlo y acaba en la puerta del Capitolio ofreciéndose como candidato.

La visita a Carrie nos enseña tres cosas básicas: que Carrie cree que Brody está “limpio”, que siente algo especial por él, y que, a lo mejor, su affaire ha sido objeto de investigación y seguimiento. Carrie se prepara para mantener un encuentro a lo Weekend, pero se queda con un palmo de narices cuando ve a lo que venía Brody. Además de que se pone triste (y eso es evidente), hay que señalar que Carrie sí le contó a Saul su relación con Brody, así que por ahí se podría haber enterado Jessica (aunque no es la única manera y luego contaré mi teoría), además de que no es muy difícil atar cabos de marido desaparecido más espía sexy que llega a casa a horas intempestivas para hablar con el mismo marido y llegar a un lio). En cualquier caso, me reafirmo en que si Carrie y Brody hubieran mantenido la relación, es posible que Brody si tuviera a algo a lo que aferrarse antes de seguir adelante con el ataque.

Un aspecto  interesante, y que quizá haya pasado desapercibido, es que Brody, cuando va a recibir la visita del VP y ve llegar al servicio secreto, asume que van a por él y por eso se prepara. Esto agranda un poco el espectro del topo: hasta la fecha Abu Nazir ha mantenido aislados a Walker y Brody y, posiblemente Al Zahrani no tenga la más mínima idea del plan final… De ser así, posiblemente, Brody y Walker (al menos hasta hoy) a lo mejor no sabían de la existencia del topo y, con toda seguridad, no saben quién es el propio infiltrado.

El peso del episodio ha recaído en Carrie y en su esfuerzo por detener a Walker, además de la propia evolución de Carrie como personaje. En primer lugar, una vez más bordea los límites de la legalidad con el acoso a Zahrani incluido todo un plan de seguimiento que le lleva a descubrir sus, en principio, dos puntos débiles. La escena de la preparación del interrogatorio y del propio interrogatorio es muy interesante. Buscan el punto débil (primero para atraerle y luego para tentarle) bajo la presión de descubrir el pastel. Zahrani se vende solo por dinero, y sus mujeres (y posiblemente su gobierno) saben que es homosexual. Sin embargo, es lo que le hace humano, su hija, lo que le lleva a contar lo mínimo (que conoce a Walker y que se ha reunido con él) y a convocar una posible reunión con las consecuencias que ya sabemos. Si algo queda más claro después de esta bomba, es que el ataque que se prepara será más grande y atípico (dado que quedan dos capítulos y ya hemos tenido una bomba en pleno centro de Washington).

Carrie acaba oliéndose el ataque, herida en el hospital (servirá para que descubran su medicación) y viendo la candidatura de Brody con cierta satisfacción. Esta última escena dispara la última gran incógnita de Homeland: el topo. Mucho hemos hablado de la posibilidad de Saul como topo, pero, si es así, su interés sería el de crear confusión hablando… del mismo topo. Quiero decir, de los indicios que señala Saul sólo hay uno que me parece medianamente concluyente: el (segundo) chivatazo a los Raqim. ¿Por qué? Porque la cuchilla al prisionero podría haber llegado como decían en el informe, en su zapatilla y haber aprovechado que le soltaron en la visita de Brody para cogerla. El atentado de Walker me parece que puede ser o bien el propio código de Zahrani (sabemos lo que él nos ha dicho que significa el corazón en la ventana, pero puede significar que ha sido descubierto), o, incluso, que el propio Zahrani hubiera cumplido con su misión y Abu Nazir diera orden a Walker para eliminarlo. El chivatazo a la señora Brody  (caso de haberlo) lo podría haber dado Saul, pero no me convence, porque eso frenaría las aspiraciones de Brody como diputado… entonces: ¿hay topo? ¿Qué hace? ¿Quién es?

Creo que sí que hay topo, pero me temo que se debe más que por los propios indicios de la serie, se debe a que quedan 2 capítulos para las pocas dudas que quedarían si no lo hubiera. ¿Qué hace? Pues o pasar información cuando no le queda más remedio (el caso de los Raqim), o bien generar confusión (que sería el papel en el que más me encaja Saul).

A partir de aquí, mi apuesta personal (no espoilers, porque no los consumo): Estes o Gaines. Creo que el topo es alguien del servicio secreto que tiene conocimiento de la investigación, pero no con la suficiente antelación para que los Raqim escaparan más holgados. Es alguien que creo que debe de estar cerca del Vicepresidente, porque damos por sentado que Brody es candidato por pura lógica, pero ha tenido que haber una filtración sobre Dick Johnson, y ha tenido que llegar a su mesa el nombre de Brody. Me ha llamado mucho la atención que Estes insistiera en que el interrogatorio lo llevara Carrie, (Saul amaga con tomar cartas en el asunto cuando Zahrani está a punto de largarse), porque tampoco parece que estuviera muy intimidado porque fuera mujer. Por último, y lo más sospechoso, (que podría enlazar con el posible chivatazo del lio de Brody con) es que hemos olvidado el “seguimiento” que montó Estes a Carrie. ¿De verdad era sólo para ver qué tramaba?

En resumen, después de dos capítulos bastante brutales, creo que este ha ido un poquito más flojo, pero pone sobre la mesa las dos grandes incógnitas ¿Qué ataque? ¿Quién es el topo? Dos capítulos y dos dudas…



Categorías: Sin categoría

31 comentarios

  1. […] 1×10 Representative Brody: El ex soldado entra en política y fija el objetivo de la operación terrorista: el vicepresidente. Carrie se huele el ataque, pero su obsesión por Brody ya se ha convertido en algo enfermizo… y su bipolaridad no tardará en salir a la luz (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »