Review Homeland: About a boy

homeland-4x05-1

La verdad es que podemos estar más que contentos. Aunque había muchas dudas acerca de la capacidad de retorno de Homeland, lo cierto es que estos cuatro primeros episodios de la cuarta temporada han dejado claro que la serie puede aún plantear temas interesantes y bien llevados sin uno de sus pilares. Sin embargo, aún hay muchos que echan en falta ese mojo que hacía que la serie enganchara, sorprendiera y mantuviera un ritmo trepidante de giros sin agotar la trama ni hacerla inverosímil. Vamos a ver si este quinto episodio nos sigue dando alegrías. ¿Lo habéis visto ya? ¿Lo comentamos?

Homeland 4×05: About a Boy
Fecha de emisión: 26 de octubre

Las chicas son guerreras

Hay una cosa que me gusta realmente mucho de esta temporada de Homeland, y es el tratamiento que hace de la siempre polémica relación entre los USA y Pakistán. Es más, resulta muy estimulante el hecho de que a diferencia de otras temporadas en las que ha habido un Gran Satán terrorista, o que los chicos de la CIA iban a por todas,  aquí tenemos un paralelismo más que interesante. Dos servicios secretos de dos países presuntamente aliados que, entendemos, están intentando proteger a su país, bien sea a la defensiva (evitando ataques) bien a la ofensiva, lanzando ataques preventivos o, aún más, intentando conseguir más fichas en el tablero. Lo que me resulta aún más interesante es el hecho de que tratemos de manera casi paralela el liderazgo y el equipo de Carrie con el de Tasmeen. A mí, personalmente, la escena de la reunión de esta última con su equipo me resultaba completamente intercambiable con Carrie. Es fascinante que una serie de espías que hacen trabajo de campo ponga en primer plano a dos mujeres cuando realmente en este tipo de historias han jugado un papel más que secundario.

Y así nos plantamos con algo a lo que no estamos acostumbrados en Homeland: estamos cerca de la mente maestra de los malos. Podríamos decir que Brody era un poco así, pero a fin de cuenta, no era más que un peón en una jugada de la que él solo veía una parte importante (muy importante), pero no el todo. Aquí estamos a nivel de dirección y desde luego eso, por un lado nos ofrecerá cosas interesantes, pero por otro lado obligará a los responsables de la serie a poder mantener en escena a la némesis de Carrie sin explicar su plan o, en su caso, sin que perdamos el interés una vez que lo sepamos.

The Weekend, el retorno

Si hay un capítulo casi mítico que convirtió Homeland en una serie tan relevante en su primera temporada fue ese The Weekend en el que Carrie y Brody pasaban el fin de semana juntos y ella intentaba averiguar qué había de verdad en sus teorías. La cuestión es que tres temporadas después volvemos al mismo punto, pero con dos diferencias más que relevantes. Por un lado, en aquellos tiempos Brody era un tío del que sospechábamos algo, y en el que Carrie tenía una corazonada en la que NADIE la creía. Ahora tenemos un chaval que tiene una cara de inocente que se la pisa y en la que, realmente, es una causa que no interesa tanto ni a Carrie ni a nosotros (que para empezar no sabemos lo que es). Muchas veces se ha hablado de la comparación entre Homeland y 24 por compartir temas y productores, pero creo que, hasta la tercera temporada, Homeland hacía algo que la serie de Jack Bauer nunca hizo: poner en el mismo nivel el uso de los recursos de los servicios secretos para conseguir sus objetivos. Es decir, sabíamos que Jack mataba y torturaba como un campeón, pero por causas muy nobles, sin más opciones y como última respuesta. Aquí no, aquí la manipulación, el engaño y, directamente arruinar la vida de inocentes (o presuntos inocentes), es lo cotidiano, y tiene carga moral para los protagonistas.

En este episodio no sólo hemos visto a Carrie digiriendo, con sus palabras, el final de la tercera temporada, sino que, además, ese llanto de “me haces muy feliz” (vamos, Aayan, aunque seas virgen, eso de que se te ponga a llorar como un madalena y te creas que es por agradecimiento cuela más bien poco), parece que asume que le va arruinar la vida al chaval. A diferencia de cuando Brody, esto no es la cruzada de Carrie, no ha puesto su vida y su prestigio en ello ni se enfrenta al mundo y la verdad es que creo que la serie crece cuando toca estos temas.

En cualquier caso, el tema funciona para Carrie: en su plazo consigue que el chico entre en el juego, algo que con Brody no logró después de todo un fin de semana con pistolas y sexo. Esto hace que, además, sintamos que el chaval esté entrando engañado en un juego que a él ni le va ni le viene, porque a mí, que la relación con su tío sea solo darle las medicinas, me parece más que creíble. Aunque le parece un héroe y tal… pero es que es su tio (eso sí, la imagen de un taliban haciendole coñas con el té a su sobrino me ha hecho mucha gracia).

La voz de la conciencia de los protagonistas son ese dúo de Quinn y Farah. Por un lado Farah, a la que no veíamos muy suelta en el trabajo de campo, confiesa que es más feliz con su contabilidad. Quinn, por su parte, le deja claro que: uno, el trabajo es una basura en la que tendrá que afrontar muchos marrones; y, dos, está en la mejor academia de manipulación y engaño. Y es que el agente de operaciones encubiertas parece que sabe que Carrie juega con él (a mí no me sorprendería).

¿Es una escena de celos lo de Quinn con el chico? Creo que realmente no del todo. Sí parece que los hay, pero realmente da la sensación que Quinn es consciente de que hay límites que deberían seguirse, y que trata de salvar a Carrie de caer en ello. Claro que a ella parece importarle más al nivel “lloro en la almohada”  que al nivel “dejo mi trabajo”.

El marido de la embajadora

Por otro lado tenemos a Dany que está un poco desbordado. Ya sabemos para qué sirve la llave, que más que para ser un piso de soltero era para entrar en la habitación de Carrie, aunque no creo que puedan sacar mucho a priori. Que Carrie es madre es algo que entiendo sabido, y que se medicaba era un secreto del tipo que sale en la portada de los periódicos. El caso es que el hombre parece que tiene una motivación de supervivencia y otra de sentirse importante. El momento en que está a punto de confesar a Redmond, con esa interrupción a modo de aviso de Tasmeen de conozco a tus amigos, a ti y a tus bares, hacen que recule de dar el chivatazo. Sin embargo, lo que le da valor para abrir la puerta de Carrie es que su mujer le vea como un perdedor. Sin embargo, el detalle que no puedo pasar por alto es que Redmond se ha callado acerca de la interrupción y, para mí, es que se huele que ahí hay algo. Que lo use para evitar los daños del ISI o que lo haga para su propio provecho es otra historia, pero creo que sabe sumar 2+2 y que puede llegar a las conclusiones él solito.

Saul, mejor retirado o en el banquillo

La conversación de Tasmeen con su equipo al principio me llamó mucho la atención, porque me daba la sensación de que, efectivamente, no iban a dejar que se fuera o que lo hiciera sin poder seguirle. La oportuna aparición de Ghazi en el aeropuerto es providencial (seguro que muchos estabais afilando los cuchillos con las coincidencias en Homeland, que os conozco) y llamaba la atención. La verdad es que Saul parecía más que desentrenado porque el hombre no era muy discreto en su seguimiento… pero el momento en que se ha metido en el baño, todos podíamos intuir que eso no iba a acabar bien, y no ha acabado bien. Muy brillante la jugada de Tasmeen que ha utilizado un recurso ya “quemado” para operaciones de tapadillo, para capturar a un genio de los servicios secretos que está fuera de forma.

Ahora bien, ¿qué pueden ir a buscar? ¿Simplemente saber qué es lo que sabe Carrie? Esto cuadraría con la operación embajador. ¿Usarlo como rehén? Es pronto para saberlo, pero ese viaje a la zona Taliban no pinta nada bien. ¿Cuándo se darán cuenta de esto? ¿Cuando Ghazi no llegue a Johannesburgo? ¿Cuando Saul no llegue a USA? ¿Actuaran los chicos del ISI antes de que esto se sepa? Es muy interesante esta posición que, además, pone más en evidencia la colaboración entre el ISI y los talibanes. El caso es que parece que los chicos del ISI van por lo pronto a por Carrie con todo lo que tienen, no sabemos si para evitar ser pillados en lo que estén planeando con el tio de Aayan, o para golpearle en el morro a la propia Carrie.

En fin, que a estas alturas creo que Homeland ha logrado vivir bien sin Brody, abrir una nueva trama sin repetir sus dinámicas (y en principio, parece que sin repetir sus giros) y manteniendo su esencia. Ahora, a seguir.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Homeland: About a boy
4 (80%) 3 votes

Categorías: Homeland Reviews Etiquetas: , , ,

9 comentarios

  1. Laura L

    Me sigue gustando y estoy de acuerdo con lo que han comentado:¿quién se acuerda de Brody?…la han reinventado magníficamente…Carry está haciendo un estupendo trabajo con el muchacho(aunque debería haber contestado el teléfono)…con respecto a Saúl, al principio pensé que huía del “agente” porque estaba allí para matarlo y después al ver el desarrollo de los acontecimientos(antes del final), creí que me había equivocado… pero…¿quién lo vendió?…¿el mismo topo que sacó la pistola debajo del asiento?

    • Antonio

      ¿Que quién se acuerda de Brody? Todo el mundo que tenga memoria, los demás a ver “esto”.
      La 4ª está mejor que la 3ª, pero eso es como decir que prefieres que te escupan a que te pateen los huevos, todo es mejorable.
      Yo veía Homeland acompañado y cuando nos dimos cuenta de que en realidad estábamos mirando el móvil o pensando en las musarañas, cerramos el chiringuito y dejamos de seguir la serie. Ahora la estoy viendo yo solo mientras hago cualquier otra cosa, simplemente para ver cómo acaba este sinsentido.

  2. El Colega

    Cómo se compromete Carrie con su trabajo, sin importarle nada. Buen nivel hasta ahora.

  3. Sadsong

    Quién es Brody? Quién se acuerda de Brody? Pues yo! Esta temporada es mejor que la anterior evidentemente (no era muy difícil hacerlo) pero está a años luz de las dos primeras. Que el “affaire” con el chico es un burdo remedo del glorioso The weekend, es más que evidente… salvo que allí había una química entre los dos protas y un endiablado enigma que enganchaban al más reacio.
    Homeland versión 4.0 se ve con interés, pero sin pasión. Carrie-Claire se ha hecho la dueña absoluta de la fiesta, aunque ello implique (de momento) infrautilizar a dos estupendos personajes como Quinn y Saul, que parecen estar más de palmeros que de protagonistas. Sigo echando de menos al marine.

  4. sofi

    Como dije anteriormente esta temporada está mejor que la anterior. Carrie que no tiene escrúpulos para conseguir lo que quiere, descuida el resto de la operación. Eso de estar incomunicable todo el día, para “reclutar a Aayman”sabiendo que uno de los más importantes terroristas está vivo y tiene a su equipo vigilándolo, me parece poco profesional. Felizmente Quinn le pone pare, en parte porque está celoso, pero también creo que es porque no le gusta la manera poco profesional cono está actuando Carrie.

  5. Seasisons

    Bien dicho!! Estoy de acuerdo en todo lo que ha comentado, por fin hay alguien que lo dice!

    Carrie es una fresca. No Brody no serie.

  6. […] 4×05 About a Boy: Carrie sigue ganándose a Aayan mientras Quinn y Fara hacen trabajo de campo persiguiendo a un objetivo. Saul se encuentra con un enemigo antes de regresar a casa (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »