Review HIMYM: Twin beds

¿Cómo se mide un capítulo de ? ¿Por la gracia que hace, por las veces que nos reímos? Entonces Twin Beds no ha sido la cumbre de la quinta; sin duda, yo me reí mucho más con Zoo or false, Of course, Girls vs. Suits… Y, sin embargo, este 5×21 deja un buen sabor de boca, es episodio más de sonrisa que de risa, con redoble de tambores de season finale que se acerca. Un muy buen how i met, en todo caso… ¿te apuntas?

Etapa 21 de la quinta temporada, señoras y señores, no paramos ya hasta la finale del día 24. Un tramo con los cuatro últimos capítulos de la quinta en los que todo apunta que vamos a recuperar los elementos más básicos de la serie: las relaciones de pareja de los protagonistas. Y parece que Robin jugará un papel estelar. Ya lo hizo en la finale de la primera, cuando le dio el sí a Ted. Lo hizo también en la segunda, cuando rompieron. Y en tercera, cuando enganchó a Barney, y en la cuarta… Sí, Robin no deja de ser una pieza sentimental clave en la serie porque tiene un toque especial que revuelve las mariposas de los estómagos de Ted y de Barney. Por eso será interesante ver cuál es su rol en el cierre de esta quinta: ¿Don para siempre? ¿Vuelta atrás con alguno de los dos, Robin Stinson o Robin Mosby? Bueno, ya sabemos, por mucho que algunos aún se empeñen en no verlo, que Robin no acabará con Ted, y que por tanto devolvernos esa pareja es utópico. Tampoco la veo con Barney, así que supongo que será Don… o nada.

Qué gran trío...Qué gran trío…

Pero, eh, eso será en los tres capítulos que restan. Veamos éste: Don y Robin empiezan a plantearse dar un paso en su relación al tiempo que él descubre algunas incómodas verdades sobre ella. Es muy, muy Robin el callarse lo de los ex. Al fin y al cabo, Scherbatsky es una caja de sorpresas durante toda la serie, del tipo de personas a la que cuesta contar según qué cosas: armas, tabaco… Era previsible que callara lo de sus ex ante Don. Y previsible también que éste reaccionara así. ¿Es o no es muy fuerte que tu chica haya tenido una relación seria con el 50% de su grupo de amigos (66% si excluimos a Lily…)?

De modo que Don decide que debe pensar sobre ello, pero no le hace durante mucho tiempo. Enseguida se da cuenta de que necesita a Robin, y ella también a él, lo que provoca la rebelión de Ted y Barney. Son geniales las tramas que implican la formación de este equipo: el dúo Mosby-Stinson es mágico, sobre todo cuando se pelean. ¿Que se emborrachan? ¡Mejor aún!

Mítico punto de vistaMítico punto de vista

Quizá el haber recuperado las tramas del Ted y el Barney enamorados de Robin en este capítulo, así, sin venir demasiado al caso, parezca un poco precipitado y gratuito, y seguramente lo sea. Pero nos ha servido para ver esas geniales cartas de Ted (luego las comentamos), y la no menos genial que escribe Barney al final del capítulo, y para recordarnos que Robin sigue siendo alguien muy especial para los dos. Bueno, realmente para Barney sí parece un capricho: la metáfora del juguete no podría estar mejor escogida…

Los caprichos de Barney sólo son comparables al desprecio que muestra por sus rivales, Don en este caso, y que no se molesta en disimular:

I came to apologize to all of you. I overreacted. (Vengo a pediros disculpas, exageré un poco.)

Well, we… owe you an apology too, Don. We've said some pretty hurtful things. (Bueno, nosotros también te pedimos perdón, Don. Hemos dicho cosas bastante feas.)

No, you didn't… (No…)

Right, that was after you left. (Ah, es verdad, fue cuando ya no estabas.)

Prácticamente, el mejor gag del capítulo ha sido el momento en que Don dice que Ted es gay… ¡la verdad es que las pruebas son bastante concluyentes! Me encanta el momento flashback en que Ted cocina, y el de la caligrafía… qué gran personaje es Ted.

La otra trama del capítulo es un poco más floja, pero funciona muy bien. Con Lily y Marhsall ya sabemos que toca explorar tópicos de pareja. En esta ocasión, dormir juntos. No hay mucho que rascar aquí, sencillamente, que me parece bien que por una vez la nena de la relación no haya sido él, sino que precisamente Marhsall haya apostado más por la independencia. Aunque al final se raje, claro…

También me ha gustado mucho (ya sabéis que me encantan las autoreferencias) las cartas mencionando a Natalie (la conocimos en el 1×04 y la hemos visto en alguna ocasión más, nunca olvidaremos sus golpes de Krav Maga…), a la odiosa Karen (Sorry, bro y otros), a la maravillosa pero nunca del todo reconocida Stella y, evidentemente, a Robin. Por cierto, que ahora las peleas se resuelven de manera diferente en el apartamento de Robin y Ted… ¿recordáis cómo funcionaba la cosa en Benefits?

Lo más triste, sin duda, es la imagen que abre esta review. Robin renuncia definitivamente al blue french horn que Ted robó para ella, sin duda por derecho propio el objeto más icónico de la serie. Que sí, que el paraguas es más significativo y la piña más graciosa, pero el cuerno azul… es el cuerno azul. Robin lo deja atrás porque ya sabemos que nunca, nunca, nunca, tal y como vimos en el glorioso Stuff (2×16) conserva nada de sus ex-novios. Y Ted no es una excepción

Camas separadas, ¡qué cutre!Camas separadas, ¡qué cutre!

En resumen: nada de grandes carcajadas, pero sí un bonito aroma a la esencia de la serie. Quizá Lily y Marshall estén un poco desconectados o desaprovechados, quizá suene un poco raro esa vuelta a Robin por parte de Ted y Barney… pero no olvidemos que para Ted la canadiense ha sido lo más: sólo hay que leer su carta. Y que para Barney, posiblemente también. Además, qué narices, es muy humano querer algo cuando te lo acaban de quitar, ¿o no?

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo.
Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar,
desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para Barney: “Así que me tiré a la contorsionista portuguesa y juro que era tan flexible que en un momento dado estaba encima… ¡y debajo de mí!
  • Dos puntos… para la postdata de la carta de Barney: “Esa parte era para Ted. ¿Se la creyó? Bien, ahora vete a recuperar a Robin pero no le cuentes a Ted tu plan porque volverá a arruinarlo” ¡¡Y más tetas dibujadas!!
  • Y los tres puntos… para Ted y su frase a Don: “Ahora no te parezco tan gay, ¿verdad?¡Buenísimo!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Twin beds
4 (80%) 1 vote

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »