Review HIMYM: Tick, Tick, Tick…

Tick, tick, tick, el tiempo pasa en la vida, y de qué manera. Como dice Kevin Arnold al final de The Wonder Years, one day you’re in diapers, the next day you’re gone (un día vas con pañales y al siguiente ya no estás). Así que hay que exprimir lo que se vive y no perder el tiempo. Más o menos con esta premisa se construye el 7×10 de HIMYM, un capítulo bastante atípico, no sabría decir si más bueno que malo… o al revés. La parte desenfadada la llevan Ted y Marshall, cuyo drama temporal es producto de una intoxicación (ese bocadillo llevaba algo), mientras que el núcleo duro es en esta ocasión para Robarney, un Ave Fénix que parece renacer de sus cenizas, una pareja que nos ha despertado muchas pasiones encontradas y con la que los guionistas han jugado muy bien esta semana. Tick, Tick, Tick… no es seguramente un capítulo estrella, pero ha tenido pinceladas interesantísimas. ¿Vamos a ello?

El tiempo es el quid de la cuestión, y empezamos apelando incluso a Einstein para justificar la percepción de Barney de las últimas horas. Ojo, Ted dice Barney; no Robin, o Robin y Barney, sino solamente Barney. Una pista, sin duda, para lo que se avecina… pero no nos adelantemos. Recapitulemos las últimas horas, en las que el rubito y la canadiense han incendiado el taxi en el que viajaban y han acabado, cómo no, en el templo del amor de Barney. Visto el inicio de temporada estaba claro que la trama de fondo para El Traje iba a ser su debate interno entre Nora y Robin; con la season prácticamente mediada era un buen momento para empezar a lanzar esas dudas, aunque lo cierto es que ahora mismo Nora parece prácticamente descartada. No solo porque no me cuadraría una bajada de pantalones suya (le pregunta a Barney, muy claramente, si los cuernos son producto de una noche loca o de algo más serio), sino porque él está absolutamente entregado a Robin. ¿Nos vamos a deshacer de Nora? ¿Entrará otra chica en la variable? ¿O las dudas pre-boda de Barney vienen precisamente porque está comprometido con Nora? Teoricen, por favor

El caso es que tras la noche loca, y tras una conversación buenísima a la mañana siguiente (con Barney adoptando indistintamente el papel de te quiero / no te quiero), Robarney se encuentra con una cita doble a bordo de un barco muy especial: el crucero del amor de Sandy Rivers. Una especie de gala anual en la que el impagable presentador se las ingenia para cepillarse a toda becaria que se le ponga por delante. Pago por poner esa pancarta en mi salón

En el barco, Robin y Barney se ponen de acuerdo para dar la cara y contarles la verdad a sus respectivos. Pero no es tan sencillo decirlo como hacerlo… gran Barney: “Just follow my lead and keep cool… [se da la vuelta] They know!” Un gag muy bien unido con otro de Marshall, que teme que Lily le abronque por comerse un bocata: “She knoooows!” Y después, la canción. ¡Grandiosa! Ese cantante cansino, apoyado en el coro, es genial y surrealista, no se le puede pedir más, porque incluso cumple su cometido: los dos adúlteros deciden confesar y reunirse después en el MacLaren’s, a medianoche, para hablar. Claro… hablar. Ejem.

El caso es que llegados a este punto estaba claro que algo iba a salir mal. O los dos, o al menos uno de ellos, iba a fallar y dejar al otro con el culete al aire. Si antes de empezar a ver el capítulo hubiera tenido que apostar por un cagón, hubiera sido por Barney, básicamente porque tiene más sentido de cara a la presunta idea que tenemos de la boda, etc. Pero viendo el desarrollo de la trama sí que es verdad que la cosa se decanta por Barney, porque él es quien decide tirar las cosas para adelante, y aparte enlaza con lo que comentaba un poco más arriba: que Ted comienza hablando específicamente de él.

Y, efectivamente, es Robin la que falla. Así que de aquí…

pasamos a tener un Barney destrozado, víctima del segundo más largo de su vida. Gran final de capítulo, sin duda, y grandes, grandes las actuaciones de Cobie Smulders (especialmente cuando está en el hospital) y de Neil Patrick Harris, lo cual obviamente no es noticia: NPH es uno de los actores más dotados que existen, y cada día que pasa sin que se lleve a casa todos los Globos de Oro y Emmy posibles alguien muy malo mata un gatito. Así que, por favor, hagan algo, señores académicos. Debo reconocer, por otro lado, que en esa escena del hospital me ha gustado bastante el papel de Kevin, incluso la interpretación. Cierto que es un poco facilón e incluso irreal que el noviete de turno lo perdone todo, pero su speech ha sonado convincente, sobre todo en la parte en que alaba las virtudes de Robin. Sin duda, a Scherbatsky le ha tocado la patata… Un papel, el de Kevin, que contrasta con la absoluta sosería que transmite Nora durante tooooodo el capítulo. En serio, márchate ya.

Un final de capítulo durillo, que presuntamente nos entrega de nuevo a un Barney soltero y que abre las puertas para que su última parada sea Robin. Me da la sensación de que la gran mayoría de los seguidores de la serie no fuimos muy devotos de la etapa Robarney, pero también que ahora muchos estamos pidiendo a gritos que vuelvan. Quizá no ahora todavía, pero que vuelvan. La pareja no es mala, simplemente en su momento no se llevaron bien sus tramas, o no se quisieron llevar bien. ¿Cómo lo veis vosotros?

Dejo muy poco espacio para la otra trama del episodio porque, con el corazón en la mano, creo que ha sido una de las más pobres que jamás ha tenido esta serie. Previsible a más no poder, lo único que la ha salvado ha sido el vídeo del final, que tampoco es que nos haya revelado nada del otro mundo. En fin, supongo que la intención era hacer algo muy light para dejarles todo el peso a Robin y Barney. ¡Objetivo logrado! Y cerramos con el top semanal:

  • El “They know!” de Barney y el “She knoooows!” de Marshall
  • La canción del barco, buenísima
  • Gran Sandy Rivers: “O, si te sientes traviesa, puedo ponerte mirando a New Jersey…”
  • El vídeo, especialmente cuando el tío dice “It’s a sign, bro!
  • Barney definiéndose: “Trajes, laser tag, digo mucho Wait for it, ¡ya está!”


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »