Review HIMYM: The window

Una semana de parón es suficiente para empezar a notar los efectos de la falta de : respiración agitada, sensación de asfixia, mareos, insomnio… Por suerte la CBS aprieta pero no ahoga, así que esta semana nos han inoculado nuestra dosis de locuras neoyorquinas. The window no tiene grandes gags, ni slaps, ni siquiera jugadas del Playbook, pero a mí me ha provocado 20 minutos de carcajada continua. ¡HIMYM sigue en forma!

Ay, la chica de al lado… ¿quién no se ha enamorado de la chica de al lado alguna vez? No hace falta que sea literalmente la vecina (que también puede pasar), sino que responde a ese concepto tan yanqui de la girl next door: una chica aparentemente normal que un día se revela como algo más. Así parece ser Maggie, la Maggie que Ted (y media Nueva York) persigue en este capítulo.

Cerrada la trama Robarney, este episodio parece dar el pistoletazo de salida a la vuelta a los orígenes, a la esencia de la serie que, no olvidemos, es la búsqueda de esposa por parte de Ted. Esa mujer, esa madre de sus hijos, no será Maggie, a la que hemos visto felizmente casada con Adam, pero sí que ha sido ella la que ha devuelto a T-Mos a su planeta: está listo para cazar de nuevo. También lo está Barney, a quien la soltería le sienta de maravilla. Hoy no ha estado especialmente participativo, pero con poco que haga nos roba el corazón…

Awesome? Legendary? Wait for it? ¿Cuál es la mejor frase recurrente de Barney Stinson? Difícil de decir… Yo os confieso que tengo extrema debilidad por What up?, sobre todo por la entonación que le suele poner; pero una que me provoca la risa instantánea es Challenge accepted. La verdad es que en este capítulo se veía venir, desde el preciso momento en que Barney cogía el peto en sus manos se veía venir que iba a convertir la situación en un reto de los suyos. Pero aún así, es una gran frase: Challenge accepted

No hay una descripción disponibleGranjero busca esposa

Luego lo dice Robin y no es lo mismo, aunque tengo que reconocer que cuando dispara sus niveles de sarcasmo es una crack. Ejemplo: el inicio del capítulo, cuando empieza a gritar What's in the box? Al principio pensaba que estaba parodiando algún programa americano del mismo estilo del de las cajas (como el de Jesús Vázquez… ¿era Allá tú?), luego que quizá se refería a algo de Canadá, y que por eso nadie la entendía… pero nono, directamente está riéndose de una de las escenas más duras del cine contemporáneo (bueno, o al menos eso me parece a mí), ni más ni menos que del final de Seven. Ah, que no has visto Seven… madre mía, pajarillo, acaba de leer esta review y vete pitando al videoclub.

Una de las cosas más interesantes de este The window (por cierto, muy buena la puesta en escena, con la llamada de la señora Douglas) ha sido el trabajo en equipo, y la manera en que degenera. Ted deja a Maggie a cargo de Padmallow, con los ánimos relativamente calmados. Luego Maggie va a parar a manos de Robin, y la cosa acaba deteriorándose del todo cuando entra en escena Barney. ¡Genial! También me ha gustado recuperar, aunque sea brevemente, a la clase de Ted como escenario. Creo que es un buen lugar donde encontrar secundarios interesantes. La verdad es que ni Louis ni Betty, ni el otro chico cuyo nombre no recuerdo, me lo han parecido. Y lo cierto es que HIMYM tampoco ha sido muy dada a los secundarios recurrentes puramente por humor, al estilo Ranjit (sí los ha tenido por temas de trama, como Stella o Gael). Pero un/a estudiante con el mismo rol que el taxista molaría… ¿no?

Como historia de apoyo hemos tenido a Marshall y sus cajas. Siempre es agradable rescatar al futuro y al pasado Marhsall. No es la primera vez que vemos al abogado viajando en el tiempo, y siempre saca algún buen gag.

No hay una descripción disponibleLos duros años 90…

¿Qué tiene y qué le falta a este capítulo? Tiene pequeños momentos, muchas risas y esa cosa que le sabe dar Ted a sus historias. Tiene a Barney de nuevo en juego (“Dime cuando tengo que parar”, mientras va poniendo silicona en sus imaginarias tetas) y una Robin en estado de gracia. Por cierto… seguimos sin saber nada de su chico, Don, aquel que dos capítulos atrás se le presentó en el estudio de TV.

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo.
Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para la chica desconocida que grita “Me too!” cuando Ted pasa furioso por la calle diciendo que odia a Barney Stinson
  • Dos puntos… para Robin: “I just… peed my pants…“, y todas las frase de chica sucia que suelta durante el capítulo
  • Y los tres puntos… para Marshall y Lily cuando él describe a la mujer de sus sueños, le pide perdón porque no encaja con ella… y ella le felicita por haber descrito a su madre

Bonus track: What's in the boooooooox? ¡Jajajajajaja!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »