Review HIMYM: The Possimpible

Hay varios tipos de capítulos en How I met your mother, y uno de ellos nos encanta a todos. Es aquél en que, pase lo que pase durante los 20 minutos, un gag de Barney proyecta una gran sombra que cubre el resto. The Possimpible pertenece a este tipo de episodios, y todos sabéis de que gag estoy hablando… ¡Vamos a repasar este 4×14!

El epicentro del capítulo son los curriculums. Mágica palabra en estos tiempos de crisis… Los cinco personajes nos muestran en mayor o menor medida el suyo, aunque el que mejor vemos es el de Barney. Por cierto, está online

Bien, todo surge a raíz de una carta que recibe Robin y que amenaza con su deportación si no encuentra trabajo. Está claro que no se irá, y que de alguna manera se resolverá la situación. Muy buenos, por cierto, los movimientos de Barney cuando Marshall propone la idea del matrimonio. Nadie se fija, pero él ya está hincando la rodilla para pedir la mano de su canadiense favorita… Capítulo de CV's, hemos dicho, así que repasémoslos:

El de Barney...El de Barney…
  • Barney: su CV es el mejor gag del capítulo. No sé si me quedo con la canción, con su intento de parecer dos personas (“no soy yo, ese tío es inglés…”, le dice a Ted), con el momento-caballo (¿?), con ese principio explosivo y las letras saliendo, o con toda la lista de palabras 2×1 que dice, empezando por possimpible. ¡Awesome!
  • Robin: No vemos demasiado de su CV, sólo una (otra) lamentable noticia desde el paraje más remoto de Alberta, pero luego sabemos que Barney le prepara otro. Y debe de ser bueno, porque le consigue un trabajo ni más ni menos que en Channel 12 (¿?)
El de Robin...El de Robin…

El resto de personajes no enseñan su CV, sino una parte de él, la más entrañable pero prescindible a la vez:

  • Ted: Lamentable locutor de radio en los años de universidad, Ted pretendía crearse un alias secreto; lástima que alguien dijera su nombre en antena…
  • Marshall: Ganador de un concurso de mates en los años 90 y conocido como Vanilla Thunder, lo mejor de Marshall es descubrir su faceta de bailarina
  • Lily: ¿Por qué no me sorprende que Lily sea capaz de zamparse 33 perritos calientes en 8 minutos? Buen gag y trama al servicio de la realidad, ya que esa barriguita no es por culpa de los hot-dogs, sino del bebé de Allyson Hannigan… ¿cómo lo harán con Robin?
La barriguita de LilyLa barriguita de Lily

Pues esto ha sido el capítulo. Para mí, flojete siempre que Robin ha estado en pantalla, la verdad es que no ha tenido el mejor guión. Barney se ha comido a los demás con patatas, excepto en momentos puntuales: me encanta, por ejemplo, Ted haciendo preguntas con esa voz indignada que tan bien le sale; Marshall siempre tiene un hueco, esta vez bailando (¡y eso que no se le ve!). Toda la escena del videoCV pasa directamente a mi Galería de Grandes Momentos HIMYM, junto a la obra de teatro del 2×16 (Stuff) y la presentación de los Sven en el 4×08 (Woooo!), por citar sólo dos ejemplos. Antes de acabar, una sorpresa

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo. Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para Lily y el médico riéndose de Marshall y su cadera de bailarina
  • Dos puntos… para Barney: “Robin, ya no estamos en 1950, sí que puedes” (¿mención al lema de Obama?)
  • Y los tres puntos… para el vídeo de Barney, claro… The Poss-imp-ible… dios, qué concepto…

Bonus track: “¿Estás escribiendo un libro?”, pregunta Marshall; “¡No!, eso sería estar haciendo… ¿estás escuchando lo que digo?”, contesta, indignado, Barney… ¡Larga vida a How I met your mother!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »