Review HIMYM: The Fortress

Review HIMYM: The Fortress

Durante las últimas semanas me he metido entre pecho y espalda una no demasiado concentrada pero sí sostenida maratón de Downton Abbey, que me ha puesto al día de cara a la cuarta temporada, para la cual falta todavía mucho, aunque por suerte llegan distracciones del nivel de Game of Thrones, Breaking Bad, etc. Con las desventuras (no hay otro nombre) de los habitantes de la enorme mansión Grantham en mente, el capítulo de esta semana de How I met ha cobrado una nueva dimensión, ya que las menciones a Woodworthy Manor han sido constantes, mucho más constantes de lo que me esperaba en un primer momento. ¿Qué quiero decir con esto? Que quitando los guiños a la serie inglesa, The Fortress ha tenido más bien poco que ofrecer

El clímax de esta temporada, obviamente, es la finale. Somos conscientes de ello desde que sabemos que estará centrada en la boda de Robin y Barney. De hecho, los dos últimos capítulos se llaman, consecutivamente, Something Old y Something New, espejos de aquellos dos últimos de la segunda, Something Borrowed y Something Blue, cuando eran Lily y Marshall los contrayentes. Con tan magno acontecimiento a la vuelta de la esquina, aderezado además con la sal y la pimienta que supone que Ted conozca (¡por fin!) a la madre de sus hijos, parece lógico que el camino que lleva hasta allí sea algo irrelevante. Vale, bien, perfecto: aceptamos que no haya graaaandes tramas (quedan menos de 5 episodios), que no haya graaaandes revelaciones, que no haya graaaandes virguerías. Pero de ahí a dar vueltas constantemente sobre lo mismo

Muerto y enterrado el Playbook, parece como si la trama de Barney y su apartamento haya sido poco más que un intento de reflotar el espíritu del sagrado libro, aunque cambiando la fase de conquista por la de desprecio. Van ya unas cuantas semanas en las que Barney ejerce de Barney y Robin empieza ejerciendo de Robin (sacando su carácter, que lo tiene) para después agachar las orejas cual corderito. No es una buena evolución para la pareja. Barney ha demostrado en más de una ocasión que puede ser un personaje gracioso sin el factor ligue de por medio: sus challenge accepted, sin ir más lejos. Ni siquiera hace falta darle mucha trama propia, funciona perfectamente como contrapeso para los demás. Digo esto porque gags como el de la cama sobre raíles o el de la tubería de escape son un poco facilones, aunque seguro que tendrán su público, no lo niego. Reconozco que lo del maniquí ha tenido su gracia, con Barney insistiendo en vestirlo (con traje, obvio) antes de lanzarlo cañería abajo cual Super Mario

Review HIMYM: The Fortress

En cualquier caso, la trama de Robarney me ha patinado bastante, como lleva haciendo casi desde que se comprometieron. El final, como ya sucediera la semana pasada, nos muestra una Robin bastante desnaturalizada. Conclusión: que se casen ya y que nazcan nuevas tramas. ¿Cuánto hace que no vemos a estos dos trabajando? Bueno, a ella trabajando y a él calentando la silla de su despacho

La frescura de tramas ha funcionado, por ejemplo, en Lily. Atascada como estaba, junto con Marshall, en el rol materno, el cruce con The Captain ha servido para renovarse. Y no hace falta que acuda a una galería de arte cada semana, de hecho hoy no la hemos visto currar; pero su constante ir y venir en busca de la obra de arte más friki posible (“Ahoy!“) nos ha entregado unos cuantos buenos gags, sobre todo a la hora de la venganza de Marshall: ¡soltando spoilers a diestro y siniestro sobre quién regó de más las rosas de Lady Chillsbury! ¡Habrase visto! Desde luego, no ser seguidor de Downton Abbey le resta puntos al episodio…

Otro tema tan espinoso, o más, que las rosas de Lady Chillsbury es el hecho de que Ted prometiese no more dating la semana pasada y ahora esté dándose el lote con la primera que pasa, a escondidas, en la fortaleza de Jor-El. Normalmente cuando tomas una decisión así intentas pensar dos veces antes de actuar: es como el clásico “no bebo más” que todos hemos proclamado el día después de una gran borrachera. Obviamente, volvemos a caer bajo el hechizo de la cerveza y demás, pero al menos dejamos pasar unos días o semanas de luto. Que Ted saliera escarmentado de Jeannette y anunciase ese no more dating nos daba que pensar que, realmente, no iba a tener ninguna historia más, por ligera que fuese, con nadie. Sin embargo, desde el punto de vista de Ted, que lógicamente todavía no sabe lo cerca que está de The One, no deja de tener sentido besarte con alguien que te atrae… porque para él esa chica podría ser The One. En resumen: mini-trama prescindible, ya que liar a Ted con esa chica tampoco es que haya aportado mucho. Como capítulo en sí, The Fortress no pasará a la historia, ni siquiera a la de esta octava temporada.

Y, antes de acabar, algunos detalles:

  • Como manera de romper el hielo, el gag inicial de la adopción me ha parecido curioso y divertido… aunque también extraño. ¿Está enterado Barney de que su prometida no puede tener niños? Juraría que no, que solo lo sabe Ted…
  • ¿Incluir la palabra dowager en las conversaciones Woodworthy Manor? ¡Un diez, señores guionistas!
  • Muy fan de la respuesta de Ted a lo de las gafas de Lily (“Too bad you weren’t wearing those glasses when you bought those glasses“), pero sobre todo muy fan de la cara que pone mientras lo dice. Cara de me estoy haciendo gracia a mí mismo
  • Otro de mis punto débiles: el rollete entre Barney y la madre de Ted. Cada vez que lo mencionan, me parto: “How do you feel about Cleveland? Nope. Ted’s mom
  • Es un detalle tonto, pero me encanta que Robin beba té o café o lo que sea en una taza de Canadá
  • Soy de Spiderman y Batman, con lo que Superman me parece un superhéroe bastante facilón… así que no puedo ser objetivo con el gag de Jor-El
  • Marshall: “Get your head out of your ass, Ted. There was no ballet, we were gonna sneak into your apartment and bang¡Qué grande, qué grande!

Review HIMYM: The Fortress

Nota del autor
2.5
Vuestra nota
Review HIMYM: The Fortress
3.8 (75.76%) 66 votes

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »