Review HIMYM: The Best Man + The Naked Truth

Porque la hemos cogido con muchas ganas después de la sequía, porque la doble ración siempre se agradece para paliar el hambre y la sed o porque sencillamente, después de tantos años, How I met your mother ya es una entrañable constante en nuestras vidas. Sea por el motivo que sea el caso es que durante esta semana (el martes los más ansiosos, el finde los más perezosos) todos hemos ido destapando el tarro de las esencias de la que para algunos (la doble D entre ellos) es la mejor sitcom de los últimos años. Ha vuelto el mejor Ted (he perdido la cuenta de los clicks que he dado aquí), hemos redefinido bastante a Padmallow y nos hemos encontrado con unos Robin y Barney con mucho que decir durante los capítulos que nos esperan de aquí a mayo. En una palabra: awesome. Vamos a comentar la jugada doble de HIMYM, ¡más vale tarde que nunca!

7×01, The Best Man + 7×02, The Naked Truth. Más risas en el segundo, pero más chicha en el primero. Si os parece lo vamos a mezclar todo como si se tratase de un mismo capítulo. La historia de la séptima temporada arranca en una boda. Y no en una boda cualquiera, sino en la boda del menos casamentero. Sí, a Barney Stinson le han echado el lazo, y aunque tardaremos bastante en saber quién (tenemos sobre la mesa, en este momento, dos candidatas: Robin y Nora) ha sido, existe un futuro en el que ya no habrá más SNASA, en el que Lorenzo Von Matterhorn es apenas un recuerdo, en el que nuestro rubio ha colgado el traje. Cuánto y cómo jugarán los guionistas al despiste durante la temporada a propósito de este enigma es algo que solo ellos saben. Pero me temo que tendremos ocasión de darle mil y una vueltas al asunto, posiblemente más que al Santo Grial de la serie: la mother.

Estrenamos temporada y es un buen momento para estrenar también formato de reviews. Este año probaremos a rescatar los top 3 de antaño, aquella especie de lista de mejores gags del capítulo (en opinión de un servidor, claro…), pero pasándolos a 5. ¿Dará la burra para tanto? Seguro que sí, o al menos es la fe que le tengo ahora mismo a HIMYM. Y así, antes de pasar al recopilatorio de risas, nos podremos centrar bien en el análisis de la trama. Porque, para lo que suelen ser las sitcoms, How I met tiene bastante trama que analizar…

Empezamos, decía, con la boda del improbable Barney, un pequeño avance de ese enlace que únicamente nos sirve para retroceder a septiembre de 2011, al presente, y retomar la trama casi donde la dejamos. Padmallow están recién embarazados y aún en secreto, Robin sigue dándose cuenta de lo que vuelve a sentir por Barney y aún en secreto, y Ted… ay, Ted. Ted Mosby es un protagonista muy curioso. HIMYM es su serie, es la historia de su juventud, pero muchas veces el arquitecto se ve superado por sus amigos o por secundarios. Ted ha pasado por muchas etapas (desde el mágico noviazgo con Robin hasta la insufrible etapa de Zooey, elegid lo que queráis), pero intuyo que el que veremos este año nos va a gustar por novedoso y por genial. Para empezar nos ha dejado ya el impagable vídeo que enlazaba antes (“Mosby loses it at a wedding AGAIN… CLASSIC!“, ¡qué grandioso!), pero además su nueva faceta amorosa tiene mucho jugo.

La mayor parte del primer capítulo está localizada en Cleveland, en la boda de Punchy. Ha sido una sucesión de escenas… algo raras. Quizá por largas, o por inconexas. Por ejemplo, el baile entre Robin y Barney: ¿no os ha parecido muy poco HIMYM? Aunque a decir verdad, me ha gustado mucho la química entre Smulders y NPH. Curiosa la elección de la canción y un poco forzado el momento Nora al teléfono, pero es lo que hay. En general, y pese al buen nivel de los gags (LeBron, la borrachera de Marshall, la revista de Ted), la boda de Punchy ha sido un poco rara. De ella sacamos en claro que Ted vuelve a estar en un momento durillo a nivel amoroso y que a su lado lleva a Robin. La canadiense echa de menos a Barney, es oficial, pero este ni se entera ni se quiere enterar porque solo piensa en Nora. Piensa en Nora a su manera, claro… ¿A quién si no a él se le podría ocurrir toda la milonga de la pierna escayolada para ganar puntos en la primera cita? De la misma manera que las hemos tenido en este capítulo, es de suponer que la temporada estará llena de idas y venidas entre Nora y El Traje. Tengo que decir que ella no me gusta demasiado: se muestra como una chica inteligente y con las cosas claras, y sin embargo se empeña en ponerse en brazos de Barney Stinson. Aún sabiendo tooooodas las tácticas de su playbook. En fin, no busquemos lógica…

Por lo demás, tenemos a Marshall dando al fin con la tecla adecuada: una empresa medioambiental en la que ganarse bien la vida, y feliz. Genial el humor de su nuevo jefe, Garrison Cootes, que de alguna manera me recuerda al del médico de Padre de Familia, ¿no os pasa? Para entrar en el paraíso laboral, sin embargo, Marshall cree que debe borrar su pasado como Beercules. Geniales vídeos, sin duda, pero el personaje de Pete Noséqué, sentado en una escalera con dos botellas pegadas a las manos… ¡oh, rabia suprema! No me ha gustado nada.

Mosbius Designs has failed, pero este estreno ha sido por todo lo alto. Al fin y al cabo, tenemos ya una química con la serie que nos pone las cosas fáciles. Y los amigos Bays y Thomas saben qué teclas tocar cuando quieren gustarnos: ¿os habéis fijado en el detalle de que Barney lleva una corbata de patos (ducky tie) en el flash en el que Marshall está borracho en el casino? Exacto, tal y como se menciona en la escena inicial de su boda. Exacto, tal y como se llama el siguiente capítulo.  Antes de pasar a los cinco mejores gags, un pequeño espacio para la teoría. Barney le pregunta a Ted si ha acertado con la elección, y este responde “You nailed it“; acto seguido, Lily entra y anuncia que la novia quiere ver a Mr. Mosby; no sé a vosotros, pero a mí esto me huele más a Robin que a Nora. De momento, Scherbatsky 1, Nora 0.

  • El vídeo de Ted en las bodas, especialmente el momento en que Punchy dice “Classic Schmosby!“. Creo que podría verlo 267 veces seguidas y no me cansaría…
  • La truth voice de Robin, ¡qué gran gag!
  • Lily: “Este hijo de puta tiene hoyuelos hasta en las rodillas”
  • Ted haciendo el mono con la revista en el kiosco: “Guilty…
  • Las plays de Barney, tan sucias como geniales

Me dejo muchas cosas, porque tengo que reconocer que me he reído mucho con los momentos de euforia desatados por las listas de pros and cons y por la color chart de Ted (“pagar la cuenta…”), y que me he puesto serio con eso que dice Robin: “You are Ted Mosby. You start believing again.” Pues sí, esa es la idea, y parece ser que vamos a tener un gran detonante para que Ted Mosby vuelva a creer: Victoria.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »