Review HIMYM: The Ashtray

Review HIMYM: The Ashtray

El regreso de The Captain, bocadillos que no lo son, la Aldrin justice, un par de “Daddy’s home!“, el (fabuloso) anuncio de “Boats, boats, boats!“, una jugada nueva del Playbooky como en casa. HIMYM supera el bache de la semana pasada con un capítulo de esos en los que los guionistas juegan con la narrativa. Una historia sencilla que se podría contar en 5 minutos, pero pasada por el particular tamiz de Ted, de Robin y de Barney, y finalmente encauzado por Lily. Un episodio sin alardes, sin grandes revelaciones, sin madres ni nada por el estilo, pero divertido. ¿Lo compramos? ¡Lo compramos!

Debo decir que lo que más me ha gustado del capítulo es que la presencia de The Captain no haya implicado el retorno conjunto de Zoey. En el top 50 de novias de Ted, Zoey estaría por debajo de la 60ª posición, y es por eso que me alegro de que Jennifer Morrison solamente haya aparecido en forma de mención. Bien por Kyle MacLachlan, que ha cumplido con su papel correctamente, aunque es verdad que ha sido más el colchón de gags ajenos que un elemento cómico en sí mismo… bueno, sí, le rescato esa triple aparición del principio del capítulo, cuando cada vez que Ted, Marshall y Barney volvían a oír el mensaje de voz del contestador, el marinero sonaba más aterrador…

No es la primera vez que los guionistas usan el recurso de la historia contada desde diversos puntos de vista. Es más, es algo que les sale muy bien. Aquí, ciertamente, ha sido más útil a nivel cómico que a nivel narrativo, porque el giro final tampoco constituye ninguna gran sorpresa. Me atrevería incluso a decir que ya cansa un poco el rollo de Lily y el arte, porque es algo sobre lo que hemos vuelto en más de una ocasión, pero esta vez parece que hay solución: la maestra dejará la guardería y trabajará en lo que siempre ha sido su pasión. ¿Significa que veremos a Kyle MacLachlan, su nuevo jefe, asiduamente? No estaría nada mal…

Precisamente Lily, junto con Barney, han sido los dos personajes más dentro de sus personajes, valga la redundancia. Ella, porque estaba claro que iba a ser la narradora final, la que ofrecería la versión correcta, además de rescatar ese concepto de la segunda temporada que es la Aldrin justice (usado, si recordáis bien, con el por aquel entonces jefe de Ted… Hammond Heisenberg Druthers), usado aquí con el cenicero que da nombre al episodio. Él, por su consabida intención de huir de la monogamia (qué gran discurso le suelta a Robin al respecto…), con su locura por las locuras (grandiosas todas las entradas que hacía a la galería de arte, con chicas, guitarra y confeti) y, por supuesto, con su divertidísimo Playbook. Sospecho que a la larga, cual perro de Pavlov, me reiré compulsivamente cada vez que oiga la Marcha turca de Mozart

Review HIMYM: The Ashtray

Por lo demás, Robin me ha gustado mucho en su papel de depredadora sexual, mientras que Ted ha bordado las escenas de la galería de arte, entrando cada vez más tarde con el “…manners!” y demás. El más apagado, Marshall, muy perjudicado por no haber estado en la fiesta. ¿Dónde andaría esa noche? Aún así, muy bueno el gag del precio de Lily, al más puro estilo Una proposición indecente. La diferencia es que Miss Aldrin vale cuatro veces más que Demi Moore

Y además…

  • ¡Qué bien llora Alyson Hannigan! Y qué gracia me ha hecho su peor chiste de la noche: “You’d have to be a real Dumb-o not to enjoy this painting!
  • Muy, pero que muy fan, de The Royal Archduke of Grand Fenwick; no sé si es por la tontería en sí, o es que la falta de nuevas jugadas provoca ansiedad…
  • Muy, pero que muy fan, de Becky y su anuncio de “Boats, boats, boats!… pero eso ya lo he dicho mil veces, ¿no?
  • Lo de que el cuadro del elefante valga 4 millones de dólares también es un gag, ¿verdad? Qué horror…
  • La maquinita arcade de Donkey Kong sigue en casa de Ted, ¿os habéis fijado?

Y cierro con dos frases que me han llamado la atención, la primera por graciosa y la segunda por interesante

Barney: “You have architecture, Marshall has the law, Lily has art, Robin has pleasing me sexually… You all have a passion that drives you!”

Lily: “I love you for saying this, but there gets to be a point in life where that just stops being true…”

Me quedo con la segunda. Pelín triste, pero muy real. ¡Bravo por Lily!

Review HIMYM: The Ashtray

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review HIMYM: The Ashtray
4.4 (87.08%) 65 votes

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »