Review HIMYM: Subway wars

Review HIMYM: Subway wars

¡Qué capítulo más raro, por favor! En serio, ¿soy yo o ha sido uno de los episodios más extraños de la serie, o por lo menos últimamente? hace un alto en una temporada de tramas gordas (Barney y su padre, la mother…) y se concede una especie de respiro también con argumentos transversales (el embarazo de Padmallow, el momento bajo de Robin), pero de manera más relajada. Un capítulo tremendamente visual y con miles de referencias, ¿te apuntas a un paseo por New York?

Episodio más de imágenes que de palabras, de hecho ha habido pocos gags para recordar, más allá de alguna lindeza de Barney. Bueno, y de los fun facts de Ted. Ah, y del instant classic “zanahorias y guisantes”. ¡Y de la canción de Marhsall! Vale, sí, por poco que haya en esta serie, siempre es mucho. Pero entendedme, la carga ha sido básicamente a la parte visual. Desde las caras de todos ellos al más puro estilo Pacman puluando por Nueva York, al constante ir y venir de Maury Povich, que estaba en todas partes a la vez. Por un momento he temido que saliera con un jersey rojiblanco puesto, ¿Dónde está Wally? style… Por cierto, ¿alguien conocía a este tío? Yo no..

Muchos Maury PovichsMuchos Maury Povichs

Subway wars ha sido un capítulo 200% new yorker, que posiblemente los que conocen a fondo la (modo tópico on) Gran Manzana habrán disfrutado más. Aunque sólo sea por las historias de taxis y metros… Por otro lado, ha tenido un montaje delicioso, combinando las historias de cada uno de los cinco participantes en la carrera. Y, que nadie se olvide, nos ha devuelto al mejor sexto hombre de la serie: Ranjit. ¿Cuánto hacía que el chófer más eficaz del mundo no se dejaba caer por HIMYM? Mucho, mucho…

Hemos visto algunos detallitos interesantes, pese al poco avance de la trama general. El más destacado, que parece que Lily y Marshall se van a tomar un cierto respiro a la hora de engendrar, lo cual es de agradecer. Nuevas aventuras para ellos significan más risas para nosotros, ¿no? Igual me trago mis palabras, pero supongo que dejarán al bebé, o mejor dicho al parto, para la season finale. Hablando de bebés, su potencial madre, Lily, ha tenido quizá su mejor episodio en bastante tiempo. Sólo con eso de “hablo conductor” ya me ha roto… También me ha parecido interesante la inclusión de Becky, a la que le supongo un recorrido más largo que éste capítulo. Esa exasperación que levanta en Robin será interesante…

I love Becky!I love Becky!

Decía que el capítulo era un poco homenaje a Nueva York. Por mucho que ahora se haya dejado seducir por los encantos de Londres, Barcelona o Asturias (¡mi tierra!), si alguien es inseparable del concepto New York, ése es Woody Allen. Evidentemente, no he tenido esperanzas de ver al tío Woody en ningún momento del capítulo… con esto me conformo.

El jazz, buscadlo en el coche de RanjitEl jazz, buscadlo en el coche de Ranjit

Más homenajes: Microsoft. El otro día leía un interesante artículo en el que se hablaba de la casi omnipresencia del iPad en las series americanas; How I met your mother parece que se ríe de todos y se apunta a Bing, el buscador de Microsoft, y a Kinect, el último invento para Xbox 360, la consola de… Microsoft. ¿Motivos comerciales? Supongo, claro.

Lo cierto es que ha sido un capítulo que no me ha provocado grandes carcajadas (la mayor, creo, el guiño de ojo de Barney desde el suelo), pero que ha tenido tantos ingredientes característicos de la serie que me ha gustado. No me dejo la web que Marshall le descubre a Ted, la de puntuar profesores que, obviamente, existe.

Y ya sabéis: capítulo raro, review rara

Hilarious!Hilarious!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »