Review HIMYM: Sorry, bro

Después del irregular The Stinsons (irregular tanto por la calidad del
episodio como por su doble fecha de emisión), HIMYM ha vuelto con
canela fina
. Un gran Sorry, bro para colocar las cosas en su sitio. Me
uno al club de Lily y Marshall (¡qué rabia da Karen!), me uno a la
caída de silla de Barney (¡qué grandes los pantalones!) y espero que
vosotros os unáis a esta review. ¡Marchando un 4×16!

Cosas de los embarazos, este Sorry, bro, que originalmente iba a llamarse Marshall forgets his pants, se desarrolla íntegramente en la tranquilidad del McLaren's, con las barriguitas de las chicas protegidas. De momento nadie nota nada, y es que hasta en la escena de Pressing Catch, en la que Lily entra a la habitación disfrazada, se tapa con la bandera. Vamos al capítulo

Detalle: muy grande el nombre del programa de RobinDetalle: muy grande el nombre del programa de Robin

Karen, la vuelta de Karen, es la principal trama de este capítulo, pantalones de Marshall aparte. Es curioso, porque a medida que avanza la serie veo dos cosas muy claras. Una, que Ted no es que no encuentre la mujer ideal por falta de ocasiones… ¡es que es muy exigente! No podrá quejarse de que no liga… Y dos, que no debe haber pasado más de un mes de soltero, porque entre chicas que hemos visto (Karen, Victoria, Stella, Robin, y un largo etcétera) y las que ha nombrado… Ya lo decía David: Ted Mosby, eres un crack. Por cierto, que en contra de lo que parecía en un principio, Karen estará solamente otro capítulo más, así que la despediremos la semana que viene.

Marshall, el Último GuerreroMarshall, el Último Guerrero

¿Cosas buenas de Sorry, bro? Hagamos una lista de referencias de este capítulo:

  • Robin, como ya dijo en el anterior episodio, trabaja en unos horarios ligeramente intempestivos… de hecho, mientras el resto del grupo se toma la última, ella desayuna antes de ir al curro
  • Vemos a ex-citas que ya conocíamos de Barney y Robin, concretamente a Wendy The Waitress y a Curt Iron Man (referencia a The Platinum Rule, 3×11)
  • ¡Vemos el cuadro! El indescriptible cuadro en que Lily pinta desnudo a Marshall (2×13, Columns) data de la época universitaria
  • Volvemos a oír el nombre completo de Ted: Theodore Evelyn Mosby. Más genial todavía cuando lo pronuncia Barney, claro…
  • Marshall vuelve a presumir de pantorrillas, como hizo en el 2×03, Brunch
  • Para campeones: 3×14, The Bracket; Ted acusa a Robin de no saber mentir, y de delatarse riendo cuando lo hace; ella lo niega, y él le pregunta si alguna vez se ha dormido comiendo costillas… Robin dice que no, pero se ríe; bien, pues ya vemos que efectivamente la canadiense se duerme comiendo costillas

¡No está naaaaada mal! La verdad, el hecho de que el capítulo esté totalmente situado en el bar es lo que le da la fuerza. En primer lugar, es más fácil repartir los diálogos, y creo que es uno de los episodios de la serie en el que los gags y el protagonismo están más repartidos. Ted está brillante recordando que, pese a caer bajo volviendo con Karen, él sí llevaba pantalones; Barney elabora una de sus afamadas listas, genial de nuevo, en este caso con las cuatro razones por las que un ex quiere comer contigo; Lily suelta ese You son of a bitch… que tan bien le sale; Robin está perfecta riéndose sola, muy sola, con la broma del chimpancé con los dos esmóquin… y Marhsall pierde sus pantalones. Por otro lado, colocarlos en el bar da más pie a los flashbacks, verdadera miga del capítulo.

Qué imagen...Qué imagen…

¿Cosas malas? No me encanta el personaje de Karen, aunque reconozco que el rollito pijo me gusta. Sobre todo cuando dice que va a pillar cerveza… se para y ríe: “¡Cerveza! ¡Jajajaja! Voy a decantar el Burdeos…” No a servir, no, a decantar. Ojito… ¿Otra cosa mala? Pues por ejemplo que ya pueden escribir los mejores guiones para Ted, Lily, Marshall o Robin que al final siempre llega Barney con una escena mágica. El momento que comparte con Lily a la salida del ascensor, ella hablando de los pantalones y él entendiendo otra cosa¡brutal!

En mi opinión, muy buen capítulo, pura esencia HIMYM: flashbacks surrealistas, diálogos brillantes y rápidos, Barney ensalzando una broma que tampoco es para tanto… ¡Listón muy alto esta semana, señores!

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo. Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… La imagen de Robin comiéndose unas costillas en el suelo, pijama puesto…
  • Dos puntos… El ataque de Barney a Ted, rajando de que viva con Robin, falle con las
    guerras láser, se vista mal… lo mejor, el final: “¿De qué estábamos
    hablando?”
  • Y los tres puntos… Barney cortando los pantalones

Bonus track: el Sorry, bro de Ted… posiblemente, la frase que más ganas de pronunciar en su vida tenía el Sr. Mosby…

Barney ManosTijerasBarney ManosTijeras


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »