Review HIMYM: Mystery vs. History

Una semana más, la review de How I met llega a tarde a clase, como cuando eras pequeño y subías corriendo al aula después de un gran partido de fútbol, sudando la gota gorda, para ver como todo el mundo estaba ya en la silla escribiendo el dictado de turno. Ojo, esta vez hay excusa: el Festival de Series nos ha mantenido algo ocupados, así como la interminable transcripción de la entrevista a Aaron Paul. Que sí, que va en serio, que lo entrevistamos, que no es un bulo… En fin, a lo que vamos: review de HIMYM, Mystery vs. History, algo mejor que la entrega anterior pero aún lejos del mejor nivel de la serie. ¿Comentamos?

How I met your mother nos presenta esta semana un clásico del siglo XXI: las relaciones y las redes sociales. El misterio de conocer a alguien nuevo versus la opción de conocer de antemano toda su historia, o al menos parte de ella. Evidentemente, las cosas están un poco forzadas: encontrar información comprometida en la web no es tan fácil como lo pintan los detectives Scherbatsky y Stinson, ni mucho menos… pero la deformación forma parte de las normas de esta serie y además, qué narices, les permite cascarse una bonita intro al estilo Person of Interest, que nunca está de más promocionar productos de la cadena. La otra trama de la semana nos la brinda el altamente insoportable Kevin. De verdad, nunca pensé que odiaría más a un novio/a de lo que odié a Zoey, pero… pero sí. Kevin lo ha logrado. No soy capaz de soportar ni medio de sus chistes. Reconozco, eso sí, que en este episodio se ha hecho un buen uso de él, como agente externo capaz de hacer que los cinco magníficos abran los ojos (o no) y vean lo grotesco de algunos de sus comportamientos. Muy Watchmen: Barney y Robin vigilan a Ted, pero… ¿quién vigila a los vigilantes? Kevin. Pues oye, como que prefiero al Dr. Manhattan…

Pese a todo, la idea de Robarney como equipo de vigilantes no convence, por dos motivos. En primer lugar, eso sería en todo caso tarea de Lily, la controladora por definición. Ya lo vimos en The Front Porch, lleva toda una vida boicoteando las relaciones de Ted. Y después, en segundo lugar, creo que choca con el arranque de temporada: ahora parece que Robin ya no sufre en compañía de Barney, que ha olvidado al rubito. ¡Es que ahora está con Kevin!, me diréis. Pues hombre… no sé, yo es que no los acabo de ver muy juntos. ¿No se hacen muy poco caso? La única parte fuerte de la presencia de Kevin en el capítulo han sido los flashbacks que nos ha brindado cuando ha agradecido que al menos no hay violencia física entre los cinco amigos. Además de todas las slaps, hemos podido ver momentos míticos como el puñetazo en la entrepierna de Ted a Barney cuando descubre que su best friend se ha acostado con Robin, o los propios disparos de la canadiense. Todo, los más atentos lo habréis notado, al ritmo de la mítica Murder Train de los Foreskins… ¿recordáis? Exacto: el grupo del noviete de juventud de Robin en Sandcastles in the Sand.

El capítulo ha tenido pequeños grandes detalles. El flashback del helicóptero, por ejemplo, con la Robin pre-Sparkles, la del pelo corto, en una surrealista trama con su padre. ¿Os habéis fijado en el detallito de la bandera de Canadá pegada al aparato? O el chiste sobre tipografía (Helvetica vs. Times New Roman), tan propio del pedante Ted. O la suprema elegancia de Barney al acudir a pintar con traje y corbata de patitos. Vale, retiro lo de suprema elegancia… Me ha patinado, eso sí, el Sweet mother of god! que iban soltando todos los personajes. Estas frases de usar y tirar creadas así, para un episodio, me parecen de comedia barata. No hacen falta en absoluto en un producto como HIMYM.

En resumen: un capítulo algo por encima del anterior, que tiene algunos puntazos muy buenos, pero que sigue con lastres importantes. El más gordo, Kevin. Pero también la eterna ausencia de Nora, que no acaba de meterse en el grupo, la aparición y desaparición de algunas supuestas tramas de fondo… HIMYM sigue como deshilachada. Y, aún así, nos logra dar cinco momentazos como estos:

  • El chiste de Marshall sobre los Green Bay Packers, que casi hace más gracia porque nadie lo ríe
  • Quizá quieres ver estas fotos porno… // Pero si esta no es Janet // ¿Quién?
  • Las diapositivas de Barney, sobre todo ese McG final… ¡geniales!
  • Ted: “Puedo oír perfectamente el sonido de su vagina cerrándose”
  • Por encima de todas, la sucesión de hazañas de Janet, todas relacionadas entre sí… y coronadas por esa mágica frase: “I just want someone to cuddle up with & watch Annie Hall”

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Mystery vs. History
4 (80%) 1 vote

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »