Review HIMYM: I heart NJ

Retomamos la senda de la trama principal (¿alguna vez la ha tenido HIMYM?), dejando de lado las hamburguesas de Marshall. How I met your mother vuelve a Ted y su Stella, a Barney y sus manías… y a algunos momentos realmente impresionantes protagonizados por Robin y Marshall. Come on!

¿He dicho alguna vez que estoy profundamente enamorado de Lily? ¿Y he dicho alguna vez que Stella es absolutamente preciosa? Bien, permitidme las licencias, ahora que ya lo he dicho. Aún vivo bajo el impacto de esa escena, al principio del capítulo, en que Ted llega a casa de Stella y la ve esplendorosamente estirada (en ropa interior y roncando, para más señas) en el sofá. Bien, hormonas aparte, vamos con el capítulo…

En algún momento de alguna temporada pasada, creo que la tercera, Ted y Barney se encuentran con unas chicas y fingen ser lo que no son para trabajárselas… total, que todo estalla cuando sale New Jersey a relucir. Sí, Ted odia NJ. Mucho. Así que únicamente por contemplar la opción de mudarse a vivir allí con su futura esposa (¿?) y la niña de ésta, debería ganarse el cielo. Por si no queda clara su animadversión a la ciudad, en el capítulo nos lo recuerdan. Impagable el I'm gonna drop a massive New Jersey: voy a soltar una NJ enorme, dice mientras se encamina al baño, revista en mano…

Y en realidad buena parte del capítulo gira en torno a eso, con Barney y su trama en paralelo, como siempre. Esta vez la cosa va sobre su puño: no lo bajará hasta que alguien se lo choque tras un chiste. Una chorrada como cualquier otra, pero ideal para escuchar unas cuantas chorradas de Swarles, algunas de ellas al ritmo de su gran Whaaaat up?

Barney y su puñoBarney y su puño

La otra trama del capítulo es sobre Robin y su trabajo. Sólo por verla bailar en el lavabo mientras el móvil sigue hablando y por la inenarrable escena de la bicicleta (ver foto arriba, por favor…), el capítulo ya merece especial atención. Lo mejor de todo, la voz en off de Ted: “Así es como vuestra tía Robin jura que pasó“… La cuestión de fondo es que Robin ya no volverá a presentar en Metro News 1 y pronto la veremos en otra parte. O no, que por algo es una comedia, y la verdad es que la cadena de televisión es un filón…

Momentos por comentar: el monólogo de Marshall sobre New York y New Jersey… ¡brillante! Realmente es bastante incoherente que ahora de repente el abogado nos salte con esto, pero es muy gracioso el final, cuando tras ver la cara de Lily diga que es broma… ¡calzonazos! Más cosillas: la cara que se le queda a Barney cuando oye en la misma frase las palabras mudarse y Japón en boca de Robin. Aaay… nuestro hombre de hierro sigue enamorado, por mucho que siga intentando cosas como la de la imagen inferior. Trama que, por cierto, creo que recuperarán dentro de unos episodios, al más puro estilo HIMYM: “¿Recordáis la noche en que Barney salió a cazar lesbianas?”

Barney y...Barney y…

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo. Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para Robin y su noticia sobre el molar bear; dios, qué juego de palabras…
  • Dos puntos… para Barney y todos sus Whaaaat up? y similares
  • Y los tres puntos… para Robin y el doble mortal en triciclo… awesome!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »