Review HIMYM: Home wreckers

se cambia esta semana el título de manera puntual: How I bought our house. Del cómo conocí a vuestra madre al cómo compré nuestra casa, la casa donde siempre hemos visto a los ya famosos kids. No era gratuito, pues, que el capítulo empezase con una escena de ellos en el sofá… La historia de la casa centra un episodio bastante flojito a mi entender. ¿Comentamos?

Flojito porque de las cinco patas que suele tener la serie, la única que ha estado hoy firme ha sido Barney. Lily y Robin han estado casi desaparecidas; Ted, que lleva una gran temporada, me ha resultado hasta cansino; y Marshall, como siempre, ha hecho lo que ha podido para mantener el tipo, lo que se agradece. Pero ni siquiera ha gritado un zitch dog cuando iban en el coche de Ted… ¡muy mal!

Cuando vi las fotos promocionales de Home wreckers pensé, burro de mí, que lo que estaban tirando abajo era el piso. El mítico piso, en el que han vivido casi todos los personajes. Que por algún motivo Ted decidía romper con el pasado y que destrozaba el apartamento. No ha sido así la cosa, pero los motivos de Ted son esos: romper. El pobre está harto de que a todo el mundo le llegue el amor casi sin buscarlo y que él, que es un casamentero profesional, siga sin dar con la mujer de su vida. Si supiera lo cerca que la tuvo

Best friends...Best friends…

El caso es que la madre de Ted vuelve a escena para desencadenar una serie de acontecimientos que llevarán a T-Mose a comprarse su casa. Como arco argumental mola. De hecho, el punto de partida es genial: tanto la escena inicial como las de la boda son muy buenas. Pero luego todo el rollo de la casa es un poco… más de lo mismo. A veces de la sensación de que la vida de Ted está demasiado llena de decisiones cruciales (incluso para una comedia de ficción), que toma una cada tres días, siempre con el inevitable debate entre colegas. Por eso creo que funciona mejor la primera parte del capítulo, más alocada, que la segunda, más profunda.

En la primera mitad tenemos a Clint, al que creo que habíamos visto brevemente en alguna ocasión… ¿puede ser? En cualquier caso, es el novio de la madre de Ted. Recordemos que los señores Mosby nos desvelan sus desavenencias en el glorioso Brunch (2×03). Si recordáis aquel capítulo, sabréis lo poco comunicativa que es la familia de Ted en general. Jamás hablan de sus sentimientos, prefieren el beisbol, así que me imagino lo incómodo que será para Ted estar delante de su madre y el novio de ésta hablando de sexo. Como él mismo dice, Don't

Sobra la guitarraSobra la guitarra

La escena de la boda es, sencillamente, maravillosa. Por Barney, claro. Una de sus frases entra directamente al Olimpo de la serie: “And then… I told you guys what Robin just did, but you were there for that“, la que dice justo cuando está explicando, mediante un flashback, una escena de 20 segundos atrás. Si a todo eso le sumas el cuadro, la canción del dragón, las Niagara Falls, el grito de aunt Meredith… sí, la boda es grande, muy grande.

El resto del capítulo flojea. Seguramente sea porque los intentos de Marshall de defender a Ted con su juego de Drunk or Kid no me han hecho mucha gracia, y porque nuevamente el salvador es Barney con sus historias de penes gigantes, y sus intentos de asalto materno (ya lo avisó en la cuarta temporada, en Little Minnesota, y en el mencionado Brunch, que la madre de Ted le hacía tilín, como también por aquel entonces se mencionó el broche del que hablan aquí). Los flashbacks son sosos y la resolución de la historia, más allá de que sea previsible, es demasiado ambigua. No sé, no me convence que Ted vea tanto la opinión de Lily, y coja el mazo, como la de Marshall, y decida quedarse la casa. Demasiado edulcorado

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo. Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para el cuadro de Clint: Kids, there was no guitar
  • Dos puntos… para la madre de Ted y su momento porro: “Estoy tan fumada ahora mismo”…
  • Y los tres puntos… para Barney, por cada vez que pone en boca de otra persona ese Tu pene es enorme¡Magia!
¡Por una finale mágica!¡Por una finale mágica!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Home wreckers
5 (100%) 1 vote

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »