Review HIMYM: Good crazy

¡Súbanse al barco, zarpamos a toda vela hacia la el final de temporada! HIMYM nos ha entregado esta semana un capítulo bastante tranquilo, sin grandes revelaciones, sin grandes historias, sin grandes gags. Un ritmo pausado, el típico-tópico de preparar las cosas para la
finale, de colocar piezas. Lo cual no quiere decir que, al menos a mí, me haya dejado un gran sabor de boca. Lo único malo es que volvemos a tener parón: no esperéis capítulo esta semana porque todo queda pendiente para el lunes 14, cuando se emita la finale doble. Mientras tanto, comentemos las mejores jugadas de Good crazy.

Las tramas de episodio siguen más o menos el curso de lo que venimos viendo últimamente: Barney está feliz en su relación excepto por los celos que siente al saber que su novia es stripper; Marshall y Lily sufren diferentes y variopintos ataques de paternidad; y la pareja Robin-Ted continúa con su travesía por el desierto. Creo que a la serie le sienta muy bien el llevar unos cuantos capítulos con esta estabilidad argumental, sin meter otras tramas raras y menores de por medio; nada de experimentos. Esto me hace confiar en una buena season finale, algo que sinceramente se echa bastante de menos en How I met your mother.

Resulta que como Robin y Ted no quieren verse ambos se pierden el baby shower (esa tradición americana con la que se colma de regalos a los padres del futuro bebé) del retoño Eriksen-Aldrin. Sí acuden Barney y Quinn… y la genial grandma Lois, la abuela de Lily y Reina de los Malentendidos. ¿Recordáis que la conocimos contando aquella legendaria historia sobre su máquina de coser que, por culpa de Robin, acabó siendo sobre un consolador gigante? Pues ahora la buena mujer es víctima de la hipersensibilidad de Barney en relación con su novia. Genial imagen:

Para distraerse de la ansiedad, Barney sigue insistiendo en vivir la soltería a través de Ted, su única vía de escape posible ahora que tiene pareja. Pero Ted no está para gaitas, lo de Robin sigue pensado mucho. Está de luto. ¿Solución de Barney? Conocer a chicas por internet, la ley del mínimo esfuerzo. Rápidamente, Ted logra tres citas, o mejor dicho, Barney se las consigue:

  • Robyn, con ye (antes conocida como i griega); lo mejor de esta es cuando Ted le cuenta luego la cita a Barney en el bar y se produce el juego de palabras entre i y eye, que en inglés se pronuncian igual…
  • La chica tatuada, un especímen raro de narices; lo mejor es ver a Robin con los brazos llenos de tatuajes y luego mirándose el escote para descubrir hasta donde llega la cola del dragón… ejem…
  • Holly, la mejor de todas; genial el momento en que Ted empieza a relacionar nombres y llega de Wayne’s manners a Robin, vía Batman. ¡Impagable! Al menos con esta última logra limpiarse el paladar…

Misión cumplida, pensará Barney. ¿Siguiente reto? Ayudar a Marshall y a Lily, que han tenido una de sus míticas discusiones. A decir verdad, ha sido un poco floja, yo si la habitación no empieza a llenarse de dobles de cada uno de ellos discutiendo en cada rincón ya no me asusto. Grande Marshall, por cierto, con su alarma nuclear y su bebé de prácticas… Barney y Lily se compinchan y se sacan de la manga un viaje a Atlantic City que se complica sobremanera por culpa de una vieja conocida: la Ducky Tie. Por fin enlazamos esta escena, la de Marshall y Barney en el casino, que habíamos visto previamente en la doble premiere y no sabíamos muy bien qué significaba.

…y poco más. Los momentos finales del capítulo nos muestran a un Ted dispuesto a zanjar (para bien) el asunto con Robin, aunque la canadiense le corta en seco porque ya debe saber que Lily está de parto. Tendremos, por tanto, a la expareja llevando a toda prisa a Lily al paritorio mientras Barney pisa a fondo el acelerador (¿en qué quedamos, conducía o no conducía?) para que Marshall llegue a tiempo. El problema es que si se dan mucha prisa el que llegará no será Marshall, sino Beercules. ¡Qué panorama! Supongo que cerraremos el año de la misma manera en que cerramos la tercera temporada: en un hospital. La boda de Barney será vía flashforward y queda por ver quiénes son las implicadas. También será interesante saber cómo se llevan por aquel entonces Robin y Ted. Y, obviamente, si podremos ver a la mother

Notable para Good crazy, con sus pequeños momentazos (“¿Qué has hecho con el bebé de prácticas?”), sus condolence five y la sensación de que tendremos una despedida de temporada muy emotiva. Toca juntarse, toca hacer piña, y nada mejor que un nacimiento para ello. Me dejo para el final la parte que más me ha hecho reír del capítulo, una joyita escondida. Leed, leed…

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review HIMYM: Good crazy
4.5 (90%) 2 votes

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »