Review HIMYM: Girls vs. Suits

No está mal. se había pasado 99 capítulos esquivando madres, dándonos gato por liebre, tapando con esmero la cara de la señora Mosby. Pero, zas, empieza el episodio 100 y de repente una morena bajita (que no estaba mal) nos presenta todos los papeles en regla: ¿eres tú la madre? Bueno, las cosas no son nunca lo que parecen en la ficción televisiva, así que no nos lo iban a poner tan sencillo, pero… pero bueno, no digo más, vayamos al grano y para ello ya sabes que hay que dar un salto y meterse de lleno en las profundidades de este post. Girls vs. Suits, centenario de HIMYM. Are you ready?

La comedia de CBS se ha pegado un señor homenaje a sí misma en este episodio tan señalado. Seguramente a todos nos ha hecho reír más alguno, el que sea, de los otros once capítulos de lo que llevamos de temporada (así, a bote pronto, yo diría que The Playbook), pero creo que estaba claro que hoy no se trataba únicamente de reír, sino de disfrutar y conmemorar el aniversario de una serie que ha logrado que nos sintamos (y nos sentemos) uno más en esa mítica mesa del bar McLaren's. Y los guionistas no se la han jugado demasiado. Han pasado de arriesgar y han optado por los clásicos: una trama para la búsqueda de Ted (el McGuffin de la serie) y otra para el gran Barney Stinson (el breakout character de la serie). Todoseries, linkando palabros ingleses desde 2007…

Empecemos por Ted. Desde finales de la pasada temporada sabíamos que la madre estaba en su clase, aunque luego supimos que se trataba de la clase equivocada. Hoy hemos podido comprobar que allí, en efecto, estaba Cindy, la morena bajita de que hablaba en la entradilla y que durante un momento nos han vendido como la madre. A decir verdad, parecía casi imposible que nos presentaran así, tan de sopetón, a la mother. Pero también es cierto que se trataba del capítulo 100, y por tanto una buena ocasión para hacerlo. Al final ha sido un remate al palo: la madre vive con Cindy, pero no es ella.

¡Es ella! ¡Es su pie!¡Es ella! ¡Es su pie!

¿Y sabéis qué? Que mejor. No me gustaba nada esta chica para Ted. A ver… guapa lo es un rato, y empieza con buen pie, pero luego se entierra a sí misma debajo de la imagen perfecta de su compañera, cuyo nombre por cierto no revela. Damn it! Ted, buen chico, intenta decirle que no, que la quiere a ella, que la compañera de piso es una friki (pese a que su voz interior opine lo contrario), etc, etc, etc. Al final, claro, se rinde a la evidencia: tocar el bajo en un grupo es demasiado cool

Podemos decir que hemos avanzado más hoy que durante el resto de la serie. Sabemos la clase a la que asiste la mother, sabemos dónde vive, sabemos que realmente tiene todo lo que Ted está buscando… es The One. Y ha pasado a un metro de ti, Mosby. ¿Qué pasará ahora? ¿Tendrá Ted tentaciones de conocerla, sabiendo lo genial que es? La lógica me dice que sí, que Ted debería ir a por ella. Al menos, debería ir a buscar el paraguas que se ha dejado allí… Un paraguas que está recorriendo millas, por cierto. No me extrañaría que el Ted de 2030 y su esposa lo tengan enmarcado y colgado en mitad del salón, porque su historia es mágica: propiedad de ella, lo pierde en una fiesta en la que podrían haberse conocida, él lo recoge, lo pasea durante años (¿recordáis aquella escena de Right Time, Right Place?) y finalmente vuelve a manos de su auténtica dueña sin que en ningún momento ambos se hayan visto las caras. Corrijo: vuelve a manos de su auténtica dueña, lo de finalmente es mucho decir porque no sabemos qué nuevas aventuras le esperan a ese objeto de culto

Quiero uno, ¿vale?Quiero uno, ¿vale?

En definitiva: que sí, que era el capítulo 100, que tocaba hablar de la madre, que ha sido genial, pero que estamos como siempre. Y es que, en el fondo, hasta que no nos den una cara, un cuerpo, una voz, un beso… no estaremos contentos. Por cierto, al respecto de la madre, he aquí unas declaraciones de Carter Bays que me han parecido muy graciosas… Habla sobre si la serie acabará con la presentación de la señora Mosby, o si cabe la opción de que la conozcamos y pese a ello la serie siga:

En realidad sí, siempre hemos creído que esa opción [conocer a la madre y seguir más allá] era posible. Pero el problema de encontrar una madre y que la serie siga con ella a bordo es que nos va a ser realmente complicado fichar a alguien que sea más maravillosa que Cobie Smulders, y más maravillosa que Sarah Chalke. Hemos puesto el listón tan imposiblemente alto para nosotros mismos que va a ser muy difícil…

Dos cosas: una, querido Carter, ¿acaso has olvidado que más allá de lo imposible está lo… possimpible? Y dos: ¿serán Carter Bays y Craig Thomas como la Doble D, en la que uno adora a Robin y el otro a Stella?

Saltemos de escenario y vayamos a la trama que da nombre al capítulo: Girls vs. Suits, Chicas contra Trajes. O sea, Barney. Barney en estado puro, el rubio más ligón de la televisión tiene ante sí el dilema más gigante de todos los tiempos. ¿Cómo es posible que nunca nos hubiéramos planteado esta pregunta? ¿Qué prefiere Barney, las chicas o los trajes? A decir verdad, creo que ni dedicándole un capítulo entero al asunto nos han resuelto la cuestión. Que sí, que al final se acuesta con ella, pero no dudéis que en la primera escena del 5×13 veremos a Barney entrando en el bar… trajeado. Eso espero, vamos. Que nadie me cambie a Stinson, por favor.

¿Qué decir de Barney? Que ha estado inmenso. Ha recuperado sus mejores expresiones, Wait for it incluido. Que por cierto, muy grande Robin al decirle “¿para qué haces una pausa dramática si sabemos lo que vas a decir?”. Me ha faltado, quizá, un challenge accepted… Lo mejor, sin duda, su momento síndrome de abstinencia:

Barney con el monoBarney con el mono

Y por supuesto, con el gag del suit guardado en el doble fondo de la puerta del bar… Un par de curiosidades sobre la trama de los trajes. La primera que me ha llamado la atención es que Barney ha cambiado de sastre. En la ¿primera? temporada lo vemos llevando a Marshall a su sastre personal, un ucraniano con unas tarifas nada asequibles; aquí lo vemos en el taller de un tal Tim Gunn, que parece ser un famosete en USA. Vale, cambio justificado para un cameo. Otro al que han cambiado, o al menos me lo parece mucho, es a Carl. ¿Será que han descubierto que es un vampiro, como sostenía Marshall? Y aún otro detalle más: Barney dice que jamás ha ligado con una camarera, pero en su día estaba enrollado con Wendy. ¿Será que diferencia entre camerera de barra y camarera de mesas? Vista la larga lista de profesiones que exhibe, quizá sí…

Como colofón, un tremendo número musical que nos regala al mejor Neil Patrick Harris. Barney se come la pantalla en el número musical, con el hit que ya debería estar en tu móvil, Nothing Suits Me Like a Suit. Brutal. Bien acompañado por sus cuatro colegas, con una letra magnífica… sí, creo que deberían probar este tipo de cosas más a menudo. Por cierto… Barney no se deshará de sus trajes… ¿o sí?

Tanta mother y tanto Barney han dejado en un segundo plano al trío (en el más casto sentido de la palabra) Lily-Marshall-Robin. Pese a ello, los tres tienen sus momentitos en el capítulo. Y llevan el peso en las escenas de la mesa del McLaren's, que son la maldita esencia de How I met your mother. No hacen falta muchos elementos para lograr la excelencia. Un tema: la nueva y sexy camarera. Cuatro contertulios: Barney, preocupado porque acaba de ser rechazado; Lily y Marhsall, discutiendo sobre si realmente está tan buena o no; Robin, convencida de que ella está más buena. Me encantan estas conversaciones en las que en realidad nadie escucha a los demás, cada uno hace la batalla por su lado…

Momentazo RobinMomentazo Robin

En definitiva: capitulazo. Un cumpleaños a lo grande, por todo lo alto. Y del que, evidentemente, también extraeremos los mejores momentos, sólo que hoy me permitiré el lujo de escoger cinco:

  • Un punto… para Ted y el nombre de sus perros Frank, Lloyd y Wright
  • Dos puntos… para Barney oyendo whispers salir de su armario
  • Tres puntos… también para Barney, y las lágrimas por su amigo… ¡italiano y de siete años!
  • Cuatro puntos… para Marhsall y Lily discutiendo sobre la camarera, sobre todo cuando ella reconoce que le pone más que su marido
  • Y los cinco… para Barney, cuando saca un traje de la puerta con doble fondo del lavabo del McLaren's. Magia…
Bonus trackBonus track

Por cierto… curiosidad ultra-friki por si queréis leer un poco de inglés.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Girls vs. Suits
4.3 (86.67%) 3 votes

Categorías: How I met your mother Reviews Series Etiquetas: , , ,

62 comentarios

  1. […] de NPH se completa con dos temazos de primera división: el Nothin’ Suits Me Like a Suit del episodio 100 y el Barney Stinson That Guy’s Awesome del famoso episodio del currículum (The Possimpible). […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »