Review HIMYM: Desperation Day

Review HIMYM: Desperation Day

Mmm, hacía tiempo que una review de no llegaba justo sobre la bocina, ¿eh? Una insana costumbre, esta de llegar tan tarde, que probablemente nadie echaba de menos. Desperation Day, este 6×16, rinde homenaje al día de San Valentín, perpetuando la también insana costumbre de los americanos de hacer una gran fiesta de absolutamente todo. Por suerte, tenemos a Barney para darle una vuelta de tuerca a las cosas. Yo todavía me estoy riendo con el flashback romano… y con bastante más. ¿Empezamos?

Zoey y Ted, Ted y Zoey, los nuevos tortolitos quieren ir despacio. Aaay… Cómo molan estas conversaciones de McLaren's, en las que uno de los personajes llega con la sana costumbre de contar su vida y el resto le desmonta los esquemas en menos de lo que canta un gallo. Ted quiere ir despacio, que es como decir más o menos que Barney quiere pedir la mano de esa chica y casarse y tener hijos y… se entiende, ¿no? La cosa deriva en una metáfora perfectamente explicada por Robin, acerca de lo que significa que una chica te invite a hacer galletas (¿es posible que una chica te invite a hacer galletas, en serio?), y luego Barney sube la apuesta y nos regala uno de sus maravillosos flashbacks. ¡Directos a la antigua Roma! No sé con qué frase quedarme… me encanta su “Her body is a perfect X“, pero el “High V!” de Ted es mágico. El colofón final de la historia sobre el Desperation Day, la víspera de San Valentín, el día en que las chicas presuntamente bajan la guardia, es indescriptible: “Una noche mágica, cuando un 10 tiene la autoestima de un 4, y el entusiasmo depravado de un 2“. So Barney…

A todo esto, en un arranque de capítulo de lo más veloz, hemos visto una nueva tradición friki de Padmallow (ver Predator en San Valentín) y asistido a un nuevo arranque de lujuria de Lily, que ya sabemos que de vez en cuando le dan. En este estaba siendo azotada en la cocina con, ehem, vamos a dejarlo aquí… De todas maneras, el mejor gag de Lily en los últimos tiempos es este:

MarshpillowMarshpillow

Me ha parecido buenísimo sobre todo el momento en que le pide perdón por haber gritado antes. Lily necesita que Marshall vuelva, ¿dónde está Marshall? En casa de su madre. Aún. Según él, para cuidarla a ella; según ella, para ser cuidado y mimado. Sinceramente, la trama de Marshall es la que menos me ha interesado, no creo que fuese necesario mantenerlo un episodio más en Saint Cloud… Que sí, que daba juego para el día de San Valentín con Lily, que sin él lejos no hubiese habido Marshpillow, pero el caso es que me apetece ya cerrar la trama de la muerte de su padre y volver a la normalidad. Supongo que será a partir de mañana. En St. Cloud tenemos a Marshall en modo bebé, jugando con su Game Boy (¡la antigua, qué joya!) y dejando pasar la vida, cuando llega primero Lily (para rescatarlo) y luego Ted (para evitarlo). Pero… ¿qué pinta Ted en Minnesota? Pequeño flashback en la review….

Ted ha hecho caso de la teoría de Robin, la que dice que hacer galletas no significa hacer galletas, y se ha ido a pasar la noche a casa de Zoey. Con maleta y todo. Ay, Teddy… a tu edad y con errores de principiante. Al ver la maleta, Zoey se asusta y echa para atrás la cita, aunque luego no tarda en ir a casa de Ted y cambiar radicalmente de opinión. Entonces es Ted el que se hace caca encima… y huye a Minnesota. Y así, entre Dr. Mario y Super Mario Kart (¿hay un plan mejor?), los dos mejores amigos se dan cuenta de sus huidas y deciden afrontar las cosas. Vale, reconozco que aquí me ha gustado Marshall con esa historia que cuenta acerca de su padre, con esa visión del padre superhéroe que todos hemos tenido alguna vez, quizá aún tengamos de vez en cuando. El señor Eriksen veía en la oscuridad, y eso es precisamente lo que Marshall necesita hacer ahora, no dejarse comer por las tinieblas. Y hablando de ver…

Nunca dudé que Barney pudiera ver la vida asíNunca dudé que Barney pudiera ver la vida así

Nora y Barney. Apunten estos nombres porque me temo (y espero que así sea) que van a dar que hablar. Diría que por primera vez en la serie, y quitando a Robin, Barney es él mismo con una chica. Sin trucos (excepto el del huevo y la paloma), sin mentiras (bueno, alguna que otra al principio), sin… sin demasiado plabook, digamos. ¡Barney le ha echado el ojo en serio a una mujer! ¡Increíble! Y lo que es más fuerte: ¡ella ha ido a jugar al lasertag con él! Lo que demuestra no solo que es una crack, sino que además puede asomarse un futuro aquí… Me gusta mucho Nora para Barney, y me gusta recuperar ese rubito tontorrón que vimos en su día con Robin. You think she smells like rain!, le dice precisamente a la canadiense. Sé, por cierto, que me cansaré en breve del Barney enamorado, pero confío en que si lo emparejan con Nora le sepan dar un aire distinto a la relación del que tuvo el affaire Scherbatsky-Stinson. Veremos…

Resumiendo: sin ser un capítulo de los que marcan época, Desperation Day ha sido un muy buen capítulo. Reparto de tramas entre los cinco personajes, una Robin muy en forma, una Lily lunática, un Barney con una presunta trama de continuidad, un potencial gran fichaje llamado Nora, un pasito más en la relación Zoey-Ted (para los que odiamos esta pareja: ¡ya queda menos para que lo dejen!) y un Marshall que vuelve a Nueva York. Bien por él, por superar el duro trance cumpliendo paso a paso todas las etapas.

Ah, y un flashback glorioso, que me olvidaba a los romanos. Para acabar, una pregunta

¿Está Marshall bebiendo Tantrum?¿Está Marshall bebiendo Tantrum?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Desperation Day
Valoración

Categorías: How I met your mother Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »