Review HIMYM: Challenge accepted

Review HIMYM: Challenge accepted

La verdad es que era lógico. Sabíamos que había una boda, y sabíamos que el título de la finale era Challenge accepted; ¿acaso no era de cajón apostar por Barney como novio? Pues sí, y aquí arriba lo tenéis, listo para pasar por el altar, donde le espera… ¿quién? La finale de esta sexta temporada nos ha dejado tremendamente descolocados, con un cliffhanger que no tiene que ver con la supuesta trama principal y que probablemente no se resolverá hasta la próxima primavera. Es decir, tendremos tooooda una temporada por delante para saber a) quién es la novia y b) cómo narices logra convencer a Barney para que se casen. Las candidatas a la primera cuestión son dos: Robin y Nora. ¿Por quién apostáis? Dentro comentamos… y disculpad que empiece por el final del capítulo, pero creo que todo el meollo del episodio ha estado ahí. ¿Destripamos este Challenge accepted? Por cierto… ¡viva !

¡Buenas noticias! La semana que viene no habrá retrasos en la review de HIMYM.

HIMYM, 6×24: Marhsall sigue buscando trabajo, y tiene una interesante entrevista, pero se ve amenazada por el inminente desastre estomacal que se le viene encima, a juzgar por el estado de Lily; mientras, Ted y Barney se pelean por apretar el botón que destruirá el Arcadian, al tiempo que Ted se arrepiente de haber dejado a Zoey e intenta volver con ella, locura que SuitMan y Robin impiden. Hasta aquí, un capítulo normal. Normal incluso tirando a gris, podríamos decir. Con sus risas y eso, pero no demasiado digno de una finale, qué queréis que os diga. Ahora bien: últimos minutos, boda (música incluida, qué grande es y qué bien le sienta a la serie ese Let It Roll de George Harrison), padrino, novio… y zasca. Cliffhanger maravilloso. Echemos la vista atrás:

Kids, there are two big days in any love story. The day you meet the girl of your dreams, and the day you marry her (Chicos, hay dos días grandes en cualquier historia de amor. El día que conoces a la chica de tus sueños, y el día que te casas con ella)

Eso es lo que Ted dice en Big Days, la primera etapa de la sexta, con lo cual entendemos (de hecho, ya lo sabíamos) que en esa boda conoceremos a la madre. Eso descarta a Robin (one more time) y a Nora y a cualquier ente familiar, a menos que la vuelta de tuerca sea que a Ted le dé el puntazo y haga un 2×1 matrimonial, y le robe una de las dos mencionadas a Barney. No, no será así. Podemos dar por sentado que Ted y la chica de sus sueños se verán allí… por vez segunda, pero ahora se conocerán. Por fin le pondremos cuerpo al pie. Mi pregunta es: ¿veremos asiduamente la boda durante la séptima temporada? ¿Será un flashforward al que acudamos más de una vez para ir descubriendo cosas? ¿Cuándo sabremos exactamente quién se casa con Barney? Lo más normal sería que ese fuera el argumento de la siguiente finale: capítulo dedicado al bodorrio en el que SuitMan se pone el anillo (y se lo pone a Robin o a Nora) y en el que Ted ejecuta su magia habitual con la mother. Pero… siempre hay un pero. Luego iremos a él.

Barney y su chica. ¿Por quién apostamos? Nora tiene muchos números. Se intuye ideal para Barney, y además no tiene las desventajas de Robin: el fracaso de la relación que ya compartieron, el hecho de que ella sea alérgica al matrimonio… claro que quien tuvo, retuvo, y que tan alérgica es la canadiense como el propio Barney, así que… sí, realmente no es descabellado darles un 50% de opciones a cada una. Nora es la destinataria del “Challenge accepted!”, pero Robin…. Robin…

No hay una descripción disponibleUuuuuf… ¡piel de gallina!

Lo dicho: piel de gallina. Una escena mágica potenciada magníficamente por la falta total de sonido ambiente. ¿Notasteis el absoluto silencio dentro del coche? ¿Notasteis a Ranjit a punto de decir Que se besen? ¿Notasteis la química que derrochan estos dos? Vaya por delante que no soy nada fan de la pareja Robin-Barney; que para él prefiero a Nora y que para ella prefiero a… ¿a quién prefiero? Si Ted es imposible, me quedo con Michael Trucco, porque a Don sí que no lo soportaba… Pues eso, que pese a no ser fan de Robarney, la química está ahí. Ambos se dejaron llevar por la nostalgia y por aquello que solemos hacer todos los humanos: decirle a alguien (Ted) que no haga tal cosa (intentar volver con una ex) mientras nosotros nos empeñamos en hacerla. Ley de vida

Ted quería volver con Zoey, vamos a eso. Vamos a ver, Teddy Bear… ¿se te ha ido la olla o qué? ¿Acaso has olvidado la trampa de la grabadora? Mira que querer volver con la pesada esa… En su defensa tengo que decir que a mí, a su máximo detractor, también me ha dado penilla Zoey cuando Ted se la cruza por la calle. Pero bueno, de ahí a volver hay un cacho. Me ha gustado mucho el gag del Mosby débil, rescatando viejas relaciones, viejas redes de seguridad, cada vez que algo en su vida falla: “Hi, Natalie… you want to get coffee sometime?” Sí, la Natalie de Return of the Shirt. La mujer más abandonada por Ted. La más maltratada. La que practicaba Krav Maga

El rescate de Zoey en este capítulo no solo es absurdo e innecesario (las inseguridades de Ted se pueden sacar a la luz de mil maneras diferentes), sino que nos traza la perfecta metáfora de esta temporada. Los responsables de la serie han querido dibujar unas líneas paralelas muy claras entre el romance Zoey-Ted y el Arcadian: pasión, debate, derrumbe… Sin embargo, visto lo visto y aunque es cierto que esa parábola funciona, a mí me queda la sensación de que cada vez es más complejo meter mujeres en la vida de Ted sin implicar a la madre. La escala Victoria-Robin-Stella (las pongo en orden cronológico, ordenadlas como os plazca) es algo así como palabras mayores. La primera era encantadora en sí misma, y pese a que no estuvo mucho tiempo me consta que os marcó a muchos; la segunda… bueno, qué decir de la segunda, Martínez aún balbucea palabras como “lluvia” o “danza” cuando echa una cabezadita en la redacción; y la tercera… sí, no es la preferida de casi nadie, pero yo soy capaz de recrear la escena de la 2-minutes date segundo a segundo. ¿Qué quiero decir con esto? Dos cosas. Una, que es hora de enfocarnos a la madre, o al menos de no meter más grandes mujeres en la vida de Ted. No van a funcionar. No nos van a gustar. Y dos, que recuperar a Zoey para la finale no he tenido ningún efecto positivo. Lo que queríamos era olvidarla. Seguro que a todos nos ha hecho más ilusión recuperar a Ranjit que a ella…

De hecho, la finale ha sido algo descafeinada porque apenas hemos tenido cosas que la diferencien de un episodio normal, quitando los últimos minutos, y casi diría que segundos. Lo más importante que ha pasado son las puertas abiertas: Barney y su boda…

No hay una descripción disponible¡Por fin!

…y Padmallow y su embarazo. Sí, era un tema que había quedado algo escondido, a lo largo de la segunda mitad de la temporada. Recordemos que este fue el tema principal de la anterior finale, y de los primeros episodios de la sexta, pero con todo el asunto del padre de Marshall había quedado atrás. Los guionistas lo han querido resucitar de escondidas, y no sé hasta qué punto lo han logrado. Levanten las manos: ¿cuántos han dicho “bombo inminente” en cuanto Lily ha tenido la primera arcada? Aquí venía yo cuando he dicho lo de siempre hay un pero. El parto tiene todas las papeletas para acaparar la siguiente finale, porque si os fijáis Lily no tiene barriguita en la boda de Barney (¡qué raro queda escribir esto!), de modo que primero habrá alumbramiento y luego bodorrio. Otra cosa que no me ha parecido muy finale-sca es que apenas han interactuado los cinco personajes juntos. Hemos tenido tramas separadas, y en mi opinión es un foco erróneo. Las finales son mejores cuando se mezclan todos. En cualquier caso, agradezco la trama de Marshall y Lily por dos motivos. Uno,
por los efectos de sonido de velocirraptor. Ya sé que es una broma
tonta y fácil… pero oye, que me partía cada vez que sonaban… Y dos,
el potencial jefe de Marshall, que con sus vídeos ha hecho que se me removieran las tripas… ¡qué asco!

En resumen… una finale mejor que la anterior (el listón estaba bajo), salvada sobre todo por ese sundress de Nora que lleva a Barney a aceptar el desafío y acabar preguntándole a Ted que qué opina de la corbata. No sé qué me impacta más, si ver a SuitMan vestido de novio, o si contemplar cómo le pide consejo estilístico a Ted. Nos vamos de vacaciones con la gran pregunta de la novia a cuestas, que se suma a la gran pregunta de siempre, pero al menos tenemos encarrilado ya el tema del embarazo. Nos hemos reído con muchas cosas, incluso con los efectos especiales de demolición del Arcadian. Un Arcadian símbolo de una temporada de altibajos, globalmente considerada como mejor que la quinta, pero en mi opinión muy mermada por la presencia de Zoey. Un personaje vacío, que además confirma que Ted ya solo puede apuntar a lo más alto: a la mother. Nos reecontraremos con todo esto en la séptima, que será la mejor temporada de la serie porque ya sabéis lo que dice el sabio: new is always better… ¡Qué gran gag!

No hay una descripción disponiblePor un milisegundo, se quedaron conmigo…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review HIMYM: Challenge accepted
Valoración

Categorías: How I met your mother Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »