Review HIMYM: Benefits

La vuelta de Damages, la sobredosis lostiana pre-5×01, la inminente season-finale de Friday Night Lights… Podría decir que casi me olvidaba de que esta semana volvía . Pero no, no nos hemos olvidado. HIMYM ha vuelto con Benefits, un episodio genial, con grandes momentos que empezamos a repasar tras el salto…

Ha costado media temporada, pero hemos vuelto a una de las tramas más jugosas de esta cuarta: la historia entre Barney y Robin. Mejor dicho, la historia de Barney, porque Robin no sabe nada. Hasta ahora lo sabía Lilly (con lo cual quizá lo sepa Marshall…) y desde ayer lo sabe también Ted. Es de esperar que la implicada se entere en breve… ¿qué tal como cliffhanger entre esta temporada y la próxima? Y es que, dejada de lado la principal (cómo Ted conoció a la madre, ¿recordáis?), el affaire Barney-Robin es la única trama que subsiste entre capítulos. Las demás son tan triviales (y geniales) como la de éste: Marshall y la lectura de revistas

Marshall entrando al paraísoMarshall entrando al paraíso

Nuevamente, los guionistas tiran de uno de esos temas de debate para meter a Marhsall en una trama surrealista. Cada vez que avanza por ese pasillo para ir a… leer una revista, cada vez que interpreta la mirada de la gente de una u otra manera… es brillante. La guinda al pastel la pone, claro, Barney: “Reading a magazine means… masturbating, right?”

Tenía que pasar...Tenía que pasar…

Pero dejemos la carne y vayamos a mojar pan en la salsa del capítulo. ¿Estaba o no estaba cantado que Robin y Ted iban a volver a acostarse? Un poco sí… Lo que pasa es que muchos lo veíamos en términos algo más románticos. Pero este arreglo es ideal para los dos y para nosotros, porque la cantidad de gags que surgen a raíz de él son brutales. ¿Quién se lleva la peor parte? Barney. Él sigue enamorado de Robin, aunque lo quiera tapar ante Lily y después ante Ted. Sólo nosotros vemos estas escenas…

Terapia BarneyTerapia Barney

Una pregunta: ¿os gusta ver a Barney así? Yo empiezo a tener mis dudas… Sí, está bien sacarlo de sus típicas teorías, ligues, etc. Y es gracioso, sobre todo, ver cómo intenta disimular las lágrimas y la voz rota (¡Globo de Oro y Emmy para esa voz rota, ya!) Pero al mismo tiempo… ¿no da un poco de rabia desperdiciar así al personaje? ¿Para cuándo otra tirada de caña espectacular, como la Técnica del Viejo o la Táctica de la Ambulancia? Echo de menos más detalles como el que le suelta a Lily, explicándole con muuuchos detalles la diferencia entre una psiquiatra y una prostituta: “The woman in this scenario is a prostitute”…

En cualquier caso, uno de los capítulos de la cuarta que más nos han hecho reír. Ah, un último mensaje para Barney: he repasado mi Bro Code y no he encontrado nada sobre limpiar pisos de colegas: “Can't a bro clean another bro's appartment like bros do?”

Para cerrar, el top 3: los mejores momentos del capítulo. Selección totalmente personal que podéis (y debéis) criticar, alabar, desmontar, siempre desde el respeto, en los comentarios:

  • Un punto… para los momentos lacrimógenos de Barney, ¡qué actorazo!
  • Dos puntos… para Barney: “Reading a magazine means… masturbating, right?”
  • Y los tres puntos… para Ted y la broma de los sellos y El cartero siempre llama dos veces… ¡brutal!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »