Review HIMYM: Band or DJ?

Review HIMYM: Band or DJ?

Puedo decir una y mil veces que me disgusta la decisión de alargar How I met your mother una temporada, pero es oír los compases de la intro de The Solids y las penas se van. Ver HIMYM es estar en casa. Tras el acelerón de los tres últimos episodios pre-parón, la serie regresa con Band or DJ? y mantiene el listón a una altura más que razonable con dosis del mejor Barney, de invitados de lujo (impagable Leland Palmer Ray Wise) y de la tan solicitada ración de mother. Conclusión: muy fan de este 8×13. ¿Lo repasamos?

Los preparativos nupciales de Robarney, Marvin y sus problemas intestinales, y las agudas crisis de dos de los principales personajes de la serie centran esta vuelta al ruedo de la serie tras el descanso navideño. Las tramas regresan prácticamente justo donde las dejamos, en el terremoto que supone el compromiso (esta vez ya sí) de Robin y Barney. La periodista y el… ¿qué profesión adjudicarle a él? tienen que empezar a poner los cimientos de su enlace y eso pasa, inevitablemente, por lograr en beneplácito de Robin Scherbatsky, Sr. Gran personaje al que habíamos conocido un poco hace siglos cuando lo encarnaba otro actor, Eric Braeden, y al que ahora representa el fabuloso Ray Wise, inseparable de su papel en Twin Peaks. Wise ya nos había regalado aquella impagable escena del helicóptero en Mystery vs. History, pero ahora tanto actor como personaje se superan a sí mismos con esa (improbable) mezcla de carácter sombrío y afición por las reposiciones de Magnum

Esta trama nos regala un poco del mejor Barney, con su pelo teñido de moreno (hilarious!), con su ternura hacia Fluffernutter (si queréis saber más sobre las aventuras del conejo, no dejéis de visitar El blog de Barney), con esa larga explicación sobre cómo compró a Robin a unas tribus bárbaras (¿soy el único que pensó en Daenerys y Khal Drogo?)… pero sobre todo con dos frases para enmarcar: 1) “I’m behind you on this, Robin… Directly behind you” (Estoy detrás de ti en esto, Robin… Justo detrás de ti), pronunciado mientras se esconde literalmente detrás de su prometida; y 2) “Oh no! Fluffernutter peed all over my pants!” (¡Oh, no! Fluffernutter se ha meado en mis pantalones). Sin embargo, el momento carcajada de la noche es para la declaración de Mr. Scherbatsky:

“This is Barney? This man is blond. Grown men are not blond!” (¿Éste es Barney? Este hombre es rubio. ¡Los adultos no son rubios!)

Os parecerá una tontería y me disculparéis los rubios, pero me ha parecido muy gracioso e incluso un poco cierto

Review HIMYM: Band or DJ?

Pero la boda de Robarney desata otra crisis que reside, cómo no, en una nueva competición entre Lily y Ted. Y que da título al capíutlo: Band or DJ? ¿Grupo musical o pinchadiscos en la boda de Robin y Barney? Como quiera que los novios parecen ligeramente desentendidos de la organización de su propio enlace (o quizá conseguir la bendición paterna centra de momento todos sus esfuerzos), Lily y Ted capitanean las operaciones de boda. Ella opta claramente por la presencia de un grupo, él prefiere un DJ. Como muy bien explica: es como contratar a Kool and the Gang, ABBA, Beyoncé, Journey, Queen… todos juntos. Sin embargo, lo de Ted no es una elección con la cabeza, sino su enésima pataleta por haber perdido a Robin. Desde el final del capítulo anterior quedaba claro que el arquitecto estaba nuevamente tocado en su corazoncito, pero tras ver la entrega de esta semana queda claro que está algo más que tocado. Tampoco hundido, pero sí algo intermedio. Al fin y al cabo, lo que siento es muchísimo peor que todas esas patadas y puñetazos y agresiones juntas… y mira que eran unas cuantas. La lucha con la cabra, el directo del día de San Patricio, el brutal ataque de Punchy-Schmosby, el brutal (ahora en serio) ataque de Natalie… los épicos gritos con la sopa y con el tatuaje. Es tan curioso como significativo: cuanto más recientes eran las anécdotas de ted, menos las recordaba.

Ted se resiste a confesar su estado anímico y, como de costumbre, es Lily quien tiene que darle un empujón. La señorita Aldrin siempre ha sido, de alguna manera, la custodia ética y moral del grupo, el Pepito Grillo, la madre espiritual. Es la que aporta una visión más realista (y cruda a veces) de la vida, la que se echa a la espalda el peso de decir las cosas a la cara. Por eso cuando ha cogido a Ted de la oreja y lo ha subido a la azotea todos esperábamos que le pusiera, metafóricamente, los dedos en la garganta para hacer vomitar, oooootra vez, lo mucho que quiere a Robin, o lo poco feliz que está con la boda, que es lo mismo. Y, sin embargo, hemos tenido algo más que eso: Lily ha confesado sus propias miserias. Siendo como es el personaje menos mimado por los guionistas (o el menos aprovechable, no lo tengo muy claro), lo cierto es que la profesora ha logrado robar el capítulo metiéndoselo (y metiéndonos) en el bolsillo con una declaración dura (impropia de una sitcom de buena familia), sincera y dolorosa. Quizá una verdad más cotidiana de lo que parece, pero una verdad de las que se esconden en todo caso. Bravo por Lily, y bravo por Alyson Hannigan.

En resumen: capítulo de notable alto, con risas y tramas relevantes. Me ha gustado el tono del personaje de Ray Wise, aunque he echado de menos alguna referencia a Twin Peaks, y Barney ha estado breve pero brillante. Los más desdibujados han sido Robin, cuyos tiempos de gloria cómica quedan un poco atrás, y Marshall… aunque éste siempre saca tiempo para dar en la diana: sabemos que tiene fotos comprometedoras vestido de animadora en el instituto, su escena con el confetti ha estado genial y durante el gag de Infiltrados ni él ni (sobre todo) Josh Radnor lograban aguantar la risa. “Are you a cop?!

himym-813-confetti

Como colofón, nos han visitado Cindy y su chica, partes importantísimas en la jugada del destino que lleva a Ted a conocer a la mothermomento para el que por cierto ya tenemos fecha: 25 de mayo de 2013. A buen seguro, día de emisión de la finale de la octava temporada, día del enlace de Robin y Barney y día en que Ted, pero quizá no nosotros, verá a su media naranja. En el puzzle que es esta serie, acabamos de desbloquear las piezas mano, muñeca y antebrazo, que se unen a las de pie y tobillo que teníamos desde hace unos años. Paciencia, kids, paciencia

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review HIMYM: Band or DJ?
4.4 (87.84%) 74 votes

Categorías: How I met your mother Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »