Reviews

Review Heroes: The Wall

ElMuro

Bajo el título de una de las canciones y álbumes más conocidos de Pink Floyd se estrenó anoche un nuevo capítulo de Heroes. The Wall ha sido emocionante e intenso, destacando sobremanera la trama de Peter y Sylar, que, al contrario de mis expectativas, me ha gustado bastante. Además, hemos conocido más detalles acerca del pasado del siempre interesante Noah Bennet. Las piezas ya están colocadas para la season finale de la semana que viene. De momento, os dejo con la review de este capítulo…

Sylar y Peter encerrados en una misma pesadilla durante lo que les ha parecido años y años de soledad compartida. Poético y metafórico, así ha sido el argumento protagonizado por estos dos enemigos obligados a entenderse. En el episodio anterior vimos cómo Peter, al intentar despertar a Sylar, quedó él también en estado inconsciente. Entonces me pregunté si Matt tendría algo que ver con esto, pero en The Wall queda claro que no. Simplemente, a Petrelli se le fue de las manos su poder. La semana pasada también me preguntaba si habría alguna lucha de titanes. Pues tampoco. No ha habido ningún combate entre los dos “especiales”, al menos, ninguno físico. Lo digo porque la primera imagen que vemos de Peter, con una espada en las manos, nos hace presagiar, al menos por algunos segundos, algo que finalmente no llega a ocurrir.

Sylar cree que lleva 3 años viviendo en una ciudad fantasma, sin más compañía que la de libros como Los pilares de la tierra o Trampa-22. En todo ese tiempo le ha dado tiempo a reflexionar y arrepentirse de todos sus actos, aunque Peter no lo tiene tan claro. Por ese motivo, cuando intenta devolver a ambos a la consciencia, percibe que no es capaz de ello. Y es que, en el fondo, no está tan seguro de si es recomendable volver a dejar suelto por ahí a un psicópata que, para más inri, asesinó a su propio hermano.

Es en ese momento cuando descubren un muro que recorre toda la ciudad. Metáfora y realidad se unen, ya que ese muro es lo que tiene atrapado al Sylar en coma en el sótano de Matt, pero, por otra parte, en el sueño es también la única salida de ambos de esa pesadilla. Para ellos dos van pasando los años, sin que sean capaces en todo ese tiempo de que el muro ceda aunque sea un milímetro. Y es que en todo ese tiempo, Peter sigue sin creer del todo a Sylar. Sigue viéndolo como la persona que mató a su hermano, y sigue despreciándolo por conservar los recuerdos de Nathan. Esta constante batalla psicológica, materializada en el interior de Peter, sólo cesará al final del episodio, cuando, por enésima vez, Sylar le pide perdón y afirma que nunca más herirá a nadie. Pero esta vez, Peter sí le cree. Tras “años” de convivencia han llegado a conocerse y comprenderse. Y, de este modo, ambos son capaces de romper el muro y recuperar el conocimiento.

Peter se pone tensoPeter se pone tenso

Tratándose de Sylar, no todo podía ser tan ideal, así que agradezco a los guionistas que nada más despertar vuelva a sembrar la duda en todos nosotros al preguntarse si al haber sido una simple pesadilla, todo lo que ha pasado en ella quizá es menos real de lo que le parecía cuando estaba en ella. ¿Quiere decir eso que ya no tiene tan claro ese arrepentimiento y ese remordimiento de conciencia? Veremos…

El caso es que Peter y Sylar, ya despiertos, deciden encaminarse al circo para salvar a Emma, cuando hace su aparición Eli, el hombre replicante, que no está dispuesto a que le joroben el plan a su jefe. Cómo han sabido de los planes de estos dos, no lo sé, aunque lo más lógico es pensar que tienen a algún miembro con poderes de predicción entre sus filas.

En cuanto a Claire y Noah, en este episodio han tenido que enfrentarse al pasado más oscuro del eterno hombre de las gafas de pasta. ¿Y en qué mítico lugar podría tener lugar esto? Evidentemente, en la Casa de los Espejos, que como sabemos seguirá teniendo un gran protagonismo en el episodio final, cuando se haga realidad la premonición de los Petrelli. Allí, el “haitiano” del circo proyecta las memorias de Noah en los espejos.

Tal y como apuntó Mattut en un post anterior, los capítulos 17 de Heroes repasan algún aspecto de la vida de Noah. Así, tras los grandes Company man y Cold Wars, este The Wall no podía ser menos en este aspecto. Esta vez nos enteramos de que hace ya décadas era un simple vendedor de coches con aspiraciones de escritor, casado con una tal Kate, cuya anodina vida se rompió cuando un hombre con telequinesis entró en su casa a robar, asesinándola a ella, y al hijo que ambos esperaban. Desde ese momento Noah juró venganza, y comenzó a investigar sobre otras personas con habilidades, con el único objetivo de encontrar al asesino de su esposa. Fue entonces cuando Thompson contactó con él para ofrecerle trabajo en la compañía, donde compartiría sus primeros años con Claude, el hombre invisible (aquí reconozco haberme puesto algo nostálgica).

Fue sin querer querieeeendoFue sin querer querieeeendo

En ese tiempo se convirtió en un hombre solitario de gatillo fácil, reconcomido por el odio. Si no llega a ser por la Compañía, así habría seguido, pero le “obligaron” a formar una familia para encontrar el equilibrio que le faltaba. Pues sí. Se casó con Sandra básicamente porque pasaba por ahí. Entre eso, el adjetivo que utiliza para describir a Claude (anormal), y una última escena protagonizada por el haitiano, Gretchen y él mismo, Claire no aguanta más y se va enfadada de nuevo con su progenitor. Eso era lo que Samuel quería lograr, creyendo que así Claire se tiraría a sus brazos (no olvidemos que ella sigue siendo un pilar importante de su plan), pero… no.

Pese a todo la rubia sigue adorando a su padre, de modo que finalmente Samuel tira la toalla con ella y decide enterrar a ambos vivos bajo varios metros de tierra. Habrá que ver cómo se las apañan estos dos, ya que una vez el circo se ha vuelto a mover, se han quedado en medio de la nada. Espero que ninguno de los dos sufra de claustrofobia…

¿Y por qué se ha vuelto a mover el circo? Muy sencillo. Samuel tiene la intención de plantarse en Central Park con sus discípulos, para mostrar a todo el mundo (y especialmente a sí mismo) qué es capaz de hacer. Su gran sueño ahora mismo no pasa por vivir en un cuento de hadas con Vanessa. Ahora prefiere descubrir si sus poderes pueden ser tan grandes como para cargarse toda una ciudad. Tiembla, Nueva York. Y tiembla, Emma, que estás a un paso de matar a las mismas personas que semanas atrás miraban embelesados cómo tocabas el chelo en un banco de ese parque.

>

Lauren, en la boca del loboLauren, en la boca del lobo

Y ahora vamos con lo negativo del episodio, personificado en una persona, Lauren. Menudo planazo. En el anterior capítulo la veíamos llamar a Tracy en lo que nos daba a entender que iba a suponer una alianza de las dos mujeres para hacerle frente a Samuel y los suyos. Y en este episodio se presenta tan pancha en el circo, y para más inri suelta a la primera desconocida que se le acerca (en este caso, Emma) los planes que tiene de derrotar a Sam.

Primero… ¿dónde está Tracy? ¿No podía haberla esperado y tramar algo juntas? ¿Por qué tiene la lengua tan larga? Y encima… ¿cómo puede pretender, ingenua de ella, que Emma no la delatase? Ay, Lauren, Lauren, que parecías más lista que todo esto… Al final Samuel, tras dejarle claras sus oscuras intenciones para horror de la rubia, ha dejado a cargo de Eli la vigilancia de la chica. Lo único bueno de toda esta historia es que finalmente ha podido escaparse, algo que tampoco ha parecido importar mucho a ninguno, ya que la considerarán demasiado débil como para preocuparse por ella. Espero que en el capítulo final se resarza un poco y haga algo de provecho, como por ejemplo… ¡ayudar a Noah y Claire!

Y, por fin, llega vuestro turno. Comentarios, ruegos, sugerencias, interrogantes… ¡A hacer uso de vuestra libertad de expresión!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Heroes: The Wall
Valoración

Categorías: Reviews Series Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »