Review Heroes: The Art of Deception

Lydia nueva lider

Son muchos los espectadores decepcionados con Heroes, algo que se demuestra cuando, por ejemplo, echamos un vistazo a la audiencia de la serie y somos conscientes de que cada semana va cayendo en picado. Pese a ello, hay que reconocer que este The art of deception (El arte del engaño) ha estado mucho mejor que los episodios de las últimas semanas. Se ha avanzado en la trama y han tenido lugar algunos sucesos que seguramente traerán cola. Sin más preámbulos, analicemos lo que ha dado de sí este 4×17 con el que entramos de lleno en la recta final de Redemption.

Dos grandes líneas argumentales han formado parte de este capítulo, a cada cual más intensa. Por un lado, Sylar ha buscado la ayuda de Matt para que le quite sus poderes; y por otro, Noah y Lauren han decidido detener de una vez por todas a Samuel.

Comencemos por nuestro villano en vías de recuperación, Sylar. Sigue empeñado en dar un cambio en su vida, en dejar de matar a diestro y siniestro, en no quedarse solo en el mundo. Y por eso decide que la mejor opción que tiene es que Matt Parkman entre en su mente y de alguna manera se desprenda de todas sus habilidades. Que Sylar quiera cambiar no significa que no siga siendo un enfermo retorcido, y de hecho, la mejor manera que tiene de convencer a Parkman de que quiere dejar de hacer maldades es amenazarlo con dañar a su familia. Di que sí, Gabriel. Este hombre es único, no hay duda.

Tras varios intentos, Matt llega a la conclusión de que lo mejor que puede hacer no es sólo quitarle los poderes a Sylar, sino dejarlo en un estado inconsciente, enterrado, literal y metafóricamente, en su propia mente. Así, asistimos a una nueva escena truculenta (esta temporada está habiendo muchas) donde vemos cómo Matt está emparedando en el sótano de su casa al hombre que quiso cambiar. Creepy. ¿A quién se le ocurre semejante barbaridad? ¿Quién es capaz de vivir en una casa sabiendo que hay alguien enterrado en ella? Matt, te me has vuelto demasiado siniestro. Si querías enterrarlo, al menos podías haberlo hecho en medio del campo… En fin. El caso es que finalmente la cosa se complica con la aparición de Peter Petrelli.

La pesadilla de MattLa pesadilla de Matt

El eterno antagonista de Sylar (aunque cada vez lo sea menos) vuelve a tener la premonición de Emma, y no puede ignorar que en esa visión del futuro, Gabriel la ayuda, y con ello, salva a todas aquellas personas que la aspirante a doctora podría matar con el chelo. Sin más explicaciones, Peter se presenta en casa de Matt, supongo que para pedirle ayuda en una nueva búsqueda del asesino… y le toca el premio gordo. En seguida descubre que está en el sótano, y baja con la intención de despertarlo para que se cumpla su sueño premonitorio. Antes de nada, por cierto, se hace con el poder de manipulación de Matt. Mmm, la cosa se pone interesante. De todos modos, y haciendo un inciso, no puedo evitar recordar cuando Peter tenía el poder de la empatía, y era capaz de tener tantos poderes o más como el propio Sylar. Entonces siempre estaba la tensión y emoción de poder presenciar alguna pelea entre ambos donde hicieran alarde de todas las habilidades que tenían. Ahora nadie está al nivel de Sylar, nadie puede hacerle frente… y eso es un pelín aburrido. Habrá que resignarse de todos modos, porque no creo que a estas alturas vayan a devolver a Peter su poder original.

Esta primera trama termina con el mismísimo Peter Petrelli también perdido en su propia mente, o en la de Sylar, no me queda muy claro. El caso es que al intentar despertar al villano, Peter también ha quedado inconsciente. No sé si Matt habrá tenido algo que ver en esto, ya que quería impedir que despertara a Sylar. Ya lo veremos la semana que viene.

La segunda trama ha contado con la intervención de bastantes personajes. En el carnaval, Samuel es consciente de que su nivel de popularidad ha bajado de manera estrepitosa después de que toda su “familia” fuera testigo de cómo se cargaba todo un pueblo, dejando unos 200 cadáveres a su paso. Lydia ya ni se molesta en disimular cuánto lo desprecia, algo que molesta mucho a Samuel, quien cree que cada vez se parece más a su hermano Joseph. Y todos sabemos cómo acabó éste… El caso es que Sam promete que va a volver a ganarse a sus colegas, sea cual sea el precio a pagar.

Claire descubriendo el pastelClaire descubriendo el pastel

Por otra parte, Claire decide que es hora de aclarar las cosas con su padre, y va a visitarlo. Pero no es precisamente a él a quien encuentra, sino a Lauren, y un montón de papeles e información sobre el circo de Samuel. Es así como se entera del terremoto que ha matado a tanta gente, y llega a la conclusión que no puede mantenerse al margen. Mientras Noah y Lauren preparan sus armas para detener por fin a Samuel, Claire se presenta en la feria para convencer a su líder de que se entregue. Sería la mejor manera para que nadie resultara herido, y, al fin y al cabo, él debe responsabilizarse por sus malos actos. El caso es que… ¡Sam está de acuerdo con la rendición! ¿Hay alguien que se lo haya tragado? Pues sí, aparte de sus discípulos, Claire también se lo cree. La ex animadora es demasiado inocente a veces.

El caso es que Samuel prosigue con su oscarizable interpretación, y les da una charla alentadora a todos sus amigos, donde utiliza las fórmulas habituales y el glosario que a estas alturas resulta de lo más manido. Va a entregarse por ellos, para que nadie más sufra. Lo que hizo está mal y su familia no se merece eso. Bla, bla, bla…. Y entonces, el caos. Alguien empieza a disparar contra todo el mundo, hiriendo a Samuel y matando a Lydia. Qué oportuno. La persona que podría haberle arrebatado el puesto de líder, puesto que como él mismo comentó al principio del episodio, cada vez más gente tenía en cuenta sus opiniones. Demasiado peligroso.

Adiós a un gran personajeAdiós a un gran personaje

Evidentemente, todo es una trama orquestada por Sam y el replicante para recuperar la confianza perdida de sus compañeros. Eli es quien disparó a sus propios colegas, para a continuación atrapar a Noah y hacerle cargar con las culpas. Y vaya si lo ha conseguido. Con Lydia fuera de combate, ya no hay nadie que pueda contrariar sus decisiones. Ni siquiera Edgar, el desterrado, que al final del capítulo vuelve al hogar para despedirse de su hermana, clamando venganza contra Bennet, cómo no.

Por cierto, Emma ha llegado por fin al carnaval, para echar una mano a los heridos. Todo parece indicar que cada vez está más cerca de hacerse realidad el sueño de Angela y Peter.

El capítulo termina con un Samuel que ha salido reforzado gracias a su siniestro plan, con Claire y Noah Bennet encerrados, y con una Lauren en quien confiamos ciegamente para que rescate a padre e hija. Y lo hará con la ayuda de Tracy Strauss, que tras varios episodios desaparecida en combate, vuelve por la puerta grande a la serie para la batalla final que estoy deseando que comience. Un capítulo bastante entretenido, y mucho mejor que los inmediatamente anteriores, ¿no os parece?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Heroes: The Art of Deception
Valoración

Categorías: Heroes Reviews Series Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »