Review Heroes: Strange Attractors

Review Heroes: Strange Attractors

Tal y como explican en este séptimo capítulo de la cuarta temporada de Heroes, los atractores extraños son partículas que no deberían juntarse porque no tienen nada en común, pero si de alguna manera se unen, se vuelven muy poderosos. Así se llama este episodio, que, entre otras cuestiones, nos muestra un nuevo acercamiento de Samuel a uno de nuestros protagonistas. ¿Quieres saber a quién? Pues sigue leyendo y comentamos el 4×07, ¿no?

Tres líneas argumentales claras han compuesto el episodio, las tres a mi parecer repletas de tensión. Por una parte Claire y Gretchen intentando sobrevivir a las malvadas argucias de Rebecca. Por otra, Matt perdiendo totalmente el control sobre el Sylar de su interior. Y por último, Noah y Tracy intentando infructuosamente salvar al niño sanador/matador, Jeremy.

Claire y Gretchen siguen con su particular TSNR (ya sabéis, tensión sexual no resuelta), que nos ha dejado en este capítulo algún momento para el recuerdo de los más fanáticos de la rubia animadora: cuando ambas comparten el pequeño espacio de un maletero, y parece que puede pasar algo pero… En fin, Claire dice estar confundida, pero si algo tiene claro es que no quiere perder por nada del mundo la amistad con Gretchen, la única persona en mucho tiempo a quien ha podido contarle todos sus secretos y en quien confía totalmente. ¿Y qué hacen las dos en un maletero? Pues muy sencillo. Como suele ser habitual en las universidades estadounidenses, si las chicas quieren formar parte de una hermandad, han de pasar una serie de pruebas que las hagan dignas de tal honor. Y en el caso de Psi Alpha Chi (menudo nombrecito), estas pruebas son de lo más siniestras.

Claire y Gretchen, ante las pruebasClaire y Gretchen, ante las pruebas

Rebecca y compañía dejan a las dos amigas junto con otras dos aspirantes en un matadero abandonado repleto de pistas falsas y trampas. Deben encontrar un tesoro secreto. El problema es que muy pronto Claire se dará cuenta de que no se trata sólo de un tétrico juego. Hay alguien, probablemente alguien con poderes como ella, que está intentando nada menos que matar a Gretchen, al igual que ya logró matar a su anterior compañera de habitación. Y efectivamente, después de varios intentos fallidos por parte de Rebecca, Claire consigue descubrirla a tiempo y a la chica invisible no le queda otra que salir huyendo. El problema es que las otras dos chicas que participaban también en la misión son testigos de las habilidades de ambas. Me parece que en breve tendremos una aparición estelar del haitiano…

Por otro lado, Matt sigue pasándolas canutas por culpa de Sylar, quien logra de forma eventual controlar su cuerpo, para, por ejemplo… hacer el amor con su mujer Janice. Matt está cada vez más desesperado, mientras que Sylar no deja de picarlo e incluso lo amenaza con que la próxima vez que se haga con el control del cuerpo de Matt, hará cosas muy malas. Al ex policía no le queda otra que pedirle a Janice que se vaya con su hijo y lo deje lidiar él solo con sus problemas.

Y es en este momento cuando viene una de las soluciones dramáticas más hilarantes de la serie: Matt descubre que la única forma de hacer daño a Sylar, hasta el punto de hacerlo desaparecer, es… ¡darle al alcohol! Así que, al más puro estilo de Bender (Futurama), se bebe hasta el agua de las macetas para lograr deshacerse del antiguo relojero. Al final Matt, que está borracho como una cuba, acaba desmayándose, feliz en su victoria… Pero no. No podía ser tan fácil. Al despertarse, Parkman descubre horrorizado que Sylar no ha desaparecido. Sigue ahí, como siempre. Pero esta vez las tornas han cambiado: esta vez controla por completo el cuerpo de Matt, y como ya avisó, no tiene muy buenas intenciones… Miedo me da lo que puede hacer Sylar con el poder de Matt. Ya lo veremos.

Por cierto, antes de acabar con esta trama, me gustaría mencionar que, por fin (!) se ha hecho referencia a Mohinder. ¡Yo creía que se lo había tragado la tierra! Al principio del capítulo, Matt intenta, sin éxito, ponerse en contacto con él para pedirle ayuda. Lamentablemente esa ayuda ya no le va a servir de mucho… o sí, quién sabe. ¡En Heroes nunca se sabe!

Noah y Tracy hacen equipoNoah y Tracy hacen equipo

Y para finalizar, vamos con Noah, Tracy, Jeremy y Samuel, que se han relacionado directa o indirectamente en el episodio. El hombre de las gafas de pasta le prometió a Jeremy que no dejaría que lo metieran en la cárcel, y no deja de luchar en todo momento para lograr cumplir su promesa. Sin embargo, los policías del lugar no están muy por la labor de dejar al chico libre, ya que saben, al igual que el resto de habitantes de la ciudad, que Jeremy es peligroso. Que va matando animales por ahí. Y no se creen la historia preparada por Noah de que los padres murieron accidentalmente por un escape de gas. Noah decide entonces pedir ayuda de Tracy, sabedor de que ella va a identificarse con el niño cuando escuche su historia. Y es que Tracy ya estuvo en ese mismo punto en que ahora está Jeremy, cuando no sabía controlar su habilidad y estaba muerta de miedo, incluso llegando a barajar la opción de suicidarse para dejar de ser un peligro público.

Tal y como le ocurrió a Noah (qué cambiado está este personaje, ¡quién diría que iba a acabar justificando una muerte causada por el mal uso de una habilidad!), Tracy se involucra emocionalmente en el tema desde el primer momento. Pero, para complicar las cosas, ¿quién puede aparecer? Pues nada menos que Samuel, que traslada a Tracy al circo y empieza a describirle las virtudes de vivir allí con él y con el resto de personas con poderes, todas queridas, y todas felices. Un lugar donde dejan de ser invisibles, donde comparten la misma visión de la vida, donde reciben cariño… Un hogar. Por cierto, Samuel podía empezar un poco a variar de discurso. En un principio la intención de Samuel es reclutar a Jeremy, pero también le deja la puerta abierta a Tracy, regalándole una brújula (de nuevo, una brújula, como la que tatuó en la piel de Peter) que le indicará el camino hacia ese hipnótico lugar en cuanto ella lo desee.

La resolución de la trama de Jeremy no puede ser más triste y violenta. El chico, a quien Noah le ha buscado una nueva identidad y a quien vuelve a prometer que todo irá bien, acaba matando accidentalmente a un hombre que al salir de la comisaría comienza a increparle, al igual que el resto de habitantes del pueblo. Pero él es el único que toca al chaval. Jeremy, espantado con la situación, acaba entregándose voluntariamente a la policía, pero un par de agentes deciden tomarse la justicia por su mano y lo asesinan en un solitario callejón.

Este suceso actúa como catalizador para que Tracy se enfade con Noah y le pida que nunca la vuelva a llamar, echándole en cara que quisiera darle una vida invisible al chico, cuando lo que éste necesitaba era un hogar verdadero. No cabe duda de que las palabras de Samuel han calado hondo en la chica, que acaba el episodio echándole una mirada a la tentadora brújula que podría suponer un cambio a mejor en su vida. ¿O no? Por cierto, Samuel es el protagonista de la última escena del episodio, donde vuelve a mostrar el poderío de su habilidad, derrumbando la comisaría de policía en venganza por lo sucedido.

En fin, un episodio que podríamos decir que es de transición, ya que más que nada ha servido para recolocar algunas piezas (Sylar en control del cuerpo de Matt), además de mostrarnos el origen de alguna que otra posible motivación posterior (Tracy uniéndose a Samuel, o Claire rechazándolo si descubre que Rebecca trabaja para él). ¡Que empiece la acción!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »