Review Heroes: Once Upon a Time in Texas

Ayer se emitió uno de los capítulos más esperados de esta cuarta temporada de Heroes. Hemos recordado el gran Homecoming, y hemos vuelto a ver a viejos (y nunca olvidados) amigos. Además, cómo no, hemos visto a algunos de los protagonistas en su versión de la primera temporada, cuando lo único que importaba era salvar a la animadora. Todo ello sin obviar un final de infarto (lo mejor del episodio) que ha puesto todo patas arriba y que me ha dejado con la boca desencajada. ¡Vamos a comentarlo!

Tal y como lo habíamos dejado hace un par de capítulos, Hiro está frente a la cafetería de su querida Charlie, con la noble intención de salvar su vida del malvado Sylar. El verdadero Sylar, ese hombre sin escrúpulos obsesionado con coleccionar poderes, a quien nada más conocer a la camarera se le activó ese tic tac de su cerebro al descubrir la privilegiada memoria de ésta.

Mientras tanto, hemos tenido una pequeña trama de Noah, algo ligera para lo que nos tiene acostumbrados. En ese pasado de animadoras, bailes de bienvenida y hombres mata-cerebros, descubrimos que Noah tenía una relación algo más que profesional con una compañera de Primatech llamada Lauren. Estaban enamorados, aunque Noah seguía amando a su mujer y su hija, incluso llegando a afirmar que algún día les contaría la verdad sobre su trabajo. Al final, tras algunos coqueteos y declaración de intenciones, Lauren decide pedirle al haitiano que le borre su memoria para así no interferir en la vida personal del señor Bennet. Un bonito gesto de amor. Por cierto, en esta línea argumental volvemos a ver a los ya extintos Isaac y la maravillosa Eden (qué pena su muerte), en una aparición casi testimonial donde Noah explica que la chica de los cuadros de Isaac es su hija Claire, y que hará lo posible para evitar que Sylar la mate.

Vuelve Isaac... por un momentoVuelve Isaac… por un momento

Prosiguiendo con la trama más importante del capítulo, descubrimos que en el circo de Samuel está a punto de morir Arnold, su hombre del tiempo. No puedo evitar sentir ciertos escalofríos al pensar que a Hiro le puede esperar el mismo final si sigue congelando el tiempo y viajando por el mundo. Samuel decide entonces que no puede esperar más para fichar al japonés, a quien necesita desesperadamente para “arreglar ciertas cosas del pasado”. Así que le pide a Arnold que haga un último esfuerzo para enviarlo justo donde está Hiro.

Y así, sin más, Samuel se aparece ante Hiro en la cafetería, y le asegura que va a apoyarlo y protegerlo en su misión de salvar al amor de su vida. Pero también le recomienda que tenga cuidado en no cambiar nada más del pasado, porque podría tener graves consecuencias. Siendo consciente de ello, Hiro consigue parar el tiempo justo cuando Sylar iba a cometer su crimen contra la camarera, y lo encierra en el maletero de un autobús con destino al instituto de Claire, para no estropear la línea del tiempo. Sin embargo, Hiro cae en la cuenta de que si a Charlie no la matan, el Hiro del pasado no viajaría 6 meses antes para intentar salvarla, y por tanto, nunca se conocerían y no se enamorarían. Esto lo arregla fácilmente apareciéndose ante sí mismo, en una cómica escena donde su yo del pasado se pregunta dónde está su espada (y seguramente también por qué sigue pareciendo el mismo pardillo de siempre…) Y es que este Hiro del futuro no se parece en nada al Hiro que vio Peter Petrelli en el metro. Lo que pudo ser y no fue… En fin, le comenta que se olvide de salvar a la animadora: tiene que ir al pasado para ayudar a Charlie.

Y de ese modo tan sencillo, Hiro y Charlie vuelven a conocerse y la línea temporal parece seguir su curso. Hiro va a por Charlie y la abraza, pidiéndole que vayan a cualquier parte del mundo donde ella quiera. Charlie quiere ir a Otzu, Japón, donde nació Takezo Kensei. Sin embargo, empieza a sentirse mal debido al aneurisma de su cerebro. Al parecer Charlie estaba destinada a morir, ya fuera a manos de Sylar, ya fuera debido a su tumor. Pero Hiro no se da por vencido y vuelve a buscar a Sylar, consciente de que el villano podría ser capaz de “arreglar” el cerebro de Charlie. Ambos acaban haciendo un trato con él: si Sylar le salva la vida a Charlie, Hiro le contará su futuro. Quién nos hubiera dicho en esa primera temporada que ambos iban a formar este inesperado equipo… En cuanto Charlie es curada, Hiro le cuenta a Sylar que matará a mucha gente y cogerá muchos poderes, pero morirá solo cuando los demás héroes se unan para detenerlo. Y nadie llorará por él. A Sylar parece importarle poco el asunto, así que sigue adelante con su plan (como ya sabemos, fallido) de matar a Claire.

Y así, sin más, Charlie y Hiro parecen tener por fin todo a su favor para tener ese final de cuento tan esperado por él. Sin embargo, tras el beso de amor entre ambos que parecía presagiar ese happily ever after… vuelve a aparecer Samuel con un as bajo la manga. El maestro de ceremonias, utiliza por última vez el poder de Arnold para enviar a la camarera a algún lugar desconocido. Y no piensa decírselo a Hiro hasta que no lo ayude a volver al pasado, para arreglar un error que cometió hace ocho semanas. A nuestro inocente héroe no le queda otra que aceptar el trato.

¿Pero qué te han hecho, Mohinder?¿Pero qué te han hecho, Mohinder?

Y aquí viene el cliffhanger. Hace ocho semanas… ¡Samuel mató a Mohinder! Por fin Mohinder. Quién nos iba a decir que le íbamos a echar tanto de menos al final. No sabemos los motivos de su muerte, lo único que parece claro es que Samuel se arrepiente muchísimo de ello. ¿Pero qué pasa aquí? ¿Tan importante es Mohinder como para que Samuel lo considere un grave error y quiera evitar su muerte? ¿Tan importante es como para que Samuel no quiera que el resto de su gente lo descubra? Un final de lo más impactante, que va a hacer que no me quite de la cabeza todas estas preguntas (y más que seguro irán surgiendo) en toda la semana. ¡Estoy deseando que las respondan!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Heroes: Once Upon a Time in Texas
Valoración

Categorías: Heroes Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »