Review Heroes: Into Asylum

Review Heroes: Into Asylum

Después del subidón de Cold Snap esperábamos con optimismo este prometedor Into Asylum. No es el capítulo esperado, en eso creo que coincidimos la mayoría, pero es un capítulo correcto. Heroes arrastra demasiados errores del pasado, como los incongruentes cambios de bando de Nathan, la pérdida de importancia de Peter Petrelli o la indiferente situación de algunos personajes (Claire, Hiro). Into Asylum reconduce las historias hacia un futuro mejor que pasa, sin duda, por la deliciosa unión entre Sylar y Danko. ¿Comentamos el capítulo?

¡Habemus review!

  • Episodio 3×21: Into Asylum
  • Fecha de emisión: 30 de marzo

¿Es Into Asylum un capítulo malo? No. Es bastante mejor que cualquiera de sus compañeros de Villains. ¿Es Into Asylum un gran capítulo? Tampoco. Las historias que lo sostienen dejaron de ser apasionantes hace tiempo. Básicamente porque Nathan ha cambiado más veces de bando que Claire de pelo. Y porque Angela Petrelli y Noah Bennet se siguen moviendo en esa especie de limbo entre el bien y el mal que desconcierta. No todo ha sido negativo: Sylar y Danko trabajan juntos. Veamos…

La historia de Claire y Nathan
Padre e hija se esconden en México. Ahora que Danko conoce la habilidad de Nathan, la tarjeta de queda libre de la cárcel que tenía Claire se ha esfumado. Conclusión: Danko está al mando de las operaciones y Nathan es una presa más. La historia de México se centra en la relación padre-hija, inexistente hasta la fecha. Nathan es un mal padre y Claire probablemente no sea la mejor hija, pero están condenados a entenderse. De ahí que nos muestren sus aventurillas, en las que Claire ha dejado de ser la chica más odiosa de la televisión para ser simplemente odiosa.

Primer (y último) objetivo de la aventura: conseguir dinero. Claire vende su collar y consigue la primera recompensa, pero Nathan es mucho más machote y mucho menos generoso como para empeñar su reloj, por eso decide ganar dinero a base de chupitos. El resultado es una soberana taja de tequila. No le echamos nada en cara al pobre Nathan, todos hemos caído alguna vez bajo los efectos de esa bomba mexicana. Claire entra en juego con su riñón inmortal y tumba al último bebedor profesional. ¡Victoria! La historia es bastante simple, pero de fondo encontramos varios reproches entre personajes que demuestran la horrible relación entre pare e hija. El final no defrauda, ya que es tan simple como el resto de la trama. Nathan recupera el collar que había empeñado Claire. Y empiezan una vida que pasa por hacer frente a Danko. Sí, Nathan ha vuelto a cambiar de bando, aunque esta vez tiene una explicación razonable. Lo extraño es que estuviera cazando héroes volando…

Vámonos, ClaireVámonos, Claire

La historia de Angela y Peter
Transcurre íntegramente en una iglesia, un lugar al que acude la gente normal y, por lo que parece, también los héroes. En concreto, Angela Petrelli trata de encontrarse a sí misma, de buscar un sentido a su mísera existencia. Y digo mísera porque en pocos meses ha perdido al marido, se ha enfadado tres o cuatro veces con sus hijos y ha tenido que dejar su hogar de forma precipitada. No está mal. Angela necesita dormir, algo tan simple para el resto de los mortales y tan importante para ella.

La escena más destacada es el encuentro con Noah, justo cuando los hombres de Danko entran en la Iglesia: all clear. Noah se está ganando poco a poco al Hunter y será una pieza esencial para el asalto al Building 26. Con la ayuda de Peter y una taza de té, Angela consigue dormir. Y soñar. ¿Cuál es el siguiente paso? Encontrar a la hermana de Angela. What the frak! Angela nunca dejará de sorprendernos. Ni tampoco a Peter, que parece que se entera justo en ese momento que tiene una tía. La última escena, correcta, nos muestra a Peter y Angela saliendo triunfales y de la mano de la catedral. Han encontrado la inspiración. Y deben reunir a la familia.

Vámonos, mamáVámonos, mamá

La historia de Danko y Sylar
No es noticia que Sylar protagonice las mejores escenas de esta serie. Es el único personaje que ha seguido una línea más o menos coherente durante la serie, asesinato de Elle Bishop al margen. Si lo combinamos con Danko, el gran Zeljko Ivanek, el resultado no puede traer nada negativo. Sylar quiere colaborar con Danko, de hecho fue él quien le dejó el regalito de Doyle. Y pese a las reticencias iniciales, Danko accede. Después de todo, parece que la teoría de Noah de One of us, one of them se cumple. A todas luces, se trata de unión por interés, ya que ambos quieren lo mismo: matar héroes. Sylar aniquila y se queda con el poder del héroe; Danko suma puntos.

La historia entre ambos se centra en la persecución de un héroe con la habilidad de la desaparecida Candice, cambiar de aspecto. Los problemas de confusión que genera este poder originan los momentos más interesantes del episodio, con un Sylar sobrado de recursos. Algún guionista debería plantearse cortar los poderes de Sylar, porque cuesta creer que ni siquiera sumando los poderes del resto de héroes se pueda acabar con el gran villano. Mucho menos cuando a su lado está el implacable Danko. La persecución del cambiaforma concluye de la mejor manera para ambos: Sylar se queda con el poder y Danko le muestra a Noah la muerte de Sylar. El diálogo del final, maravilloso:

  • Danko: “You realize, if this works, that you'd be the only one left”
  • Sylar: “Funny how that works”

Para echarse a temblar. En Into Asylum Heroes recupera el rumbo y muestra sus cartas, que ya no son las cartas altas de Villains sino las parejas (Sylar-Danko) y dobles parejas (Nathan-Claire, Angela-Peter, Angela-Noah) de Fugitives. Episodios como éste sirven para que veamos otros como Cold Snap. Como decía, Heroes arrastra demasiados errores, es necesario recolocar las cartas antes de volver a la partida que todos esperamos. Por cierto, Sylar ya tiene el poder de cambiar de aspecto, como sucedía en aquel futuro al que probablemente nos dirigimos. ¿Os acordáis de Nathan como presidente de los Estados Unidos transformándose en Sylar y abriéndole la cabeza a Claire? Qué bien suena…

Último apunte: Un diez para la banda sonora. Sin más.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »