Review Heroes: I Am Become Death

Review Heroes: I Am Become Death

Heroes sigue con la línea iniciada en la premiere y nos brinda un interesante cuarto episodio. Tal vez me he vuelto demasiado exigente con sólo tres capítulos, pero me esperaba algo más de este viaje al futuro. En realidad, viajar al futuro suele servir para poco más que para que te desencajen la mandíbula a sorpresas, regresar al presente y darte cuenta de que todo lo que has visto, es irreal. Esta ocasión no es excesivamente diferente, pero I Am Become Death le da una vuelta de tuerca al concepto de los héroes y, sobre todo, rompe esa barrera de cristal fino entre el bien y el mal

¡Ya tenemos la review! Podéis apredearnos con vuestras críticas, incluso buenas…

  • Episodio 3×04: I Am Become Death
  • Fecha de emisión: 6 de octubre

Me vais a matar. Lo sé. Pero a mi juicio, se ha roto la constante de episodio del futuro = episodio espectacular. I Am Become Death tiene la dosis justa de entretenimiento, acción y sorpresas que acumula la tercera temporada, pero es excesivamente efectista. En la práctica, viajar al futuro nunca resulta demasiado influyente en la trama principal y el episodio de esta semana tampoco es una excepción.

Y ya que estoy en la línea crítica, voy a rajar de Peter Petrelli. Sé que hay muchos seguidores del héroe que no me van a entender, pero creo que sus actuaciones están bastante por debajo del nivel de algunos de sus compañeros, especialmente de los que gozan de mayor protagonismo, como Sylar, Noah, Nathan o el renovado Mohinder, que ha dejado atrás su etapa mística (con perdón, bastante vomitiva) para convertirse en un proyecto fallido de héroe. Bien. Me gustan los fracasados.

Mohinder está defectuosoMohinder está defectuoso

Críticas a un lado, el episodio ha sido vibrante. Peter ha cambiado la historia, por lo que podemos entender que el futuro que hemos visto jamás se producirá. En él, Sylar es una persona absolutamente distinta, que ha aprendido a controlar su poder y que ha formado una familia. ¡Sylar es padre de familia! Su hijo se llama Noah y viven en casa de los Bennet. ¿No habéis pensado que la mujer de Gabriel es Claire? Parece ser que no. Y si eliminamos a Daphne, sorprendente pareja de Matt; a Tracy, que es la mujer del presidente Nathan y, por lo tanto, primera dama; y a Mr. Muggles, porque es macho y la reproducción animales-humanos todavía no parece posible; la única mujer que nos queda como posible pareja de Sylar es Elle. ¿No sería irónico que el principal objetivo de los rayos de Elle fuera su marido en otra línea temporal?

Lo cierto es que la escena en casa de Sylar es lo mejor del episodio, pese a la inexpresividad de Peter al saber que Gabriel es su hermano. Te pasas el último año intentando salvar el mundo de un tipo llamado Sylar y cuando descubres que es tu hermano, ¿no te da un ataque al corazón? A Peter no. Peter ha hecho su clásico gesto de mover la boca hacia un lado y ha seguido salvando el mundo. En la casa de Gabriel se han unido Claire, Daphne y Knox, con el único objetivo de matar a… ¡Peter! El mundo al revés. Peter ha sacado sus poderes, pero ha sido incapaz de evitar la muerte fortuita del hijo de Sylar, su sobrino Noah. Gabriel nos ha recordado quién es el héroe con más poder y ha estallado llevándose por delante a cientos de miles de personas. Hay que saber con quién se juega…

Sylar BoomSylar Boom

Para concluir con el futuro, la última escena nos ha mostrado lo que venía anunciando Villains desde hacía meses: en cada héroe hay un villano y la línea que separa el bien del mal es muy efímera. Peter conoce el futuro al que la humanidad no debe llegar y para llevar a cabo su misión cuenta con el poder de Sylar. Después de Mohinder, el menor de los Petrelli es el segundo que cruza la línea hacia el lado negativo. Su poder debe evitar la destrucción global, siempre y cuando consiga controlar sus ansias de acumular habilidades. Como hemos visto con el pobre Nathan del futuro, a Peter le costará un poquito reconducir esa voracidad.

Terminaremos con el presente, la línea temporal que influye en los próximos episodios. Hiro y Ando siguen en su línea absurda. Es duro pensar que Peter ha viajado al futuro, ha conocido el peligro de la socialización de los poderes y se ha jugado la vida varias veces mientras Hiro intentaba subirse a la trampilla del aire acondicionado de su celda. El señor Nakamura pide a gritos, ya casi sin voz, una trama interesante. La aparición de Angela Petrelli en su historia le dará credibilidad, así como su nueva misión y, por la escena final, Hiro retomará su relación con el inmortal Adam. ¡Sí, el Takezo Kenzei de tres al cuarto!

Adam Monroe vuelve...Adam Monroe vuelve…

Nos hemos quitado un peso de encima al conocer la historia de Tracy. Empezábamos a ver fantasmas de clonación en su vida, pero al final los guionistas han tirado por el camino más recto y nos han explicado que eran tres hermanas con poderes, resultado de algún experimento genético. Sea Tracy o Nikki, Nathan acaba besándose con alguna de las gemelas. Acabo con Parkman. Me siento herido con la historia programada para Matt esta temporada. Ha perdido cualquier contacto con la civilización y su futuro pasa por seguir los pasos de una tortuga. Me encantan las tortugas, pero me gustaría que el personaje de Parkman entrara en la acción antes de la season finale. Y a este paso…

En conclusión, un episodio entretenido, con momentos brillantes y escenas demasiado efectistas. Ver a Sylar explotar de ira es increíble, pero no deja de ser irreal, ya que es el futuro que Peter conseguirá cambiar. Eso sí, la locura de Nathan y su relación con Tracy; la nueva vida de Hiro Nakamura; el posible descontrol de Peter o el regreso del hatiano son factores nuevos que nos alegran el día y nos hacen mirar al futuro con optimismo. Heroes sigue teniendo una salud excepcional… ¿verdad?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »