Review Heroes: Cold Snap

Review Heroes: Cold Snap

De la brillante mano de Bryan Fuller, Heroes vuelve a ser Heroes. Es muy pronto para decir que la serie se ha recuperado de su bache, porque ha sido un socavón de casi dos temporadas, pero no cabe duda que la influencia del creador de Pushing Daisies le da otro aire a la serie. El mismo aire que tenía en la primera temporada, cuando se mezclaban con efectividad las escenas dramáticas, la acción, los guiños y el humor de algunos personajes. Cold Snap es, de muy largo, el mejor episodio de la tercera temporada, con un principio y un final exquisito. Un dato representativo de la calidad del episodio: ¡la historia de Hiro mola! Gracias señor Fuller, porque aunque la nave sea difícil de reconducir, el futuro tiene otro color… ¿Comentamos Cold Snap?

Me apunto al club de fans de Bryan Fuller… ¿Alguien se une? ¡Buen capítulo!

  • Episodio 3×20: Cold Snap
  • Fecha de emisión: 23 de marzo

Cold Snap arranca con un primer plano de Danko. The Hunter afeitándose, recordándonos que esto es una serie de gente normal y corriente, a los que incluso les crece el pelo. La calma se rompe cuando se activa una de las cincuenta mil alarmas que tiene en casa: puerta principal abierta. En ese momento, tú y yo hemos pensado que el personaje que se había colado era el gran Sylar, haciendo realidad uno de los más esperados cara a cara, The Hunter vs Sylar. Pero este es un episodio de Bryan Fuller, así que es mejor no tratar de adivinar el siguiente paso. La sorpresa, nunca mejor dicho, casi envuelta en papel de regalo tiene nombre, apellidos y, lo más importante, las manos atadas: Eric Doyle. My gift to you.

Me han regalado un Eric DoyleMe han regalado un Eric Doyle

¿Regalito de Sylar para Danko? Todo apunta a que el encuentro entre Gabriel y The Hunter se producirá pronto. Y no será tan desagradable como esperábamos. En Nueva York, Angela Petrelli y Noah mantienen su última conversación. Mamá Petrelli huye, pero antes le confiesa a papá Bennet que la responsabilidad de la misión recae íntegramente sobre él. Angela sugiere que para ganarse la confianza de Danko, le entregue a Rebel. Y esa es precisamente la historia principal de Cold Snap, el plan de Noah por capturar a Rebel utilizando a Tracy de cebo. ¡Un plan con sentido! Oh My God, ¿seguro que estoy viendo Heroes y no Galactica?

El plan de Noah convence a Danko, que sólo pone una condición: si la cosa se complica, dispara a Tracy. Mister implacable no sabe lo que es la compasión. Cold Snap también nos ha recordado que Angela Petrelli tiene un interesante poder en sus premoniciones. Una de ellas le permite huir de los hombres de Danko segundos antes de ser capturada. Angela se pone en contacto con una antigua amiga para pedirle dinero e informarle de que va a cambiar de vida. Para los más frikis del lugar, la amiga de mamá Petrelli es Swoosie Kurtz, la tía Lily Charles en Pushing Daisies, la señora Emily Locke en Lost y amiga personal de Bryan Fuller. En cualquier caso, el plan de huída de Angela no será tan fácil de ejecutar.

En el Building 26 los aparatos eléctricos empiezan a fallar. ¿Rebel en acción? No, el plan de Noah y Danko, que lo modifica ligeramente antes de que Bennet pase a la acción: si funciona, matamos a Tracy y Rebel. Danko, con Bryan Fuller detrás, todavía parece más salvaje. Tracy consigue escapar del Building 26 y arrastra en su huída a Parkman, cuya preciosa historia ahora desarrollaremos, y Mohinder, del que no podemos decir nada como siempre. Noah se encuentra con Tracy y le propone un pacto: su libertad a cambio de Rebel. Para una política como Tracy, el bienestar individual prima sobre otros valores como la amistad o la generosidad. Trac acepta justo antes de que conozcamos la identidad de Rebel. El rebelde es… redoble de tambores… ¡Micah! Sí, es lo que todos esperábamos. Eso sí, un Micah crecidito estilo Walt en Lost y con una voz de hombre que asusta…

¿Micah vuelve a la historia?¿Micah vuelve a la historia?

El egoísmo de Tracy se desmorona cuando descubre que Rebel, al que está traicionando, es Micah, el hijo de su gemela Nikki. No es que existan demasiados lazos entre ambos, pero no debe ser fácil mandar al patíbulo a un adolescente y menos cuando se trata de un familiar. De ahí que Tracy, en una última escena absolutamente espectacular, decida sacrificarse para salvarle la vida a Micah. Y, al fin y al cabo, para salvarle la vida a la rebelión. Micah es esencial para derrocar el imperio de Danko, Tracy no. La brutal congelación múltiple en el parking acaba con un pequeño gesto para la esperanza: Tracy guiñando un ojo. Sin duda, un final maravilloso para un personaje que había pasado bastante desapercibido últimamente. Nunca me ha gustado Tracy, pero el guión de este capítulo ha ayudado a que le cojamos cariño. ¿La volveremos a ver?

El sacrificio de TracyEl sacrificio de Tracy

Habíamos dejado a Parkman huyendo del Building 26. Su historia transcurre íntegramente en un hospital, aunque de eso no nos demos cuenta hasta el precioso final. Matt utiliza sus poderes para que un hospital se haga cargo de Daphne, cuya salud es muy delicada. En contra de lo esperado, Daphne se despierta dos días después, con la identidad de Gwen Stefani (wtf! viva Bryan Fuller!), totalmente recuperada y decide que su relación con Matt no conduce a ningún sitio. Espera, espera, ¿no habían dicho que estaba muy crítica? Algo no va bien. Pese a las tímidas súplicas de Parkman, Daphne le dice que le quiere y se marcha. Definitivamente, aquí pasa algo raro.

Poco después nos encontramos con Daphne en una azotea de París. Y se produce una de las escenas más mágicas, más emotivas de la historia de esta serie, que se podría haber firmado en un mundo tan lleno de color y sorpresas como Pushing Daisies. Matt Parkman vuela. Y ha decidido coger a Daphne y enseñarle el cielo de la ciudad del amor. En ese momento, Daphne nos arranca unas lágrimas con su confesión: let me go (déjame ir). Se ha dado cuenta de que su cuerpo todavía está en el hospital y que todo ha sido una fantasía creada por Parkman. Antes de dejarla, The Speedster le pide un último favor: fly me to the moon. Y la línea que ambos dejan mientras suben a la luna es la misma que se forma en el hospital con las constantes vitales de Daphne. Mohinder pone una mano sobre el hombro de Parkman: Daphne ha muerto. Precioso. Inesperado y maravilloso.

Parkman y Daphne van a la lunaParkman y Daphne van a la luna

Acabamos con Hiro, cuya historia ha ganado unos diez pueblos de interés respecto a meses anteriores. Sigue sin ser el personaje adorable de la primera temporada, pero es que Bryan Fuller sólo lleva una semana. Hiro y Ando deben salvar a Matt Parkman, pero no al padre, entretenido creando un mundo de fantasía para su Daphne, sino al bebé. Y no se trata de un bebé cualquiera, sino un Rebel en potencia. Matt Parkman Junior tiene la habilidad de encender los aparatos electrónicos tocándolos. La historia de Hiro nos ha permitido disfrutar de tres elementos interesantes:

  • Janice, la ex mujer de Parkman, ha vuelto a la escena principal y es de suponer que tendrá más apariciones en el futuro.
  • El señor Nakamura ha recuperado temporalmente su habilidad gracia al poder de Parkman Junior. No deberíamos volver al tema de los saltos temporales, pero no estaría mal que Hiro, de vez en cuando, nos recordara que tiene un poder privilegiado.
  • Ando sabe cómo utilizar su poder, como ha demostrado en ese Kame Hame Ha directo a los chicos de Danko.

Conclusión: paciencia y cautela porque sólo es un episodio, pero confianza e ilusión ante el futuro de la serie. Cold Snap es digno heredero de los mejores episodios de la historia de Heroes. Nos pusimos pesados con Bryan Fuller por algo… ¿Qué os ha parecido el capítulo? ¡Contandos!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »