Review Heroes: Acceptance

Review Heroes: Acceptance

“Recordar quién eres para saber quién quieres ser”. Esa el gran moraleja que nos deja el cuarto episodio de Heroes, Acceptance, del que vamos a descatar únicamente sus últimos dos minutos y la interesante narración de la historia de Nathan. El resto del capítulo está hecho para los que adoran la vida de sus personajes, en especial la de Hiro, Tracy, Noah y el propio Nathan. Lo más destacable de la cuarta temporada es que trata de cumplir el objetivo de la mayoría de protagonistas, que es esa Redemption (redención) que da título al volumen. Aunque todavía no tenemos muy claro hacia donde nos conduce todo esto. ¿Lo comentamos?

¡Habemus review! Capítulo normalito, ¿no?

  • Episodio 4×04 Acceptance
  • Fecha de emisión: 05 de octubre

Cuatro historias vertebran el episodio de esta semana. La más interesante está protagonizada por Nathan, esa navaja suiza de superpoderes, que sigue sin sentirse cómodo en su nuevo cuerpo. Angela Petrelli, junto a Noah y Parkman los únicos que saben la verdad sobre el mayor de los Petrelli, se presenta en el despacho de su hijo con un baúl de recuerdos. Objetivo: que Nathan sepa quién es. Su memoria empezará a activarse cuando toque cada uno de esos objetos (¿ese poder lo tenía Sylar, verdad?). El avión de juguete lo conducirá a su infancia, pero la gorra que toca después lo meterá en problemas. Y de los gordos.

Nathan ha rememorado un acontecimiento oscuro de su pasado en el que participaba Kelly, la hija de Mellie (amiga de Angela). En una borrachera adolescente, Kelly acabó desnucándose (qué palabra más fea) en la piscina. Angela, la madre que todo hijo quiere tener, utilizó al haitiano (¿cuántos años tendría?) para borrar esa historia de la mente de Nathan y enterró el cadáver de la hija de su amiga. Qué mujer más retorcida. Al activarse su memoria, Nathan decide confesar su culpabilidad a Mellie. ¿Consecuencias? ¡Venganza! Mellie toma una copa con Angela mientras un asesino a sueldo mata a Nathan de forma despiadada, puñalada y varios disparos. Sonrisas y brindis en la mesa, sangre por la espalda. La definición de apuñalar por la espalda cobra sentido en la mejor escena del capítulo.

El secreto de NathanEl secreto de Nathan

Otro de los protagonistas del episodio ha sido Noah. La vida de este Company Man ha cambiado de forma radical. Ya no tiene sentido luchar por la compañía, su mujer lo ha abandonado (ya tiene los papeles del divorcio) y un lanzacuchillos parece que quiere acabar con su existencia. Un signo inequívoco de que su vida se va a pique es que tiene la nevera vacía, apenas unos cereales, y siempre come de restaurante. Está hundido, sí. Claire se preocupa por papá y trata de que encuentre trabajo en una empresa maderera, pero Noah ha nacido para llevar una pistola y un negro de dos metros al lado de nacionalidad haitiana. Una visita de Peter despertará su curiosidad por esa misteriosa brújula. Y es posible que en los próximos veamos a Noah recopilando información sobre la feria que dirige Samuel. Al Noah de siempre.

Las otras dos historias de Acceptance apuntan a Hiro y Tracy, dos personajes que considero (opinión personal sin voluntad de ofender) un lastre para el desarrollo de Redemption. Hiro mantiene su objetivo de cambiar pequeñas cosas del pasado para ayudar a gente que ni siquiera conoce. Altruismo puro y duro. De paso ha pensado que podría aprovechar el poco tiempo que le queda para estar con su gente, que se limita a Kimiko. La hermana del japonés ha decidido casarse con Ando y Hiro será el encargado de llevarla al altar, siempre y cuando su cabeza no explote. El señor Nakamura se ha dejado de secretos con su hermana, que ya sabe que se le agota la vida y que tiene algún poder especial que le sirve, como mínimo, para desaparecer por arte de magia. me niego a hablar de la historia del hombre que se fotocopia 47 veces el culo.

Tadashi, tírate por favorTadashi, tírate por favor

Tracy, por su parte, ha decidido recuperar su antigua vida, que pasa por trabajar para el gobernador. El problema es que el gobernador entiende la palabra trabajar de un modo distinto a ella. Tracy quiere trabajar de día ayudando al prójimo y el señor Malden prefiere que trabaje de noche, en una cama y con poca ropa. Al final, gracias al consejillo de Noah, Tracy decide romper con el gobernador, que también supone romper con su metodología de los últimos episodios, es decir, no se convierte en Aquagirl y ahoga a Malden como venganza. Sólo sigue adelante.

Las dos últimas escenas nos hacen albergar esperanzas para el futuro más próximo. En una de ellas, Samuel se enfada con el lanzador de cuchillos, que pone en duda su voluntad para hacer crecer la familia de feriantes. Y lo destierra. Poco a poco descubrimos que Samuel formará parte del grupo de los villanos, que siempre es mucho más interesante que el de los héroes. Por cierto, la espalda de Lydia ha pintado a Noah, siguiente objetivo del grupo. La otra escena también corresponde al villano por excelencia de la serie: Sylar. Muerto y enterrado Nathan, el que ha salido de la tumba ha sido…

¡Sylar!¡Sylar!

Muy poético su renacer. ¡Sylar ha vuelto! ¿Qué te ha parecido Acceptance?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »