Review Happy Endings: She Got Game Night / The Storm Before the Calm

Pelea de parejitas

No lo había visto venir. El 3×018, “She got a game night” le ha dado un vuelco a lo que esperaba de este final de temporada, me pasa por no leerme las sinopsis de los próximos capítulos. No sé si seré el único sorprendido, y los demás ya os lo veíais venir, ahora me lo contáis, pero la verdad es que ahora el panorama de lo que nos queda por delante cambia bastante. ¿Ya viste lo que nos dejó Happy Endings la semana pasada? ¿Necesitas comentarlo urgentemente? Un servidor sí.

Adiós, Pete. Ha sido un placer, bueno, no. Eras guapete y tal, pero no nos gustabas para nuestra Penny. Ella se merecía mucho más. Teniendo en mente que esta temporada iba a ser la última, no me parecía mal dejar a Penny en el altar y desearle que fuera feliz, sosamente feliz, pero feliz al fin y al cabo. Pero como las últimas informaciones que suenan por ahí dicen que, si la ABC decidiera cancelar definitivamente Happy Endings, habría otras cadenas interesadas en comprarle la serie a la productora, encabezadas por USA Network, prefiero que sigamos teniendo a Penny soltera por mucho tiempo.

¿De quién será entonces la boda con la que cerraremos la temporada? Porque Happy Endings tiene que terminar con alguna boda con final feliz. Primero tuvimos la boda de Shershow, aquel amigo desastre. En la segunda fue la boda de Derrick. ¿Y Ahora? Así a bote pronto se me ocurren varias opciones. La que menos me gusta; Penny y Pete lo arreglan y al final la señorita Hartz pasa por el altar. La más peliculera: Dave y Alex deciden aprovechar el tirón y se casan. La más lógica: tendremos boda de algún personaje secundario o desconocido hasta ahora relacionado con los protagonistas, que es lo que hemos visto anteriormente. La más inesperada: No hay bodorrio y la temporada termina de alguna otra manera. Sea lo que sea parece que la recuperación emocional de Penny será el  leiv motiv de lo que nos queda de tercera temporada.

She got a game night

Es agradable recuperar elementos del ideario de la serie, y yo recordaba la escena de Max tratando de romper la piñata como una de las más graciosas hasta la fecha, por eso me ha encantado verla de nuevo en el inicio del primer capítulo. Muy bueno el”Get the candy, get the candy!!!”, los suspiros de Dave y todos y cada uno de los diálogos de Alex. Aunque el gag es puramente anecdótico , la escena de los caramelos cutres es divertida y sirve para introducirnos en lo que serán las dos tramas del episodio; la noche de parejas y las dudas de Dave sobre una oferta de empleo.

piñata

Supongo que no hace falta que os diga que historia me pareció divertida y que historia me pareció completamente de relleno. Lo de Dave y Alex fue plano hasta para ellos dos, que cuando se juntan suelen ser peores que cuando se unen a los demás. La  primera escena tuvo algún diálogo divertido, pero Alex no tuvo ninguno de sus momentos brillantes, y Dave sigue en su línea de hacernos reír más bien poco. La escena con la tarotista estuvo mejor, pero no vimos más que lo obvio, a Dave que en realidad sabía lo que quería hacer desde el principio, y Alex tratando de que se diera cuenta de que a quién necesitaba consultar, era a ella.

Paseando por la calle Penny se encuentra con su antigua e irritante conocida Dafne, a la que ya vimos en el episodio de la segunda temporada “Big White Lies”, que se sorprende de que Penny se vaya a casar. Aunque ni “bitch detector” de Jane, ni las pobres habilidades empáticas de Max detectan ningún tipo de crítica, Penny dramatiza como siempre y propone una “Noche de Juego de Parejas” que la competitiva Jane acepta al instante. Lo bueno de este episodio es que hemos visto las personalidades de todos muy potenciadas. Pensé que el juego serviría para demostrar que Penny y Pete no se conocían tanto como pensaban, pero Happy Endings me volvió a engañar una vez más, resultó que Brad y Jane resultarón ser realmente malos al Juego de Parejas, ¡incluso peores que Scotty y Max! Porque sí, para no quedarse fuera del juego, Max lleva al loco Scotty a la fiesta. Scotty nunca fue santo de mi devoción pero he de admitir que sus apariciones siempre son divertidas. Los que se salieron en esta parte fueron Jane y Brad, me encanta su competitividad y como Penny les ha estado picando todo el tiempo.  Gran escena musical con las pruebas de la noche de parejas.

el koala de Jane

Pero ganar no lo es todo, y Penny se da cuenta de que Pete no es para ella y que tienen que cortar (Te lo podíamos haber dicho nosotros hace mucho). Y como en un capítulo de Friends todos se esconden en el baño para contárselo (Incluso Scotty que buscaba robar medicamentos, o Max que solo iba a… hacer sus necesidades). Penny se sincera con su ahora ex-novio y devuelve ese anillo que tan bien sonaba contra la botella de Merlot. Pero las desgracias, siempre mejor con tus amigos junto a ti.

Adiós Pete

The storm before the calm

Y de eso mismo ha tratado el segundo episodio, de Penny tratando de superar el haber dejado a Pete a dos meses de la boda (Genial como Alex no se da cuenta de que están hablando de ella en el final del capítulo anterior). Normalmente veríamos lo contrario, como en el caso de Dave al principio de la serie, como se recupera el que ha sido “dejado en el altar”, pero ahora podemos comprobar que en el otro lado, también se pasa mal. Y es que Penny normalmente tiene un proceso de “capullo” para superar una ruptura, pero esta vez, aparentemente, se lo salta y escribe una obra de teatro. Igual soy yo, pero las escenas antes del opening siempre son las mejores, supongo que es una táctica para que te enganches y sigas delante de la tele.  Alex se ha lucido especialmente en esta ocasión con su”Is this already the play?”

Por supuestísimo Penny no nos ha defraudado, y estaba tan loca como todos pensaban, la obra no era más que una excusa para exteriorizar lo mal que se sentía consigo misma. Encima se ha juntado con Derrick para estrenar su proyecto, el cual no me ha hecho tanta gracia como otras veces, aunque amo sus “You, stupid clumsy bitch”. El título de la obra no tenía desperdicio; “Black Plague, a love story”, no sé a quién se le ocurren estas cosas, pero espero que esa persona acabe dirigiendo algún  país o algo.  

Black Plague, a love story

Brad y Dave son los encargados de convencer a Penny de que solo está reflejando sus propios problemas, pero ambos caen ante la oportunidad de actuar en la obra, Brad como “Clete” (ese nombre tan poco parecido a Pete), el protagonista y Dave como el encargado de efectos especiales. Me hubiera encantado ver más del espectáculo, porque lo poco que nos han enseñado ha sido inmenso, “Pandemic of the heart” es un numerazo musical, por cierto, aunque solo le haya gustado a Alex. Al final Penny ha admitido la verdad, en mitad de la representación, classic Penny.

La historia de Max y Alex no ha tenido mucha trascendencia, pero ha sido una buena historia de refuerzo, con momentos bizarros; la ropa interior comestible de Jane, o cuando se encuentra a su marido tocándole el pelo a su cuñado: “Sadly this is not weird anymore”, momentos un poco pasados de rosca; Max haciendo chistes sobre Rihanna y Chris Brown (Qué mal me cae ese tío) o sobre mandar mensajes mientras conduces, y con multiples referencias a los productos durante el resto del episodio. Estaba claro que no era bueno tener a Jane como enemiga, sobre todo cuando eres tan mal actor como Max y Alex malos actores. Genial la escena en la que se dan cuenta de que los estaban timando.  Como ya he dicho no importa que la historia no aparte nada a nivel de argumento si está llena de buenos gags.

Pandemic of the heart

En resumen, dos episodios que han sido de lo mejorcito de la temporada, con los seis personajes bastante en forma. Dos cosas más, yo también detesto Prometheus y me he quedado con ganas de saber el orden en que Dave quiere a sus amigos. Y sin más dilación… lo mejor del capítulo:

Las cosas que son realmente importantes para Dave: “No one touches the goatee” “Nadie toca La perilla”

Penny y este juego de palabras: “Wow, you are really choking that artichoke, soryy, bad…choke.” “¡Vaya! Realmente estás ahogando esa ahogachofa… lo siento mala ahogroma”

Alex… y nada más que añadir: “I Am on the fence with the cupacabra, I’not saying they are real, I am not saying they are not… they are real. ” “Estoy dudosa sobre el Chupacabra. No digo que sea real, no digo que no lo sea… son reales.

Max ha tenido muy buenos momentos, pero me quedo con él tratando de adivinar la comida favorita de Scottie: “I’m gonna guess your favoutite food…is…dolphin meat?” “Voy a adivinar tu comida favorita…. ¿Es…. carne de delfín?”

Don’t touch me Jane: “Winners don’t get touched!” “A los ganadores no se les toca!”

Brad hablando sobre su “pueblo” en la edad media: “Fun Fact, I’m property.” “Dato gracioso, soy propiedad de alguien”

Curiosamente la mejor frase de esta semana no se la lleva por su comicidad, sino porque me ha parecido muy dulce:

Brad: My favourite color is you.

Brad: Tu eres mi color favorito.

 

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Happy Endings: She Got Game Night / The Storm Before the Calm
4.4 (88.57%) 7 votes
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »