Review Happy Endings: Sábado Free-gante

Jackson Six

Con este título tan raro en ¿spanglish? se presenta el capítulo de esta semana de Happy Endings. Y no es lo único extraño, porque las fotos promocionales son de lo más bizarro que he visto nunca, con los amigos de Chicago disfrazados de… ¿Los jackson Four conocen a Al Capone negro y a la hermana del capitán Haddock? Aún no lo he visto, pero me muero de ganas porque pinta bien, tanto que igual me hacen olvidarme de la decepción del inicio de la temporada. Por de pronto las audiencias de la semana pasada no se portaron del todo mal, manteniéndole el pulso a New Girl, a ver si esta semana damos el “audientazo”. Si ya lo has podido disfrutar puedes ir comentando después del salto e irme diciendo si he acertado en mis predicciones.

Y ¡Sí! Sin duda hemos mejorado la calidad de la premier a este capítulo. Y es que, aunque no hayamos tenido mucho Halloween este año (Solo un disfraz, cuando lo divertido es ver qué se pone cada personaje) lo poco que hemos visto ha sido muy gracioso. Por cierto que en la entradilla no iba tan desencaminado con los disfraces, solo que no había reconocido a LaToya, aunque hay que reconocer que el disfraz de Dave era genial. ¿Os habéis fijado en que en la primera escena Max trata de comerse un burrito a pesar de que están unidos todos por las barras? Me han recordado mucho al capitulo de Los Simpson en el que sale un tío disfrazado de los 5 Jackson Five, si es casualidad , bien, y si es homenaje, aún mejor.
Como es habitual empezamos con los seis reunidos en su brunch mañanero, aunque en esta ocasión, tal y como nos ha mostrado discretamente Max, la calidad ha tenido que disminuir un poco, ya que el matrimonio Williams-Kerkovich está pasando por un momento económico un poco malo. Dave y Alex han aprovechado para anunciar su decisión de irse a vivir juntos y de paso hacer una imitación muy A-mah-zing de sus amigos. Lo que nos ha servido para llevarnos uno de los mejores gags del episodio, La Piñata. Este tipo de bromas absurdas y sin sentido hacen de Happy Endings algo tan genial.

La piñata irrompible

Desde aquí hemos empezado con las características tramas dobles de la serie. He de decir que el capítulo me ha gustado tanto que lo he visto dos veces, y al segundo visionado he podido comprobar como Penny en realidad estaba engañando a Jane para poder ejecutar su plan de conseguir el coche al precio más bajo posible (Ticks de pecho incluidos), ya la primera vez me había resultado raro lo mal que disimulaba, pero lo había adjudicado a su locura habitual. Y desde aquí toda ha sido genialidad pura, las apariciones y desapariciones de Jane, cuando ha dicho que habría bajas (probablmente la propia Penny), la heroína post apocalíptica Teegan Arrowspear, la mención a los juegos del hambre y a Harry Potter… y por supuesto el momento en el que Penny ha atravesado la puerta de cristal, que quedará grabado en mi retina a fuego. Me han encantado los minúsculos vasitos de agua y esa escena partida al ritmo de los Jackson Five con los seis en sus diversos problemas. No solemos ver muy a menudo la combinación de Jane + Penny y da gusto comprobar lo bien que ha funcionado. Un diez para la cara de Casey Wilson cuando piensa que su amiga se ha convertido en un insecto ¿Dónde había estado esta actriz todo este tiempo?

Penny y Jane

La historia que menos me ha gustado del capítulo ha sido la de Max y Brad; ha empezado muy bien, con el BBF y el GFB y con las tres terapias de grupo (Mataría por escuchar la historia del padre de Max y del cenicero) y, en general, con la idea de MaxWolrd TM (O no), pero ha ido perdiendo un poco de fuerza, aunque también me ha hecho gracia cuando Brad le indicaba a Max como ponerse la gorra como si fuera un blanco “No, no, no, no, white” y siempre disfruto de sus grititos de niña. La parte en la que se encuentran con su excolega y la conversación con el niño del cumpleaños habrían estado bien en cualquier otro episodio, pero los niveles de a-mah-zing-ismo estaban muy altos en esta ocasión.

Esta vez Davelex (Llevo años queriendo crear un apodo para una pareja en una serie, no suena tan bien como Robarney pero es lo mejor que se me ha ocurrido) se han portado bien, nos han dado muchas risas. Además me han aportado cosas que desconocía, como la pronunciación correcta del nombre del actor Shia LaBeuf, yo pensaba que era así, tal cual, pero resulta que se pronuncia algo así como “Shaila bafi”, me he quedado loco. La sarta de tonterías que han ido soltado para no quedarse ningún piso me ha encantado; peleas de gallos, casas encantadas, conexión de módem antiguo, puertas secretas ocultas en librerías… Por cierto, el personaje de la mujer de la inmobiliaria ha estado bastante gracioso, aunque si hubiera conocido mejor a la actriz invitada que le daba vida creo que me hubiera hecho más gracia, pero ha tenido un muy buen discurso final y las coñas de los apellidos me han sacado más de una sonrisa. Por supuesto al final la parejita ha decidido irse a vivir juntos (Otra vez), con lo cual tenemos un nuevo cambio en esta serie, que se caracteriza precisamente por no tener tramas con una continuidad demasiado larga, dos, si contamos conque ahora Jane debería empezar a trabajar en el concesionario. Por cierto, brutal la escena final con la que nos regalan esta semana, con Jane y el CarZar (¿Si antes tenía un Zoo significa eso que antes era el ZooZar?) ofertando y contraofertando.

¿Titubeante? ¿Es eso una palabra?

 

Y acabamos con algo que me habíais pedido en los comentarios de la anterior Rewiew, una selección de mejores momentos. Pero no serán tres, ni cinco, sino seis, uno por cada protagonista. Más un séptimo que me saco de la manga porque la frase me ha hecho escupir la cocacola que me estaba bebiendo.

Brad metiéndose con LaToya Jackson, y con Dave por extensión: “Well done LaToya, why are you so stupid, girl?”
Max y su habitual buen corazón: “Ey Dave, I’m gonna miss you… paying all the rent… I mean, half the rent. I mean, nobody is being scammed by anybody” 
Dave y las chorradas que suelta cuando va de guay: The two of us think that this is two-rrific” 
Alex subiéndose arriba con los años del contrato de alquiler “Or twenty, or forty, let’s die in this bitch” 
Penny atravesando el cristal (Admito haber visto la escena cuatro veces, una quinta y hubiera tenido que ponerme un pañal)

Y esta frase de Jane, que hubiera sido lo mejor del episodio si no hubiera sido por la cita que os dejo al final:Nobody should, ever, leave the house without their ideal salary folded in a white piece of paper”

“I wish that this coffe would be a vagina” Max

 


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »