Review Happy Endings: In the heat of the noche / The straight dope

Baby Justice

¿Hartos de series con argumentos enrevesados y cientos de personajes? ¿De dramedias lacrimógenas y profundas en las que los personajes hablan durante horas sobre sus delicados sentimientos? ¡No busques más! Happy Endings ha vuelto con su ración habitual de humor sin sentido, crueldades gratuitas y mala leche. Ni moralejas pastelosas, ni lecciones sobre la vida. Veamos cómo le ha sentado el regreso.

Vistas las sinopsis ya tenía la impresión de que tendríamos un 3×14 flojete, mientras que el 3×15 subiría un poco el listón. No sé si es que traía esta idea preconcebida, pero ha sido lo que me he encontrado al final. Y es que el MacGuffin con el que arrancaba la historia de Brad ha sido lo que menos me ha convencido del primer episodio, y como luego todo ha girado sobre eso… pero, como dijera Jack el Destripador,vamos por partes.

In the heat of the noche

No me malinterpretéis, ha habido momentos grandes en la historia de reflotar el “gimnasio infantil”, principalmente las conversaciones entre Brad y su jefe (Muy siniestro lo de que su socio esté enterrado en el techo) y cada una de las apariciones de Jane, especialmente cuando ha llegado disfrazada de croupier. Pero me ha parecido todo una escusa para que Alex y Dave se metieran en dos historias bastante aburridas y sin substancia. Dave me ha resultado especialmente cargante esta vez, sin duda alguna el que menos en forma de ambos episodios, lo cierto es que su personaje suele funcionar mejor cuando las historias están centradas en él. He estado a punto de saltarme varios trozos cada vez que le veía coger la guitarra. Pero tampoco me ha convencido la historia de Alex, no veo a la inocente rubia explotando a niños.

Al final todo ha sido una escusa para que Brad dejara la guardería, y volviese a su antiguo empleo de traje y corbata, bueno, o a un empleo similar. Una pena, le veía muchas posibilidades para futuras historias al Brad-Chuckles-and-Huggs.


Embargo

Muuuuucho mejor (Así, como muchas u’s) la trama de Penny y Max. Primero porque venía de una situación que muchos hemos sufrido, el subidón de poder cuando recibes tú los mensajes, en vez de enviarlos. Como siempre ellos dos lo han llevado al siguiente nivel, y han conseguido un jarabe para dormir toda la noche, el Nochetussin. Un medicamento que es tan ilegal que hay que traerlo desde Mexico, donde lo traen desde Nicaragua, donde lo consiguen desde Oriente Medio (Creo). No solo eso, sino que encima la etiqueta solo lleva una advertencia: “buena suerte”. Lo mejor de todo el episodio ha sido la parodia de la película Requiem por un sueño, con esos cortes rápidos para las escenas de colocón.

requiem por un sueño

La resolución de todo esto no ha sido nada del otro mundo, aunque hemos tenido la posibilidad de ver al soso de Pete, que ha llegado para decir su frase sosa del episodio. Por suerte teníamos por delante el 3×15, en el que también hemos tenido a un antiguo conocido que ha venido para soltar una sola frase, pero ¡Qué frase!

The straight dope

Me he sentido muy identificado con Alex porque yo también soy adicto a la telebasura. Baby Justice suena como algo que yo podría ver sin problema alguno. Dave y Jane se han dado cuenta que tampoco son mucho más listos que ella, cuando Alex se ha esforzado por culturizarse. Ha sido divertido ver a una Alex menos tonta de lo normal, pero era una situación a la que se le podía sacar más jugo, aunque las chorradas que han soltado su novio y su hermana han estado bien, habría tenido más gracia ver la reacción del resto del grupo a una Alex lista. Aunque esperaba más, la pequeña de las Kerkovich ha sabido dejarme con buen sabor de boca cuando ha espantado a los pedantes que había invitado a la fiesta con el extintor, como siempre ¡Grande Alex!

Sin embargo, han sido de nuevo Penny y Max, esta vez acompañados por Brad, los que nos han vuelto a dar lo mejor. Max podría pasar por hetero sin problema alguno si no fuera por su talón de Aquiles, el sexo con mujeres. Y a eso mismo se ha tenido que enfrentar en esta ocasión , por unas entradas Para los Bulls. No se puede decir que no lo haya intentado. Todas y cada una de las muecas que ha puesto, y de las argucias para no besar a su “novia” me han hecho reir muchísimo, los “preliminares de beso” han sido grandes, especialmente cuando le han entrado arcadas. A Adam Pally se le sigue dando de lujo la comedia física (Y no, no me refiero a los chistes de The Big Bang Theory, si no a hacer gracia con gestos y muecas, como Jim Carrey).

Pre-kiss

Mientras, Brad y Penny trataban de desenmascararlo. Bueno, Brad solo al principio, hasta que ha visto que también se podía hacer con entradas. Entonces Penny se ha quedado sola para levantar la liebre. Sus conversaciones sobre las costumbres “gay” de los miembros del grupo, las sutiles “insinuaciones” de que entre Max y Thumb-face Larry había algo y las exageraciones sobre lo excepcional que era el sexo con Max han sido los puntos más acertados de los guionistas esta vez. Eso y la aparición final de Derrick con ese “¡Drama!” tan masculino. He disfrutado mucho con las autoreferencias del episodio; Dave y sus fotos de perillas, Jane mencionando que Alex dejó a Dave tirado en el altar…

Y antes de pasar a los mejores momentos del episodio, comentar la influencia  que tuvo la minicampaña de la ABC por salvar Happy Endings, #savehappyendings ,la misma que tuvo la campaña contra mis padres cuando era pequeño para ir al McDonald’s una vez por semana: Ninguna. De hecho la serie volvió a sufrir uno de sus comunes ataques de “minimonitis” y a alcanzar mínimos históricos. Si esta ha de ser la última temporada de Happy Endings habrá que disfrutar lo que nos queda.

Brad y su “habilidad especial”: “Wait, how am I supposed to give 14 consecutive orgasms to a brick building?” “Espera, ¿Cómo voy a producirle 14 orgasmos ocnsecutivos a un edificio de ladrillo?”

A Jane por sus vastos conocimientos sobre niños: “Perfect, then I will teach them how to access their web browsing history.” “Perfecto, les enseñaré cómo borrar el historial del buscador”

Dave y sus juegos de palabras: “Jealous called. They want Much back so they can form the following sentence: ‘Jealous much?'” “Celosa” ha llamado. Quería tener a “Eh” de vuelta para que pudieran formar la siguiente frase: “Celosa, ehhh???”

Max siempre tan romántico: Everything I see reminds me of him: a train going through a tunnel, an oil rig exploding, two gay guys having sex…”  “Todo lo que veo me recuerda a él: Un tren pasando por un tunel, un pozo de petroleo extrayendo, dos tíos gays teniendo sexo…”

Penny y esta frase que me niego a traducir porque es larguísima: “NocheTussin. My mom got it from Mexico because it’s discontinued in the States and in Mexico, which is why the Mexicans smuggle it from Nicaragua, where it’s also illegal. It’s made in Libya in a neighborhood of Tripoli called Little Mexico.”

Alex, por ser tan Alex: “Oh Penny…classic Alex.” 

Y la frase de la semana es para…

Penny: “I Dated enough gay guys to earn the nickname: “Will she ever learn?”

Penny: “He salido con suficientes tipos que resultaron ser gays como para ganarme el apodo “Aprenderá ella alguna vez?”

Drama

 

 

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Happy Endings: In the heat of the noche / The straight dope
4.6 (91.11%) 9 votes

Categorías: happy endings Reviews Etiquetas: , , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »