Review Hannibal: Primavera

will
La semana pasada eché mucho de menos a Will Graham. Impensable no saber nada de él tras el desastre de Baltimore. Que estaba vivo no había duda, pero ¿y los demás? Este segundo capítulo nos ofrece algunas respuestas (no todas, en absoluto) sobre qué pasó tras la despedida del caníbal. Más de una sorpresa y una criatura que sin duda entrará dentro de la memoria colectiva como la que más repelús ha dado hasta el momento ésta locura de serie llamada Hannibal. ¿Hablamos?

Sólo es canibalismo si el que te comes es tu igual. Si no, es meramente depredación. A Lecter le encantaría hincarle el diente (si no algo más) al bueno de Will Graham. Su historia de amor ya atraviesa continentes. Su laberíntica persecución en las catacumbas, su búsqueda, su ansiado perdón, todo confirma que nos hallamos ante dos polos que están condenados a atraerse. Lo quieran o no. Abigail se nos presenta aquí no como un recuerdo de lo que fue si no como la amada mente aún aferrada a los designios del buen doctor. Y no cualquier mente, la mente de Will Graham. Un Will que tras ocho meses pasea con un corazón roto por capillas italianas, deseando encontrar aquello que le falta. ¿Por qué avisó a Lecter? ¿Por qué quería salvarle? ¿Por qué aún no es capaz de querer atraparle? ¿De qué lado está Will Graham?

El episodio se abre con la escena final de Mizumono, recordándonos que Lecter perdona a Graham antes de degollar a la buena de Abigail. Prosigue con Will en el hospital con la visita de ta-chán! Abigail Hobbs. No es extraño que algunos se tragasen que había sobrevivido (one more time) a oooooootro degollamiento (al fin y al cabo, Hannibal sabe cómo cortar), pero algunas señales dejaban claro al ojo avizor que ésa viva estaba muy muerta. La confirmación nos llega en la capilla cuando Will mantiene uno de los diálogos más abiertos sobre lo que siente por Hannibal. Podría haberse marchado y nadie habría muerto. Y tampoco es que se fuera a ir a regañadientes, no. Una parte de él, ansía permanecer al lado del caníbal, aunque sólo sea para poder sentirse comprendido, respetado e incluso amado. ¿Parece que estemos hablando de un par de amantes? Bueno, es que lo son. O al menos se comportan como tal. Puede que el gigantesco ciervo agonizase en el suelo de la cocina y que su sangre lo bañara todo, pero un nuevo ciervo nace del corazón enviado por Lecter. Un Stagenstein que, escuálido y vacilante, no duda en acercarse de nuevo a Will para que lo nutra y vuelva a hacerse fuerte. La relación que tenían murió en Baltimore, pero ha nacido una nueva. Una en la que Will deberá posicionarse, quiera o no.

primavera

No debemos olvidar que Will Graham parece viajar a Italia por su propia iniciativa, sin ningún miembro del FBI involucrado. Tampoco creo que quiera atrapar a Lecter, al menos por ahora. Me da la impresión que lo que quiere es conocerle. De verdad, a fondo. Saber cómo se ha convertido en lo que es. La primera pista sobre su pasado se la da el inspector Pazzi (personaje de la novela Hannibal con un final, digamos que colgante), que le hace responsable de crímenes cometidos veinte años atrás y le apoda el Monstruo. Desvela su nacionalidad (lituano) y le informa de su amor y fijación por la Primavera de Botticelli. Una Primavera que fue copiada casualmente por il Mostro en Florencia. ¿Sería ésa la primera obra de nuestro caníbal favorito? No sé por qué me da a mi que no. Will deberá investigar los inicios del doctor y no dudo en que su próxima parada será Lituania. Bonita e inteligente forma de ver el origen del mal, donde Fuller tiene la oportunidad de remendar los errores de la horrible Hannibal Rising. Veremos qué nos ofrece.

La sensación opresiva del sueño, la pesadilla hecha realidad, la vigilia convertida en horror. Unas catacumbas laberínticas, un lugar que como antaño ofrece refugio a lo que no puede ser mostrado en la superfície. Will perdona a Hannibal. Las piezas vuelven a su lugar original en el tablero, el juego empieza de nuevo. Todo lo que necesita Graham está en su palacio mental, todo lo que necesita Lecter es esperar. Sabe que cuando por fin se reúnan, Will ya habrá elegido su lugar en el mundo. Y por supuesto, Lecter hará todo lo que esté en su distante mano para que ése lugar sea a su lado. ¿Lo conseguirá?

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Hannibal: Primavera
4.6 (91.25%) 32 votes

Categorías: Hannibal Reviews Etiquetas: , , ,

7 comentarios

  1. Jon

    Genial review Meritxell. Me ha gustado tu guiño a sherlock con lo de palacio mental.

    • Juan

      No es un guiño, Jon. Hannibal habla de su “palacio mental” en la segunda temporada.

  2. S1XTHSTR33T

    Excelente review! Yo también extrañe a Will el episodio pasado.
    Me gusto ver a Abigail de alguna forma representando el deseo de Will de estar con Hannibal.
    Espero con ansias ver el próximo episodio para saber como continúa este juego de gato y ratón.

  3. Anónimo

    Tus reseñas siempre son estupendas (me encantó la referencia a Milton en la anterior).

    Aún no he visto el capítulo siguiente, le tengo miedo. Fuller dijo que iba a cambiar “Hannibal Rising” pero, en mi opinión, debería obviarla porque es un cúmulo de despropósitos. Y mal vamos. Hannibal ya hablo de su hermana, que nunca debió existir. Lady Murasaki… Mucho va a tener que cambiar Fuller a ese personaje para que me resulte atractivo. Y sopas de Mischa no, por favor. Tratar de explicar de donde viene la locura de un psicópata es lo más penoso que puede haber. Es la metedura de pata de Hichcock en ‘Psycho’, el médico explicando mediante la ‘religión muerta del psicoanálisis’ (como bien dice Hannibal en algún episodio) la locura de Norman Bates. Si algo aportaron Tobe Hooper y Carpenter al cinematógrafo fue no dar explicación ninguna de porqué sus psicópatas, psicópatas son.
    Si no obvia toda es mierda de un escritor mediocre, Fuller la cagará y tengo miedo de que no la haya obviado o al menos modificado hasta dejarlo todo irreconocible. Fuller tiene talento. Sería una pena que se pusiera a la altura de un mediocre como Thomas Harris, que tuvo la luz para crear un personaje al que Fuller le ha dado un vuelo del que carecía. Y sobre todo del que carecían Will, Crawford y todos los demás. Y sí, Anthony Hopkins estaba bien porque era un personaje secundario y podía, por tanto, abrir la boca para decir solo enormidades.
    En fin, vamos allá. ¡Glups!

    • Naz

      Thomas Harris hizo un libro donde narra el pasado del Dr. Y explica en parte el motivo de que Hannibal sea como es. Por cierto creo que la Japonesa a la que te refieres no es Lady Murasaki mas bien su doncella, creo que el personaje es demasiado joven y se supone que la tia es mucho mayor.

      • Anónimo

        Lo sé. Y yo digo que me gustaría que Fuller obviara ese libro. Pero me temo que no está por la labor, queda por ver que cambios introduce.

  4. Naz

    En una de las novelas Thomas Harris menciona a menudo el Palacio Mental del Dr. Donde se guardan todos sus recuerdos y puede pasear a placer en ellos aunque hay habitaciones a las que Hannibal no le gusta ir en especial la de su adolescencia. Creo que es en Hannibal el Inicio.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »