Review Hannibal: Entrée

entree

Con este entrante, por fin hemos podido probar el deliciosamente retorcido pasado (y presente) del doctor Lecter. Todos aquellos que hayan leído las novelas o visto las películas habrán sido sorprendidos por la presencia de viejos conocidos. Y es que este capítulo es el que contiene, hasta el momento, más referencias a El silencio de los corderos y a Dragón rojo. Una revisión de la historia que ha hecho que me lo pase bomba buscando las 7 diferencias entre novelas y serie y hace que me pregunte cómo va a acabar la temporada. Bien jugado Doctor, bien jugado.

Esta vez el menú no se ha servido en el comedor del caníbal, si no en el Baltimore State Hospital For The Criminally Insane, lugar ya mítico dentro del imaginario popular. Allí descubrimos al doctor Gideon (Eddie Izzard), que lleva dos años convicto por el asesinato de su familia. Después de haber sido un preso modelo, finge un ataque y asesina a una enfermera del turno de noche. Algo que desata todas las alarmas, ya que la mata a là Chesapeake Ripper. ¿Y quién es Chesapeake Ripper? Es un nombre que ha ido sonando en algún que otro capítulo. Es un asesino en serie que mata a sus víctimas insertando todo tipo de objetos punzantes siguiendo el patrón mostrado en la ilustración del “Hombre herido” y extrayendo algunos órganos como trofeo. Un asesino que no ataca desde hace dos años, exactamente el tiempo que Gideon ha estado encerrado. Un asesino al que Jack Crawford le tiene especialmente ganas.

Y es que el Chesapeake Ripper y Jack tienen un pasado en común. Jack eligió a una alumna aventajada, Miriam Lass (Anna Chlumsky), para que le ayudase a cazarlo. Pero ella desapareció, Jack la dio por muerta y carga desde entonces el peso de la culpabilidad sobre su conciencia. Si el doctor Gideon fuera quien afirma ser, podría cerrar el misterio de la desaparición de Miriam. Así que Jack envía a Alana y a Will al hospital psiquiátrico para que averigüen si Gideon está diciendo la verdad. Y ahí conocemos a otro viejo conocido que empezábamos a echar de menos. El director del Baltimore State Hospital For The Criminally Insane, el muy creído de sí mismo doctor Frederick Chilton. Si su representación en el cine le había hecho merecedor de ser más antipático y odioso para el público que un asesino caníbal como Hannibal, en la serie va por el mismo camino. Raúl Esparza cumple las expectativas con su interpretación y promete regalarnos escenas de lo más jocosas con Hannibal y Will. Y aquí tenemos otra sensación de déjà vu, con ese interrogatorio de Alana y Will al Dr. Gideon. El fantasma de Clarice Starling ha estado más presente que nunca, y Gideon no ha sido más que la visión del futuro que le espera a Lecter.

gideon

Jack empieza a recibir llamadas de Miriam, pidiéndole ayuda. En varios flashbacks podemos ver su relación con su protegida, que para mi gusto incluye algún que otro aroma a affair extraprofesional a là Starling-Crawford. Alana y Will le confirman que no creen que Gideon sea el verdadero Ripper, pero que de alguna manera está conectado a él. En un giro que también nos recordará a cierto episodio de la novela Red Dragon, recurrirán a Freddie Lounds para tentar al auténtico asesino y que se muestre. La escena de Freddie con Alana, Will y Jack ha sido para enmarcar. Todos somos potenciales psicópatas. Aunque a estas alturas, todos sabemos que Hannibal Lecter es el Chesapeake Ripper, ¿no?

Tras el seguimiento de las llamadas, todas las esperanzas de que Miriam estuviera viva se desvanecen al encontrar su brazo cercenado junto a una nota que reza “What do you see?”. Jack visita a Lecter, buscando consuelo, no solo por lo de su mujer Bella, si no por haberse confirmado que Miriam está muerta y el Chesapeake Ripper campa a sus anchas. Y ahí, con esa conversación frente al fuego, con la intimidad de una charla regada de un buen cognac, vemos finalmente qué pasó con Miriam. El buen doctor la recibe, y cuando ella descubre la ilustración del Hombre herido, Hannibal, sigiloso, la ataca. Los lectores y los que hayan visto Dragón rojo, sabrán que quién corre esa suerte no es Miriam Lass, que ni siquiera existe en la historia original, sino uno de los protagonistas. Y que ése ataque propicia que Lecter acabe en el hospital del doctor Chilton. Cosa que ya no puede ocurrir en la serie (a menos que repitan escena) y que hace preguntarme qué nos estarán preparando de cara a la finale.

chilton

Porque ya estamos a media temporada, y justo ahora la cosa se pone muy interesante. Hannibal por fin ha mostrado de lo que es capaz. Intuyo que el resto de temporada se centrará en descubrir al Chesapeake Ripper, o que al menos será un tema recurrente hasta que quieran encarcelar al caníbal. Porque aunque hayan cambios necesarios sobre la historia original, todos sabemos que la celda del dr. Gideon está destinada a ser la morada de Hannibal. Me quedo esperando con ansía el siguiente capítulo donde por fin aparece Gillian Anderson (¡Scully!) como psiquiatra de Lecter y os despido hasta entonces con una recomendación: Os animo a leer las novelas para que así el visionado de la serie sea mucho más rico en matices, detalles y no me sienta culpable si os suelto algún que otro spoiler de manera inconsciente. Me quedaría a charlar un rato más, pero al igual que Lecter… I’m having an old friend for dinner.

Nota del autor
4.5
Vuestra nota
Review Hannibal: Entrée
4.7 (93.68%) 38 votes

Categorías: Hannibal Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »