Review Hannibal: Antipasto

hanni
En la tradición cristiana, Lucifer representa al ángel caído, ejemplo de belleza y sabiduría a quien la soberbia condujo a los infiernos, transformándose en Satanás. Según varias religiones, Lucifer fue uno de los ángeles más bellos al servicio de Dios. En el noveno y último círculo del Infierno de Dante, Satanás se encuentra inmerso en el hielo hasta la cintura, babeando y con tres cabezas, mascando en cada una a los mayores traidores de la historia: Bruto, Casio y como no, Judas. Los cuatro personajes deberán sufrir una eternidad de tormento por haber cometido el peor de los pecados: la traición. Hannibal Lecter no es Dios, ni quiere serlo, aunque con su moral estética más que ética, consigue seguir siendo el portador de luz que ciega a Will Graham. ¿Hablamos de las traiciones cometidas?

Satanás, en El Paraíso Perdido de Milton, decía:

El mejor partido que nos queda es el de emplear nuestras fuerzas en un secreto designio: el de obtener por medio de la astucia y del artificio lo que la fuerza no ha alcanzado, a fin de que en adelante sepa por lo menos que un enemigo vencido por la fuerza sólo es vencido a medias.

No se me ocurre mejor explicación para la presencia de Bedelia al lado de Hannibal. Bedelia no está vencida ni permanece esclava de los designios del doctor por medio de la fuerza bruta, no, sabemos que es más terrorífico su acercamiento mental que el físico. Lecter nunca ha sido de utilizar violencia física ni sexual para conseguir lo que quiere, mantiene a Bedelia atada con un collar invisible, una ténue amenaza implícita, una silenciosa opresión de libertades. Bedelia es libre de salir y entrar cuando quiera pero sabe perfectamente que el mundo nunca será lo suficientemente grande para esconderse de Hannibal. Bedelia camina en la cuerda floja, ocupando un lugar que no era el suyo, enmarañada en una falacia que durará lo que el buen doctor decida. Bienvenida de nuevo, y de manera regular, Gillian Anderson. Una vez más su gélida y aterrorizada Bedelia pone los pelos de punta. Será interesante ver más sobre su pasado y su paciente (hola, Sylar Zachary Quinto) y hasta dónde puede llegar su juego con Hannibal.

hannibal-3x01

Lo que queda claro es que éste Antipasto ha arrancado de manera algo lenta y mucho más recargada de efectos visuales y ambientación onírica. Nada sabemos de los asistentes a la Cena Roja, y sólo se centra en la nueva vida de Lecter en Europa. Empieza con su maravilloso y sonoro Bon soir en París y acaba con un corazón roto en Palermo, pasando por Florencia, donde da alguna clase que otra bajo una falsa identidad. No es de extrañar que Dimmond descubra fácilmente que no es el Doctor Fell, ya que en los tiempos que corren y con un maravilloso invento llamado Internet, lo extraño es que los eruditos del Palazzo no lo descubrieran a la primera. Lecter no perdona y tras un tira y afloja de lo más divertido (It´s not that kind of party), acaba con la amenaza de Dimmond y lo transforma en un regalo. Un regalo, una carta, un corazón roto, una llamada de atención, un te echo de menos, ven a buscarme.

eddie

Porque como bien se encarga de recordarle un fantasmal doctor Gideon (hola por ¿última vez? Eddie Izzard) lo que le falta es un Will Graham. El único e irrepetible. No tiene ninguna gracia comer caracoles solo, ni vivir en libertad sin su presencia. Lecter, aún acompañado de Bedelia, está solo. Su plan, marcharse con Abigail y Will, formar ésa extraña familia, salió mal. Muy mal. Pero por parte de Lecter, está todo perdonado. Traición por traición, ojo por ojo, Lecter ha superado el duelo y ya está preparado para volver a brillar. Jugar, atrapar, cegar. No hay nadie que le entienda como Will y sólo por eso es capaz de perdonarle la peor de las traiciones. El juego ha vuelto a empezar, el anzuelo ha sido colocado, la carne está en el asador. Lecter espera. La cena está al caer.

Bryan Fuller vuelve más poético que nunca y nos ofrece pocas respuestas sobre la finale anterior. Como el buen vino, Hannibal está hecha para saborearla poco a poco y no podemos más que rendirnos ante la evidencia: nos hallamos ante la serie más bella de la televisión. Quedamos a la espera pues, de caer a los infiernos con ella.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Hannibal: Antipasto
4.7 (93.33%) 30 votes

Categorías: Hannibal Reviews Etiquetas: , , ,

18 comentarios

  1. Anónimo

    Hannibal sigue siendo una serie unica en Tv. Esos planos esa belleza visual en las calles de Italia. Gillian esta EXCELENTE como la aterrada y fascinada emocionalmente doctora Bedelia Du Maurier. La musica es tan espectacular como la serie.

  2. Anónimo

    Bryan Fuller ha visto mucho cine. El cuerpo de Bedelia sumergiéndose en las aguas -en realidad, la bañera- me recordó al protagonista de ‘Europa’ de Lars von Trier. ¡Toma ya!
    En los títulos de crédito siguen apareciendo los mismos nombres, seguirán dando juego todos los personajes principales -no sé si todos vivos o en flashbacks alguno de ellos, preferiría todos vivos.
    El humor de Fuller, tanto visual -tocadiscos que da paso a la sartén- como auditivo -“Estoy intentando no comer nada que tenga un sistema nervioso central”- sigue funcionando.
    Las imágenes y la música tan bien como siempre.
    Qué bonito es el verano, tanto invierno, tanto invierno… 🙂

  3. Indi

    Bueno… a ver… Amo a Mads Mikkelssen, así que siempre me encanta verlo de nuevo. Adoro la belleza visual de la serie, creo que no hay otra serie con ese nivel de fotografía. A Bedelia la odié toda mi vida, desde los X Files y nada que haga cambiará eso, al contrario, todo lo acrecienta. Pero… me faltó toda la otra mitad. Disculpen, pero me supo a poco, a lento. Hace un año que queremos saber qué pasó con Will y compañía. Sabemos que viven por los créditos, pero cómo? Dónde? Sin los buenos, a esta historia le falta un pilar. Lo espero ansiosa.

  4. gala

    Me encanta esta serie, pero este primer capitulo ha sido desconcertante, pasado-futuro-futuro-pasado, que lío. Y bastante lento para mi gusto.
    Aunque sigue manteniendo su esencia.
    Espero saber del resto del elenco.

  5. S1XTHSTR33T

    Un capitulo exquisito!
    Me encantaron los diálogos entre Bedelia-Hannibal, sobre todo la escena en la que Hannibal le pregunta si esta observando o participando. Gillian Anderson es perfecta para su personaje.
    Lo que me preocupa un poco son las bajas audiencias (Demo= 0.7 total= 2.57). No puedo entender que una serie de la calidad de Hannibal tenga estos números 🙁

  6. damian

    lento comienzo de temporada, pero no me termina de convencer el papel de BEdelia, cómo es posible que siga atrapada por Hanibbal, ya me parece medio forzado.

    Por cierto, siento electricidad en el cuerpo ante la sensualidad de gillian anderson, no se me ocurre una criatura mas hermosa en la television actual, está mucho mas hermosa que en su epoca de x files. La amo, diosa de mi vida

  7. Indi

    No va a haber review??? EStaban muy lindas las reviews de esta serie. Acabo de ver el segundo capítulo… Es una temporada hermosa visualmente, pero leeeennntaaaa…

  8. Anónimo

    Joder, ya emitieron el 2º, eh! Ya estamos como el año pasado y acaba de empezar…

  9. Indi

    Hermosa y bienvenida la review, como la esperada vuelta de esta serie!! Sí, es tal cual, Hannibal es un vino para beberlo de a poco. A mí por momentos me falla la paciencia, lo asumo, pero igual, no abandono este banquete. Habrá que ver si hay un público masivo lo suficientemente paciente como para seguir este ritmo, porque esta cena, no es de fácil digestión. Ojalá que sí y que siga este show!

  10. RBN

    Bonita Review…Hannibal es una serie muy interesante en lo estético. Y en lo ético, toca casi todos los límites, ja!

    Viendo esta serie (a diferencia de otras) sin esperarme nada, me hace disfrutarla más, y es que esto no se puede hacer con muchas, pero háganme caso, y digan si sienten lo mismo. Creo que si tuviera otro ritmo, perdería parte de sus detalles.

    Vamos por las segunda Review pues!!

  11. Anónimo

    Hay dos tipos de tiempo: el del reloj y el psicológico. El tiempo del reloj no sirve para nada, salvo para fijar una cita, entrar o salir de trabajar, etc. El tiempo psicológico es el esencial.
    Por ejemplo: el tiempo psicológico corre mucho más lento para los niños que para los ancianos porque el niño está sometido a muchos estímulos y necesita aprender muchas cosas mientras que el anciano está sometido a pocos estímulos. Por lo anterior, un viaje de una hora nada supone para un adulto y es una tortura para un niño.
    La frecuencia (f) es la inversa del tiempo (t): F=1/t. ¡Pues bien! La frecuencia y, por tanto, el tiempo del reloj, es igual para todas las películas, PARA TODAS:
    Cine mudo: 16–18 fotogramas por segundo.
    Cine: 24 FPS.
    Cine digital: 30 FPS o más.
    Luego, cuando alguien dice que una película es lenta, está hablando del tiempo subjetivo (porque el tiempo objetivo es siempre el mismo, SIEMPRE). Y lo malo es que está tratando de hacer pasar algo subjetivo por algo objetivo. Es mucho más honesto darle nombre subjetivo a lo que es subjetivo y decir sencilla y llanamente que tal película (o capítulo de una serie) me tuvo al borde del aburrimiento, o me aburrió un poco, o me aburrió como una ostra.
    A mi, por ejemplo, no me aburre la serie ‘Hannibal’, ni las películas de Antonioni, ni las de Bela Tarr. No me resultan, por tanto, lentas. En cambio me aburre ‘Juego de Tronos’ con sus personajes, para mi gusto, insulsos, sus diálogos, para mi gusto, insípidos y su color eternamente azul. Y por eso, cuando comenzó, la tenía que dejar de ver a los cinco minutos. Y por eso no la veo. Lo mismo me ocurre con prácticamente todas las películas de acción de Hollywood, me resultan soporíferas, me duele el cuello viéndolas.
    Quien me iba a decir a mi que iba a dar en la tele con un tipo de talento, Bryan Fuller, que está despachando, a mi entender, la mejor serie de los últimos tres años CON MUCHA DIFERENCIA: en guión (y, por tanto, en situaciones y diálogos), en imágenes, en música, en todo.
    Dada la audiencia y el negro futuro, me gustaría que Bryan Fuller rompiera con la narrativa convencional definitivamente, como ha hecho David Lynch en el cine, y nos ofreciese imágenes que tratasen de provocar sentimientos independientes unos de otros.
    Perdería a la poca audiencia que ya tiene pero dos o tres se lo agradeceríamos con nuestro indeleble recuerdo. De tirados, al río, maestro. Y con un actor diciendo a cámara, si es posible: “Érase una vez…” (¡Ah! ¡Un momento! Eso ya lo ha hecho). Ojalá tuviese aún tiempo de removerlo todo definitivamente de una patada en la narrativa televisiva, como ocurrirá sin duda, alguien llegará y lo hará, como se hizo en cine, en literatura, en música, en pintura, en todo.

  12. L

    Pocas series se pueden dar el lujo de obviar la mitad del plantel protagónico en su primer episodio de temporada, luego de dejarnos con un cliffhanger tamaño XXL, pasar todo el capítulo sin saber que fue de Will y los buenos… y sin embargo, mantenerte hipnotizado a la belleza audiovisual que uno tiene enfrente.
    y su segundo capítulo… en la misma línea onírica del primero pero con la otra vista.
    Hannibal es una rareza estética en un mundo de series premasticadas!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »