Review Game of Thrones: The North Remembers

Review GoT: The North Remembers

El verano llega a su fin, parece que el invierno será oscuro y que se avecinan tiempos difíciles para los habitantes de Westeros, esa pobre gente que esta derramando su sangre en los distintos rincones de los Siete Reinos mientras cada vez más hombres poderosos reclaman ser los dueños de sus destinos. The North Remembers es el punto de inicio de la segunda temporada de Game of Thrones, un episodio que  sitúa a los distintos jugadores del juego de tronos y nos prepara para una emocionante partida.

El actual rey es el psicópata Joffrey, quien cree que reinar es calmar su sed de sangre. El chico siente una extraña pasión matando y humillando a sus súbditos y una de las víctimas de hoy ha sido un pobre borracho llamado Dontos, a quien Sansa salva de una muerte a la par cruel y ridícula para convertirlo en bufón, el cual no es el mejor de los destinos, pero es preferible a la muerte. Curiosamente, tal como ocurrió en la temporada pasada, el Perro vuelve apoyar a Sansa, parece que este asesino despiadado siente predilección por la joven Stark, aunque yo no me fiaría de alguien tan leal al rey Joffrey es curioso el hecho de que se interese tanto por proteger a la chica. Respecto a Sansa no tenemos más que decir, parece que la chica sobrevive como puede adaptándose a su terrible situación.

He'll make a much better fool than a knight.
Afortunadamente para el pueblo, tenemos al tío Tyrion para controlar los excesos del rey, cosa que hasta el momento el menor de los hermanos Lannister esta haciendo bastante mal, a la vista de la dramática matanza de los bastardos de Robert. Matanza de la que no tenemos claro el responsable, pues igual podría haber sido ordenada por el pequeño psicópata o por su madre a raiz de los comentarios que hace el niño sobre el incesto, que aparentemente ha dejado de ser secreto para convertirse en una noticia de dominio público, posiblemente debido a la carta que Stannis ha enviado a todo el mundo poniéndolos al corriente de la situación.

Quizás haya sido idea de Joffrey esta drástica manera de acabar con todos los hijos de Robert, es posible que el chico haya visto peligrar su trono al descubrir que la ciudad esta llena de hijos del rey, pero que él no es uno de ellos. Supongo que ha pensado que cualquiera de los hijos del rey difunto, con una adecuada orientación y alguien con poder que lo dirija podría reclamar el trono o quizás teme que Stannis utilice a los numerosos hijos de Robert como prueba de que los descendientes de un Baratheon son siempre morenos. Posiblemente haya decenas de bastardos de Robert perdidos por todo el continente, pero el que nos importa es uno en particular, Gendry, el chico que tiene un casco con forma de toro y que va camino al Muro acompañando por nuestra Arya Stark, quien lo último que necesita es a los soldados de los Lannister persiguiendo a su grupo.

Red Waste
El poder es poder le dice Cersei a Lord Baelish, pero no creo que ella conozca el auténtico significado del concepto poder. Ella cree que es poderosa porque los cuatro soldados que la acompañan cumplen sus ordenes, pero tiene un hijo psicópata que amenaza con matarla, su hermano y amante esta apresado por sus enemigos y su ejército esta perdiendo batallas. Su padre no confía en ella y manda a su hermano menor a controlarla. No creo que eso signifique poder. Al igual que Dany nacida del fuego junto con tres dragones no tiene el poder suficiente para alimentar a sus escasos seguidores. Se encuentra al otro lado del mar en un paraje peligroso y aparentemente interminable, sin aliados, sin ejército, sin comida, sin agua, sin nada salvo unos pocos seguidores y los únicos dragones que existen.

Tampoco Robb es poderoso, acumula victorias en el campo de batalla, pero tal como le dice Jaime, esas victorias no significan casi nada. Robb sabe que eso es cierto y conoce sus escasas posibilidades de derrotar al rey Joffrey y es por eso que intenta conseguir aliados como sea. Por un lado piensa en Balon Greyjoy y cree que Theon podría convencer a su padre para que se una a ellos contra Joffrey. Os recuerdo que Theon Greyjoy era un pupilo-rehén en Invernalia, Theon es el hijo de Balon, un señor de una importante familia que protagonizó una rebelión unos pocos años antes de los acontecimientos que ocurren en la serie. Los difuntos Robert Baratheon y Eddard Stark sofocaron dicha rebelión y Eddard se llevó al niño como rehén, pupilo o una mezcla de ambas cosas. Ahora Theon parece ser bastante fiel a los Stark y tanto él como Robb creen posible convencer al padre de Theon para unir sus ejércitos y usar sus barcos para derrotar al rey Joffrey. Por su parte, la pobre Catelyn que sólo quiere recuperar a sus hijas y unir a su familia en Invernalia, se ha visto arrastrada en esta guerra que ahora la lleva a reunirse con Renly Baratheon con la idea de unir sus fuerzas contra Joffrey.

En el Norte Bran hace lo que puede como Señor de Invernalia, pero es sólo un niño con sueños de lobo. Un sueño raro, bastante raro, pero seguro que en el futuro lo entenderemos mejor.

Los sueños de Bran

Una vez situados los personajes conocidos, nos acordamos de que hay un nuevo punto en el mapa, tal como habréis visto en la intro del episodio se trata de Dragonstone y allí tenemos al otro de los hermanos del difunto Robert, Stannis Baratheon. Stannis se considera el legítimo heredero del trono, pues sabe que los hijos de Cersei son fruto del incesto y además es mayor que Renly, por lo que se considera el siguiente Baratheon en la línea de sucesión.

Hemos conocido a Stannis en una extraña ceremonia con fuego y una espada, esta ceremonia era la quema de los Siete Dioses. El culto a los Siete representa la religión que profesan la mayor parte de los habitantes de los Siete Reinos, entre ellos los antepasados de Stannis. La ceremonia consistía en la quema de estos siete dioses (en realidad es una sola divinidad con siete rostros) como sacrificio para otra divinidad, R’hllor o Señor de la Luz, y la mujer vestida de rojo, Melisandre, es una sacerdotisa de este culto al Señor de la Luz . Es decir, se trata de una ceremonia en la que prescinden de una divinidad para venerar a otra. Lo curioso es que la divinidad a la que Stannis renuncia es la mayoritaria en la población a la que quiere gobernar como rey. Obviamente como estrategia de marketing no es muy buena idea, sobre todo si quiere competir con el simpático Renly.

Durante la ceremonia Melisandre dice algunas cosas interesantes, como por ejemplo: “… the cold breath of winter will freeze the seas… And the dead shall rise in the North (el frío aliento del invierno helará los mares y los muertos se alzarán en el Norte)”, quizás ese aspecto concreto de la profecía sea acertado, pues en la primera temporada vimos algún muerto levantarse, o quizás las palabras de Melisandre no se refieran a eso exactamente.

Otra cosa que le oimos decir a la sacerdotisa es que considera que Stannis es una suerte de elegido “… In the ancient books, it’s written that a warrior will draw a burning sword from the fire. And that sword shall be Lightbringer. Stannis Baratheon, warrior of light,your sword awaits you. (En los antiguos libros, está escrito que un guerrero sacará una espada ardiente del fuego. Y esa espada será Dueña de Luz. Stannis Baratheon, guerrero de la luz, vuestra espada os espera.)” Si estas palabras significan algo, tendremos que suponer que Stannis hizo algo importante al coger la espada. La misma espada que Davos sostiene en sus manos minutos después mientras se pregunta cuál es la verdad.

El único hombre que parecía oponerse a la celebración de tal ceremonia y que se mostraba dolido por la quema de los dioses es el protagonista de un extraño suicidio que pretendía ser también el asesinato de Melisandre. Pero curiosamente a ella no le afecta el veneno. Parece ser que la sacerdotisa es bastante interesante, por un lado no le afecta el veneno y por otro y más importante parece que tiene una gran influencia sobre Stannis.

We offer you these false Gods.
Y no nos olvidemos de las tramas situadas al otro lado del Muro, somos como los señores de Poniente, estamos tan preocupados por la guerra, que nos olvidamos de la terrible amenaza que nos acecha más allá del Muro. Nos olvidamos de la desaparición de Benjen Stark (hermano pequeño de Eddard Stark y por lo tanto tío de Jon) quien es o era el Capitán de los exploradores de la Guardia de la Noche y de quien no se sabe nada sobre su paradero. Nos olvidamos de las extrañas criaturas que conocimos en la primera temporada y casi ni nos percatamos del detalle de que los asentamientos de los salvajes están siendo abandonados.

En esas tierras nevadas tenemos a unos cuantos personajes pasando frio y parando a descansar en la casa de un extraño personaje que se casa con sus hijas, procreando más hijas con las que casarse después. Este tal Craster, además de servirnos de ejemplo de la curiosa moralidad que se aplica más allá del Muro, nos ha hablado de un antiguo desertor de la Guardia de la Noche, un tal Mance Rayder, quien por lo visto esta formando un ejército con la idea de dirigirse al sur. Parece que teniamos suficientes señores que se autoproclamaban reyes, pero acaba de surgir uno más, con un numeroso ejército formado por salvajes curtidos en el hielo y de esta nueva amenaza no saben nada o casi nada en el Sur.

Y aquí estamos otra vez, hablando de reyes y olvidándonos de aquellos caminantes blancos tan espeluznantes que conocimos en la primera temporada. Pero así es esta historia, esto es un juego de tronos.

He marries his daughters. What's he do with his sons?
Para terminar permitidme unos leves apuntes, libres de spoilers y totalmente aptos para quienes no han leído los libros, pero dirigidos fundamentalmente a quienes si lo han hecho. La primera temporada comenzó con el prólogo de Juego de Tronos, pero en la segunda no hemos tenido tanta suerte. Creo que esto es un error, pues los prólogos de estos libros arrojan mucha luz sobre las tramas que luego se irán desarrollando, además el prólogo de Choque de reyes nos alumbra bastante sobre el posterior desarrollo del arco argumental de Stannis y nos ayuda a conocer a Melisandre. Además la muerte del maestre tiene más sentido en el prólogo del que tiene en la serie, pues su intención es la de envenenar a Melisandre, mientras que en el episodio parece que quisiera suicidarse, cosa que de hecho termina haciendo en las dos versiones. Pero supongo que los responsables de la serie no quieren perder minutos con el prólogo, minutos muy valiosos en una temporada que sólo durará diez horas, si que pueden perder decenas de minutos con escenas eróticas y gratuitas (tampoco en este episodio nos hemos librado del sexo), pero no, no con el prólogo del Maestre Cressen.

Otra cosa que me ha chirriado muchísimo es la escena del enfrentamiento entre Petyr y Cersei. La imagen que yo tengo de Petyr (mi personaje favorito) es completamente diferente a la que tienen los guionistas, en mi opinión Petyr es más cauto, más sibilino y astuto. Petyr es un tipo peligroso, pero nunca dice las cosas claras y jamás muestra sus intenciones, precisamente eso es lo que lo hace tan interesante. Esa escena en la que le vemos enfrentarse a Cersei no tiene cabida en la percepción que yo tengo del personaje y la humillación posterior de Lord Baelish también me ha sobrado muchísimo. No sé como lo veis vosotros, pero a mí no me encaja.

Al menos me consuela ver que a Davos lo han captado a la perfección, con esa fuerza contenida rebosa personalidad a raudales y tiene pinta de convertirse en uno de los mejores personajes de la serie, es un gran personaje en los libros, pero eso no es garantía de que lo sea también en la serie… o  si, quizás es que aún estoy traumatizada por ver a mi amado Petyr enseñando sus cartas ante Cersei. Sea como sea, Davos esta genial, él es lo que más me ha gustado del episodio.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »