Review Gossip Girl: Yes then zero

Y ya está aquí la quinta temporada de Gossip Girl. Esta vez ni Upper East Side, ni universidad, ni Paris, nuestros personajes han decidido irse de vacaciones a L.A.! Aunque no todos, recordad que Blair no está ni en el planeta Tierra, ella vive en su Fairytale personal. Si queréis cotillear qué han hecho este verano nuestros personajes no os podéis perder lo que viene a continuación.

La última temporada nos dejó con ganas de saber qué harían durante el verano nuestros personajes y la cosa empieza viendo la nueva vida de Serena con un L.A. newstyle. El compañero de trabajo de Serena, Marshall, el cual ya vimos en el último capítulo, se muestra bastante estúpido durante el capítulo, aunque también podríamos llamarlo competidor (no), y viendo que Serena consigue las cosas muy fácilmente decide sabotearla para conservar su puesto. Pero ya seguiremos hablando de ella más adelante. Nate y Chuck, los ricos solteros de oro, están pasando las vacaciones en un yate y Chuck les propone una nueva filosofía de vida, decir a todo SI, sin responsabilidades. Y por lo que vemos le funciona bastante bien. Sí, quiero hacer un trío, sí, quiero saltar de lo alto de un edificio, sí, quiero hacer el caballito en una moto hasta pegarme el piño, bueno, muchos de nosotros también diría sí a muchas cosas, pero vivir al límite tiene sus consecuencias y si no que se lo digan a Chuck.

GG501Chuck

Nate por su parte hace caso a su buen amigo y en la fiesta donde son invitados, Nate pone en práctica la táctica y se liga a la anfitriona de la fiesta que se organiza, Diana, que no es otra que Elizabeth Hurley, en el cual vemos que ha sido ella quien se lo ha ligado, Nate pierdes facultades. Aunque está claro que esta mujer algo quiere de nuestro yogurín.

Y ya es hora de hablar de nuestra princesa Blair. Junto con Louis planean su boda, que por lo que hemos visto en la invitación será en 3 meses en Monte Carlo. A mí no me ha llegado la invitación aún, tendré que llamar a Serena para que me dé la suya. Blair tiene dificultades con la madre de su prometido ya que todo lo que ella pide la madre se lo niega y Louis no dice ni pío y claro Blair le pone a prueba para que ella pueda decidir algo de su propia boda. A todo esto, Dan que se ha enterado que alguien ha publicado su artículo se pone en contacto con Louis para que lo ayude y este cede, y Blair decepcionada al ver que su prometido no le puede contar lo que hará por Dan, va a ver a este último y le dice que cancelará la boda mientras el otro se calla que Louis le está ayudando. Y claro, aparece el tercero en discordia, cuando le cuenta lo que realmente hacía, Blair no se puede creer que Dan estuviera dispuesto a que ella cancelara la boda tan fácilmente, y se pregunta qué razón habría para dejar que Blair y su fairytale se fuera al traste, y viendo la cara de Dan está clarísimo que nuestro chico solitario sigue coladito por ella, este chico no sabe disimular.

Ah! ¿Y os acordáis del test de embarazo que vimos al final del último capítulo? Primero hemos dudado con Serena cuando decía que ya no tomaba alcohol, luego con Dorota aunque resultaba un poco obvio que protegía a Blair. Finalmente la modista se ha percatado de que efectivamente, es ella la que espera un pequeño heredero. Este cotilleo sí que es interesante. Aunque yo te digo algo Blair, siempre puedes llamar a Georgina y que juegue con el pequeño Milo.

Y ahora viene el momento interesante del final del capítulo, Serena consigue un puesto estable en su trabajo a pesar del su error mientras que sus dos amigos se vuelven al Upper East Side a la boda de su amiga y de repente vemos a Charlie, digo a Ivy en un restaurante en el cual trabaja con su novio ¿y quién es la inoportuna que entra? ¡Exacto! Serena Van der Woodsen, la cara que se le queda a la muchacha es un poema.

GGivy

¿Descubrirá Serena quién es realmente Ivy? ¿Se llegará a casar Blair con Louis o alguno de sus amores pasados la detendrá? ¿Y qué pasará con el futuro bebé?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »