Review Gossip Girl: The Grandfather II

Foto teaser

Gossip Girl nos tiene acostumbrados a dos cosas: a los va y viene en las relaciones de amor, amistad y familiares; y a las grandes fiestas. Pues vamos a juntar ambas ideas, con la peculiaridad de que, esta vez, el “…viene” no tiene lugar. Y tenemos el gran capítulo de esta semana, ¡The Grandfather!

¿Por qué es necesario que, en lugar de un tugurio o local de striptease, Chuck se haya hecho con un glamuroso hotel? Para celebrar fiestas con la jet set. Y el Gimlet se convierte en el lugar escogido por la familia materna de su gran amigo Nate, los Van Der Bilt. El nieto modelo de William, Trip, se presenta al Congreso pero las cosas no pintan bien para él y, ya le conocemos, el Grandfather (sí, en mayúsculas, se lo ha ganado a pulso) está dispuesto a todo para que su apellido sea respetado, desde trucar fotos a pagar a alguien para convertir a su nieto en un héroe.

Por eso Nate (y todos) no duda en señalar a su abuelo cuando, casualmente, un hombre se ahoga delante de Trip, que trata de rescatarlo. Ese mismo día está en todos los canales de noticias y la popularidad de Trip “el héroe del Hudson” entre los votantes sube como la espuma, ¡vivan las casualidades! Con Trip convertido en un héroe, todo es alegría y jolgorio y el champán corre entre los asistentes al acto. Eso si son rápidos, porque como se descuiden mucho, el falso novio de Serena, Patrick, se lo bebe él solito. Suerte (o desgracia) que ahí está una Blair llena de rencor por el abandono de Serena para quitar a Patrick de en medio y dejar en evidencia a su supuesta mejor amiga. Ambas se han retado a demostrar quién es más feliz, si Serena con un novio falso y un trabajo, o Blair con una amiga con mucho gusto para vestir. Y la borrachera de Patrick suma un punto para la morena, aunque le dura bien poco ya que minutos después se descubre la verdadera profesión de Brandeis… la prostitución de lujo (ya que lo hace, se vende bien). Punto para Serena y empate técnico.

¡Yo más!¡Yo más!

Sigue la fiesta y para alegría de todos los periodistas (sobretodo del canal New York 1) y desgracia de los Van der Bilt, en el incidente estaba Vanessa, cámara de vídeo en mano (cuanto daño ha hecho ya con esa cámara, y la sigue usando…), para grabarlo todo. To-do. Incluido, segundos antes del incidente, la imagen del supuesto accidentado lanzándose voluntariamente y sin disimulo al agua para fingir que se ahoga. Es precisamente esa cutrez a la hora de tirarse al agua la que indica que William no está detrás de la artimaña. ¡Por favor! El Grandfather no permitiría un error como ese.

Error que Vanessa averigua horas antes de enviar el vídeo a una cadena de televisión. Si fuera Blair o Gossip Girl ese vídeo hubiera ido directamente y sin intermediarios a los medios de comunicación, pero V es buena chica y se lo cuenta a Nate para que les dé tiempo a preparar la contrarréplica a las acusaciones que vendrán tras el vídeo. Sin embargo, Nate viene demostrando últimamente que la honradez y la confianza no es una de sus cualidades y consigue que Vanessa dé el vídeo a la persona equivocada… algo que sólo alargará la agonía, ya que la verdad siempre se sabe (menos cuando se trata de averiguar quién es Gossip Girl) y los medios de comunicación se hacen eco de la noticia. Las urnas están ya cerradas, así que realmente no influirá en el resultado, pero pese a su apellido e influencias, Trip es noble y tras culpar a su abuelo anuncia que renunciará a su escaño como congresista.

Sé lo que hicisteisSé lo que hicisteis

En poco tiempo, la fiesta se ha convertido en una batalla verbal y física. El consejo de Chuck a Serena no funciona cuando Blair la acusa de prostituirse con su trabajo, a lo que “S” contesta con un empujón de “B” contra la tarta para el congresista. Un golpe de rabia y por la espalda, de los que duelen en lo más hondo, tanto como las palabras de Blair segundos antes. Y aunque Serena recapacita cuando Patrick le pide que lo acompañe a una fiesta “que para eso te pagan“, parece ser que ya es tarde para salvar su amistad con Blair. Al menos a ella le queda el amor de Chuck. ¿Y Serena? Tranquilos, que tampoco está sola.

Tras un acto valiente de Nate, en el que se autoinculpa ante todo el mundo de la treta para conseguir que su primo quedara como un héroe y ganara las elecciones, Trip le asegura que las cosas no acabarán así y se marcha de la fiesta. Es entonces cuando descubrimos que el nombre del capítulo era para despistar. El Grandfather no tiene absolutamente nada que ver con el hombre que fingió ahogarse: todo es cosa de la mujer de Trip. Lo tenía claro: quería a William lejos y un marido congresista, y gracias por una parte a Vanessa y por otra a Nate ha conseguido ambas cosas.

Capítulo con peso en el personaje olvidado por los guionistas, Nate Archibald, y en su familia materna; y que pasa por encima sobre el primer mensuario de Dan y Olivia (en esa extraña necesidad de que salgan todos los personajes en cada capítulo). Acaba una noche desastrosa para todos excepto para el ganador de las elecciones. Nate redescubriendo su brújula moral, Vanessa con un sentimiento de culpabilidad al ver su nombre en las noticias, Blair abandonada por su amiga, Serena sin trabajo… y con una animada charla con Trip. Cuidado, Serena. Trip ya tiene mujer, y no es conveniente hacerla tu enemiga.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »