Review Glee: Theatricality

Review Glee: Theatricality

Porque no sólo de cantar bien vive una estrella, hay que tener algo muy especial que hace que un cantante destaque sobre los demás: la teatralidad. La voz es un componente esencial, sin duda, pero el saber interpretar, el actuar y vivir lo que se canta también es indispensable. De eso nos habla Theatricality, un episodio completito, con una figura que ha servido de contexto para las tramas: Lady Gaga. Sí, esa grandiosa diva que lo mismo se calza unas gafas hechas con cigarrillos que se enfunda un vestido fabricado con filtros de cafetera. Bueno, va, Kiss también ha sido homenajeada en este capítulo, aunque a menor escala. Una cosa os digo, por mí, que se vistan de Lady Gaga lo que queda de temporada, que ver a Brittany con ese tocado en forma de langosta no tiene precio. Y ahora, entremos de lleno en la review (perdón por el retrasillo), a ritmo de Ra-ra-ah-ah-ah-ah, Roma-roma-ma-ah, Gaga Uh la-la-ah, Want your bad romance…

Lo siento, no he podido evitarlo. Es que es oír el principio de la canción y me da el subidón a lo Lore, Lore, Macu, Macu (¿os imagináis una versión del hit de Aída en Glee? Mi alma a cambio de oírlo). Venga, que me pierdo. Comencemos a repasar el 1×20 de Glee. A mí me ha parecido un capítulo buenísimo, de esos que te hacen reír pero que tienen tramas emotivas de fondo. Personalmente, la historia que más me ha gustado es la de Kurt y Finn. Y es que cada vez que aparece el padre del primero, tenemos momentazo sentimental. Ojalá todos los padres fueran como él. Pero no nos adelantemos. ¿Qué ha motivado que hayamos tenido un episodio tan Gaga? El miedo de Figgins por los vampiros. Sí, totalmente lógico…

Resulta que al director le dan miedo los adeptos a la fiebre de los chupasangres, y cree que Tina fomenta con su look la aparición de más vampiros adolescentes en el McKinley. Will, como siempre, se pone del lado de los suyos, pero Figgins no cede. Las ganas de reivindicarse, junto al descubrimiento de Rachel de que VA estaba ensayando canciones de Lady Gaga, han hecho que Will decide ponerles a nuestros chicos como tarea semanal hacer tributo a la susodicha, aprovechando para que el Glee Club potencie su teatralidad en las actuaciones, algo muy característico de la Gaga. Y, como era de esperar, al día siguiente todas las chicas y Kurt se ponen sus más estrambóticas galas para ir al instituto. ¡Qué buenos todos los looks! Yo, ya lo debéis suponer, me quedo con el de Quinn, aunque el de Santana también me gustó, y las bolas de Tina… sin palabras. Y no soy el único que lo piensa, porque según una encuesta en facebook casi la mitad de los votantes eligió el look de mi princesa Quinn.

Pues eso, con sus trajes nuevos, las chicas y Kurt nos cantan Bad Romance. Eso sí, no me ha gustado nada que hayan cortado la canción de esa manera, tenían que haberla cantado entera, que un minuto más tampoco va a restar tanto tiempo a la trama. ¿Os habéis fijado en que le están dando mucho más protagonismo vocal a Santana? Eso está bien, que canten todos. Pero por igual, así que también quiero oír más a Tina y a Quinn. Hablando de todo un poco… ¿alguien sabe dónde está Terri? No es que la eche de menos, pero creía que iban a darle una trama, supongo que será en la siguiente temporada. Bueno, vayamos a lo que nos interesa. Lo del look de Lady Gaga está muy bien, pero no a todos les gusta. Por ejemplo, a los chicos del Glee Club no les parece buena idea, y así se lo hace saber Finn a Will, que esta vez le escucha y les deja manifestar su teatralidad a su manera, disfrazándose de los componentes de Kiss. Ha estado bien la canción, la verdad.

Freak Show

A otros a los que no les gusta ver andando por el McKinley a las miniversiones de Lady Gaga, en especial a Kurt, es a los dos cafres de turno, que además de acosar a Kurt e insultarle, hacen lo propio con Finn una vez más. ¡Qué cabeza de melón que tienen! Suerte que nuestro Farinelli particular no se amedrenta y hace lo que le da la gana. Y ya que estamos hablando de Kurt y Finn, pasemos a comentar la unificación de sus familias. Sus respectivos padre y madre van a toda mecha, y deciden que Finn y su madre se muden a la residencia de los Hummel. La noticia no le hace mucha gracia a Finn, y mucha menos gracia le hace tener que compartir habitación con Kurt, porque tiene miedo que eso acabe a lo Los Serrano.

El momento cúlmine se ha producido cuando Kurt ha redecorado el sótano con toda su buena intención (directamente proporcional con el nivel de barroquismo de la decoración), y Finn ha explotado. Y se ha pasado bastante humillando a su nuevo hermanastro, diciéndole que sabe que le gusta y usando un lenguaje inadecuado. En esas está cuando aparece Burt y le suelta una charla de agárrate y no te menees a Finn, y con toda la razón del mundo. El bueno de Kurt quiere restarle importancia al asunto, pero su padre desata su ira contra el hijo de su novia y le invita a abandonar su casa por insultar a Kurt y no aceptarlo tal como es. ¡Viva el padre de Kurt! Me lo pido para mi cumpleaños, que por cierto, es el 21 de julio. Se aceptan donaciones.

Finn, volviendo al tema, recapacita a tiempo, y cuando Kurt está en serio peligro de paliza por parte de los cazurros, aparece como un superhéroe con un look a lo Lady Gaga, con dos narices. Bien por Finn, que parece que se quita los prejuicios y apoya a Kurt aceptándolo tal como es. Y por si fuera poco, todo el Glee Club le planta cara a los jugadores de fútbol, haciendo que se retiren con las orejas gachas. Yo, viendo a Quinn con esa bola de pinchos, también me iría echando leches. Del mismo modo, y cerrando la trama de Tina y su expresión mediante su look, ella decide volver a sus antiguas vestimentas, y para que Figgins no la expulse por ello, le amenaza convenciéndole de que ella es un peligroso vampiro y sus padres también, así que mejor que no se meta en su camino. ¡Qué risa con esa escena! Tina se sale cuando le da por sacar su carácter. Cambiemos de tema. Ahora toca hablar de Rachel, y del encuentro con su madre.

SupergagamanSupergagaman

En un ejercicio de espionaje, la solista principal de New Directions, acompañada por Mercedes y Quinn, oye cantar a Shelby y así descubre que ella es su madre biológica. Y tal cual, se presenta como su hija a la directora de VA. Tras una conversación poco cercana, las cosas se quedan muy raras entre las dos, y a ambas les queda claro que no es el reencuentro que esperaban, pero es que han pasado demasiados años. Shelby le abre su corazón a Will, y le dice que necesita a su niña, y él le anima a que le cuente eso a Rachel. Pero ella ya no es una niña, es una joven que ha crecido y que ha necesitado a una madre en muchos momentos, y aunque ahora no lo crea, la sigue necesitando. Por ejemplo, cuando precisa de ayuda para hacerse un traje de Lady Gaga que no se vaya cayendo a trozos. Y con esa excusa Rachel visita a Shelby, que consigue cambiar el look de Rachel de una forma increíble.

Finalmente, madre e hija se sinceran, y se despiden momentáneamente, porque creo que volveremos a este tema en un futuro. Está claro que cada una ha llevado su vida y que es demasiado tarde, así que dejan las cosas como están, no sin antes cantar a dúo Poker Face. Me ha encantado el detalle de la copa con las estrellas doradas, emblema de Rachel, y parece ser que de Shelby también. A ver cómo se comportan ambas en los Regionales, ya que han prometido no ponerse las cosas fáciles en la competición. ¿Y qué pasará ahora con Jessie? Supongo que él querrá continuar con la relación, pero Rachel alegará que tiene que reflexionar para mantenerse un tiempo alejada de él. Quizá sea ésta la oportunidad de Finn.

¿Qué os han parecido las actuaciones de este episodio? A mí, en general, me han gustado bastante. La versión de Bad Romance ha estado bien, aunque como ya he dicho, yo hubiera dejado un minuto más. Santana me ha dado miedito con sus caras, y Brit me sorprende cada día más con su gran estilo bailando. Y los zapatos de Kurt… geniales. La otra canción de Lady Gaga, Poker Face, también me ha gustado, Rachel y Shelby han interpretado la versión a piano, y lo ha hecho de una manera sobresaliente, ya que tienen dos voces como dos templos. El Shout it out loud, de Kiss, me ha parecido un gran número, con un look perfecto y unas voces bien encajadas. Eso sí, Finn tocando la batería en playback nunca más, por favor (aunque bueno, así nos ahorramos el verle bailar). Shelby ha cantado sola Funny Girl, de Barbra Streisand, y la verdad, le venía como anillo al dedo. Por último, debemos comentar el bonito y bien cantado Beth, de Kiss también, que ha servido para que Puck muestre de una vez sus sentimientos y le diga a Quinn que quiere que su hija se llame así y no “Jackie Danniels”… ay este Puck…

Bebe esto. Ahora eres como yoBebe esto. Ahora eres como yo

Como siempre, terminamos la review con la selección de las mejores frases, en las que se nota que Sue no ha participado en el capítulo. Lleva un par de semanas discretita… miedo me da cuando reaparezca.

“Yes. for several years in my early 20’s, I dressed up as Elvis. But he was a Christian, Will! And he did not possess the ability to transform into a bat!” (Sí, durante algunos años en mis tempranos 20’s, vestía como Elvis. ¡Pero él era un cristiano, Will! ¡Y él no poseís la habilidad de transformarse en un vampiro!, Figgins)

“Tina, are there any other looks you can try?” (Tina, ¿hay otros looks que puedas probar?, Will)
“Cross-country skier. Happy meal, no onions. Or a chicken” (Esquiadora de fondo. Happy meal, sin cebolla. O un pollo, Brittany)

“What’s up with this Gaga dude? He just, like, dresses weird, right? Like Bowie?” (¿Qué pasa con ese Gaga? Él sólo, como, viste raro, ¿no? ¿Cómo Bowie?, Puck)

“I love wearing champagne bubbles! I get to express a whole different side of myself! Because even though I’m painfully shy and obsessed with death, I’m a really effervescent person” (¡Me encanta vestir burbujas de champagne! ¡Puedo llegar a expresar una parte totalmente diferente de mi! Porque aunque soy dolorosamente tímida y obsesionada con la muerte, soy una persona realmente efervescente, Tina)

“You look terrible. I look awesome” (Estás horrible. Yo estoy increíble, Brittany)

“And ladies, I don’t want to hear about chafing just because you’re being forced to wear metal underwear. Not my problem” (Y chicas, no quiero oír hablar de los roces sólo porque estáis siendo forzadas a llevar ropa interior metálica. No es mi problema, Shelby)

“Let them think what they want. They’re Neanderthals. In three years, they’ll be clearing my septic tank” (Deja que piensen lo que quieran. Son Neandertales. En tres años, ellos estarán limpiando mi fosa séptica, Kurt)

Tina enseñando dientesTina enseñando dientes

“Brad! He’s always just around” (¡Brad! Él siempre está por aquí, Rachel)

“So here’s what’s going to happen. My dad, he’s the king of the vampires. And asian vampires are the most vicious of all the vampires. You’re going to let me wear my lady demon clothes, or my dad will fly into your bedroom and bite your face off. He’s really pissed. Is that what you want?” (Así que aquí está lo que va a pasar. Mi padre, él es el rey de los vampiros. Y los vampiros asiáticos son los vampiros más viciosos de todos. Vas a dejar que lleve mis ropas de chica demonio, o mi padre volará hasta tu habitación y te morderá la cara. Está muy cabreado. ¿Es eso lo que quieres?, Tina)
“No, I don’t want that. I’m afraid” (No, no quiero eso. Estoy asustado, Figgins)

Pues eso es todo. Como siempre, opiniones acerca del episodio. ¿Os ha gustado? ¿Habéis echado de menos a Sue? ¿Qué creéis que pasará en los Regionales cuando Rachel y Shelby se enfrenten? A comentar se ha dicho. Os dejo con la versión de estudio de Bad Romance, para que la escuchéis entera y con buena calidad. ¡Hasta la próxima! Ra-ra-ah-ah-ah-ah, Roma-roma-ma-ah, Gaga, uh-la-la-ah, Want your bad romance!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Glee: Theatricality
Valoración

Categorías: Glee Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »