Review Glee: The Spanish Teacher

Review Glee: The Spanish Teacher

Bueno, bueno, bueno. No sé si hablar primero de la actuación de Will vestido de torero, del destrozo (en cuanto a pronunciación) de las letras en español, o de las botas de punta kilométrica… Ya conocemos todos la visión que tienen los norteamericanos de España y del mundo latino en general, así que no hemos visto nada que pueda extrañarnos. Por suerte, el trasfondo de todo ha sido una crítica a esto mismo, a la ignorancia de los estadounidense hacia la cultura latina. Al menos yo me lo he tomado así, sobretodo después de la charla de Santana. Dejando este tema a un lado, hemos tenido un episodio en el que continuamos con las tramas de pareja de Mercedes-Sam, Rachel-Finn y Emma-Will. ¿Lo comentamos?

Antes de nada, perdón por el retraso. Época de exámenes, promoción de 2×1 en el restaurante donde trabajo, etc. Pero bueno, me pongo al día enseguida. En cuanto al episodio, el profesor de español del McKinley, osea, Will, recibe una queja de uno de sus alumnos, y no me extraña, porque esa interpretación de La Cucaracha… es para abandonar los estudios indefinidamente. El caso es que tras la jubilación de la profesora de Historia, hay una plaza fija vacante, y Will quiere conseguirla. Para ello, debe aprender español (que oye, siempre ayuda un poco a la hora de enseñarlo a tus alumnos), y se apunta a las clases nocturnas del profesor David Martínez. No, no estoy hablando de nuestro David, sino de Ricky Martin, la estrella invitada de esta semana, que ha inundado de energía y sabor latino el McKinley.

Y siguiendo los consejos de David, Will decide enseñar español a sus chicos a través de la música. Así escuchamos a Mercedes, Sam y Santana cantar canciones en Spanglish, algunos mejor que otros, pero bueno, no voy a meterme ahí porque habría que oír a muchos de nuestros cantantes españoles pronunciar en inglés. Bueno, pues eso, que la pareja canta sus canciones dedicadas al otro, porque es el único modo que tienen de comunicarse, ya que Emma les ha propuesto que no se hablen durante 24 horas para aclarar sus sentimientos. La verdad, no entiendo lo de Mercedes. Si a mí alguien intenta convertirme en Trendic Topic en Twitter, me rindo y caigo en sus brazos inmediatamente. La verdad es que Sam se lo está currando mucho. Y ese continuo tira y afloja debe terminar ya. Pero bueno, Mercedes sigue con su novio…

No avanzan

Continuando con el tema del español, llegamos a la actuaciones estelares de Santana con David y Will acompañado de Brit y Mike. La versión de La Isla Bonita, genial, me ha encantado. Por otro lado, sí, Will ha cantado muy bien y era muy graciosa la puesta en escena… pero… ¿en serio? ¿De torero? ¿Y toreando a los toritos Brittany y Mike? No me extraña nada que Santana se pusiera así con Will. Por desgracia, todos tenemos grabados en nuestra mente los tópicos internacionales más obsoletos, y sí, nosotros siempre seremos los de las sevillanas, los toreros y la paella. Bueno, quizá ahora seamos los del paro y la corrupción a gran escala, pero ese es otro tema. En fin, no nos desviemos. Santana lo que hace es criticar ese tipo de estereotipos, y hacerse darse cuenta a Will de que no puede ser profesor de español sin tener una mínima idea ni del idioma ni de la cultura hispana. Por eso, el profesor deja su puesto para que lo ocupe David.

Pero Will no es el único que lucha por un puesto fijo. Sue, que también ha recibido una queja de una de sus animadoras, está en el punto de mira. Por un lado, la temperamental Roz Washington, quiere quitarle el puesto de entrenadora de las Cheerios. Roz me parece un personaje genial, porque es la rival más dura con la que se ha encontrado Sue. Tiene su mismo mal genio y su labia a la hora de humillar e insultar al oponente. Ojalá la veamos muchas más veces, porque me río muchísimo con ella. Por otro lado, Sue ahora quiere ser madre. Sí señor, con dos ovarios. Ojo, que me parece muy bien, estoy de acuerdo con lo que dice Emma sobre que un hijo podría hacerle un gran favor a Sue. Pero la cosa está complicada. ¿Os imagináis a Sue y Will teniendo un hijo juntos? Bueno, obviamente por el método tradicional no, esa imagen sí que sería surrealista del todo. Volviendo a lo de la plaza fija en el instituto, Sue descubre que ha sido su fiel Becky la que se ha quejado de ella, y al final ambas se apoyan mutuamente. ¿Se le quitará la idea a Sue de la cabeza de tener un hijo?

Dura rival

Vamos con Emma. En este episodio ha habido una pequeña crisis entre ella y Will, porque él no valora el trabajo que Emma está haciendo. A mí lo de los folletos me ha parecido buenísimo, sobretodo el que le ha dado a Sue (“Please don’t hog my fiance’s nog”, “Por favor, no acapares el ponche de mi prometido”). Al parecer, la idea de Emma está ayudando a mucha gente, y finalmente es ella la que consigue la plaza fija como profesora. Y Will se disculpa y le dice que se siente muy orgulloso de ella. Bueno, todo resuelto, una simple peleílla de enamorados.

Solamente me queda por comentar la conversación entre Kurt y Finn. Rachel les cuenta a Mercedes y Kurt lo de su compromiso con Finn, y claro, les suena a locura. Kurt decide hacer entrar en razón a su hermanastro, y habla con él. Aunque no está asegurado que Finn vaya a cambiar de opinión, la semilla de la duda está ahí. Yo tengo claro que al final el compromiso se romperá. Pero, ¿será por parte de Rachel porque elegirá centrarse en su carrera? ¿O será Finn porque se de cuenta de que aún le queda mucho por vivir antes de resignarse a ser el marido a la sombra?

Vamos a repasar las actuaciones de este episodio:

  • Sexy and I’m know it, de LMFAO: El bautizo de Ricky Martin cantando en Glee. Aunque no es una canción que me entusiasme, Ricky y los chicos desprenden energía y sensualidad por todos los poros del cuerpo. Así que una buena forma de empezar.
  • Don’t wanna lose you, de Gloria Estefan: Mercedes, como siempre, hace de una balada una actuación redonda. Y el trozo en español, bastante pasable. Vamos, que me ha gustado.
  • Bamboleo/Hero, de Gipsy Kings/Enrique Iglesias: Dejando a un lado el estilismo, con esas botas… Sam hace una actuación rítmica, divertida, y romántica a la vez. Eso sí, la pronunciación del español deja mucho que desear. Bamboleio, bamboleia…
  • La Isla Bonita, de Madonna: Santana y David tienen muchísima química en esa canción, y la puesta en escena, espectacular. Me ha gustado muchísimo.
  • A little less conversation, de Elvis Presley: Por un lado, gran nivel musical el de Will. Por otro, vergüenza por la puesta en escena. Pero no ha estado mal, chistosa pero musicalmente buena.

Maravillosos

Y ahora recupero una sección mítica de las reviews de Glee que había omitido esta temporada porque en mi opinión no había material del nivel del principio: las mejores frases del capítulo.

Sue, you can’t have no baby. You are old as a hill. You ain’t gonna give birth to no child. You gonna give birth to a grandchild. You gonna get in them stirrups, and you gonna push, and push, and and a full-grown adult gonna pop out with a briefcase and a job talking on a cell phone.” (Sue, no puedes tener un hijo. Eres vieja como una colina. Tú no vas a parir un niño. Vas a parir un nieto. Te pondrás en esos estribos, vas a empujar, y empujar, y un saldrá un adulto con un maletín, y un trabajo, hablando por un móvil. Roz)

What you need to do is start praying that you give birth to a child that likes to eat sand, ‘cause that’s all that’s coming out these old, wrinky boobs.” (Lo que necesitas hacer es empezar a rezar para que des a luz a un niño al que le guste comer arena, porque eso es todo lo que va a salir de esas viejas, y arrugadas tetas. Roz)

I have dreams for a huge life for myself, okay, some of which include, you know, a little bit of struggle until I can make all of my dreams come true. They’ll be great anecdotes for the Jimmy Kimmel show. I’ll call them my Top Ramen weeks.” (Sueño con una gran vida para mí, vale, algunos de esos sueños incluyen, ya sabéis, algo de lucha hasta que pueda hacerlos realidad. Serán grandes anécdotas para el show de Jimmy Kimmel. Las llamaré mis semanas Top Ramen. Rachel)

I want to remind you of something that an amazing teacher once taught me: Without passion, you can’t succeed.” (Quiero recordarte algo que me enseñó un profesor increíble una vez: Sin pasión, no puedes tener éxito. Santana)

Y esto ha sido todo por hoy. Antes del siguiente episodio tendré lista la review de Heart. ¿Qué os ha parecido The Spanish Teacher? ¿Queréis volver a ver a Ricky Martin en Glee? Espero vuestros comentarios, sugerencias, insultos y amenazas de muerte por mis retrasos. ¡Nos vemos muy pronto!

David Martínez

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review Glee: The Spanish Teacher
5 (100%) 1 vote

Categorías: Glee Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »