Review Glee: The Power of Madonna

Review Glee: The Power of Madonna

¡Todos a comprarse sombreros de cowboy, pelucas rubias, medias de rejilla y sostenes cónicos! La revolución Madonna ha llegado al McKinley de la mano de Sue, acérrima fan de la Reina del Pop. No sé a vosotros, pero a mí me ha encantado el episodio de Glee de esta semana. Me ha gustado mucho ver cómo han encajado los números musicales en la trama, y cómo todos se iban contagiando del poder de Madonna. Y el pasado más triste de Sue… me ha hecho sentir un poco de pena por ella. ¡Pero prefiero a la Sue fuerte y deslenguada! En fin, capitulazo de Glee, muy por encima, a mi parecer, que el de la semana pasada. ¿Lo comentamos?

Desde el minuto 0 Sue nos deja bien claro que idolatra a Madonna, y que es un ejemplo a seguir, por lo que obliga a Figgins (el chantaje no es de un solo uso) a emitir todo el tiempo las canciones de la rubia en todo el instituto. Además, quiere hacer un gran homenaje a la artista, y de paso inculcar en sus animadoras el espíritu Madonna que haga que arrasen en los Nacionales. El discurso a sus chicas ha sido buenísimo. Y de rebote, Sue inspira a Will, que está preocupado por la actitud machista de los componentes masculinos del Glee Club. La verdad es que lo de Puck ya no sorprende… ¿Pero Artie? ¿Por qué trata así a Tina si ya la ha perdonado?

Regresemos a la trama de Sue. Los ensayos con las animadoras no le convencen nada, y encima Will le roba la idea de utilizar a Madonna como inspiración. El enfrentamiento no se hace esperar, y esta vez el señor Shuester no se queda callado cuando Sue hace un nuevo chiste de su pelo, devolviéndole el golpe riéndose del peinado de la Sylvester. Mercedes y Kurt, que son testigos de la escena, sienten pena por Sue, y tras conocer su dramática infancia, la razón por la que lleva ese pelo, y el origen de su devoción por Madonna, deciden cambiar el look de la entrenadora y convertirla en protagonista de su proyecto audiovisual inspirado en la ambición rubia. A mí me ha emocionado Sue cuando ha hablado de su pasado. Ya conocíamos la existencia de su hermana discapacitada, pero no sabíamos lo mal que lo habían pasado de pequeñas. ¡Pobre Sue! La razón por la que insulta a Will constantemente riéndose de su pelo es que le tiene envidia…

Madonna SylvesterMadonna Sylvester

¡El momentazo videoclip de “Vogue” ha sido awesome! Lo que me he reído… y el trozo de la canción en la que Sue dice “Will Shuester I hate you“… no tengo parole. Vamos, que Sue por primera vez ha derrochado glamour a raudales, y además por fin la hemos oído cantar, que ya era hora. Eso sí, una conversación con Figgins ha hecho que se de cuenta de que ella también es una mujer fuerte y poderosa, que no tiene que intentar ser como Madonna. Como premio a Mercedes y Kurt, Sue les ha convertido en animadores, para que pongan voz a los espectáculos de las cheerios. Ellos, encantadísimos de la vida, que ven el cielo de la popularidad abierto. Will, menos contento.

Pasemos a hablar de los líos amorosos. Esta semana, el tema estrella ha sido la virginidad. Por un lado, tenemos a Rachel, que sigue con Jesse en secreto, y el chico quiere llegar a mayores, pero ella no le deja. Uy uy uy… creo que alguien sigue enamorada de Finn… Aunque la vista se le nubla a nuestra querida Rachel con cuatro palabritas zalameras de Jesse, y al final decide desflorarse con él. Mientras, Finn está siendo acosado por Santana, que siguiendo los consejos de Brittany (¡Dios! ¡Brit tiene la capacidad de argumentar racionalmente!), quiere ser la primera vez de él. Y todo por asegurarse el puesto de animadora. Finn, aunque al principio era reticente porque quería perder la virginidad con Rachel, después acepta hacerlo con Santana, despechado por la relación entre su chica y Jesse.

Rachel sigue like a virgin

¡Qué lío! No sé si me estoy expresando muy enrevesadamente. Bueno, a lo que vamos. La otra pareja que está pasando por el momento virginidad es la compuesta por Emma y Will. Ella, que como ya sabemos es muy cándida y muy introvertida, no se ve preparada, pero cuando Sue le dice que en su despacho no hay música de Madonna porque no lo merece al no tener confianza en sí misma y ser poco provocativa, Emma decide entregarse a Will. Bien, pues tenemos a tres vírgenes en tres circunstancias diferentes. Y a ritmo de “Like a Virgin”, vemos lo que sería el desarrollo ideal de la historia. Pero la realidad es muy distinta, y al final, solamente Finn ha perdido su virginidad con Santana, aunque no queda muy contento porque no ha significado nada para él (eso sí, Rachel y Finn se mienten el uno al otro con respecto a lo que sucedió esa noche).

Hablando de los temas amorosos, Jesse se ha matriculado en el McKinley y se introduce en New Directions. Yo no quiero ni pensar en el berenjenal que se va a montar… o Jesse acaba pasándose al lado bueno y traicionando a VA, o esto va a acabar como el rosario de la aurora. De momento, se ha ganado a Will, y parece que Finn entierra el hacha de guerra y quiere que sean amigos, aceptando su relación con Rachel. Inocentes míos… tenéis al enemigo en casa.

Santana, la primera de FinnSantana, la primera de Finn

Otro punto a destacar de este episodio ha sido el gran avance en la relación de Tina y Artie. Por fin se han dejado de tonterías y se han vuelo a besar. Espero que a Artie no se le vaya la pinza otra vez, aunque no creo, ¡porque el despertar de la Tina más guerrera me ha asustado hasta a mí! ¡Qué momentazo! Y es que las chicas han puesto en su lugar a los chicos. Bueno, menos a Puck, que no hay Madonna que le cambie.

¿Y las actuaciones de este episodio? Geniales todas. El “Express yourself” de las chicas ha estado muy bien, con una coreografía trabajada y una potencia digna de Madonna. El mash-up de “Borderline” y “Open your heart” de Rachel y Finn me ha gustado menos, muy pasteloso. Y qué decir de “Vogue”… es-pec-ta-cu-lar. Oye, que Sue también tenía derecho a cantar, ¿no? Además, lo ha hecho muy bien. Una de las dos actuaciones de The Power of Madonna que más me ha gustado ha sido “Like a virgin”. Muy sensual, muy bien interpretado y genialmente encajadas las tres parejas. ¡Y hemos oído la voz de Santana por separado del resto del coro! La canción de los chicos, “What it feels like for a girl“, no ha estado mal, las voces han sonado muy armoniosas, aunque la cara de asco de Puck ha estropeado el momento. Por otro lado, el numeraaaaaaazo de Mercedes y Kurt con las animadores ha sido muy bueno, con ese “4 Minutes” lleno de intensidad. Finalmente, hemos tenido el placer de oír a nuestros chicos cantar “Like a prayer“, la otra canción que más me ha gustado. El coro gospel, el reparto de protagonismo de voces entre todos… Ha sido un espectáculo, la verdad.

Los nuevos fichajes de SueLos nuevos fichajes de Sue

Como cada semana, aquí expongo la lista de mejores frases del episodio. Ya sabéis que podéis añadir las que creáis necesarias o las que se me hayan olvidado:

  • Would you please stop talking? You’re grossing out my baby” (Por favor, ¿podrías parar de hablar? Estás asqueando a mi bebé, Quinn)
  • “Just do what I do. Never say no” (Sólo haz lo que yo. Nunca digas no, Santana)
    “Totally. I mean… What’s the worst that can happen? Sorry, Quinn” (Totalmente. Es decir, ¿qué es lo peor que puede pasar? Lo siento, Quinn, Brittany)
  • “I thought I smelled cookies wafting from the ovens of the little elves who live in your hair” (Pensé que olía el aroma a galletas de los hornos de los pequeños elfos que viven en tu pelo, Sue)
  • “You think this is hard? I’m passing a gallstone as we speak! That’s hard!” (¿Pensáis que esto es duro? ¡Estoy pasando un cálculo biliar mientras hablamos! ¡Eso es duro!, Sue)
  • “When I pulled my hamstring, I went to a mysogynist” (Cuando se me salió el tendón de la corva, fui a un misógino, Brittany)
  • “Guess who I’m dating. Wes Brody. He's super cute. He plays soccer with my sister. He’s seven” (Adivina con quién estoy saliendo. Wes Brody. Es súper mono. Juega al fútbol con mi hermana. Tiene siete años, Brittany)
  • “I was just wondering why Madonna’s playing everywhere except my office” (Sólo me preguntaba por qué Madonna está sonando en todas partes menos en mi despacho, Emma)
    “Well, it’s simple, Arlene. You don’t deserve the power of Madonna. You have none her self-confidence, her power over her body or her sexual magnetism. Simply put, you have all the sensuality of one of those pandas down at the zoo who refuse to mate” (Bien, es simple, Arlene. No mereces el poder de Madonna. No tienes su autoconfianza, su poder sobre su cuerpo o su magnetismo sexual. Así de simple, tienes toda la sensualidad de uno de esos pandas en el zoo que evitan aparearse, Sue)
¡Ya era hora!¡Ya era hora!
  • “You can have your Barbras and your Chers, and your Christinas… and wow, I just lost my train of thought. You have so much margerine in your hair” (Tú puedes tener tus Barbras y tus Chers, y tus Christinas… y guau, acabo de perder el hilo. Tienes demasiada margarina en tu pelo, Sue)
  • “Okay, first of all, my kids are doing Madonna. She’s public domain, and there’s nothing you can do about it. Secondly, enough with the hair jokes. Oh, by the way, how’s the Florence Henderson look working out for you? Oh, maybe you should try a new setting on your Flowbee. Oh, snap!” (Vale, lo primero de todo, mis chicos están haciendo Madonna. Ella es de dominio público, y no hay nada que puedas hacer al respecto. Segundo, basta con los chistes de mi pelo. Oh, a propósito, ¿cómo te está yendo el look de Florence Henderson? Oh, tal vez deberías probar un nuevo ajuste en tu Flowbee. ¡Oh, bofetón!, Will)
  • “Mr. Shue, is he your son?” (Señor Shue, ¿es su hijo?, Brittany)
  • “Ah, chipper out, Tiger. You know, I was down on the pharmacy today, and their’s having a monster sale on Dep. Dep is a hair gel. And once again, I am making fun of your stupid hairdo” (Ah, alégrate, Tiger. Sabes, estuve en la farmacia hoy, y están teniendo una venta monstruosa de Dep. Dep es un gel para el pelo. Y una vez más, estoy riéndome de tu estúpido peinado, Sue).
  • “My eyes are up here! I am a person with feelings! Get out of my grill! I am a powerful woman, and my growing feminism will cut you in half like a righteous blade of equality!” (¡Mis ojos están aquí arriba! ¡Soy una persona con sentimientos! ¡Sal de mi camino! ¡Soy una mujer poderosa, y mi feminismo creciente te cortará por la mitad como una justa cuchilla de igualdad!, Tina)
GenialesGeniales

Es hora de irse despidiendo. ¿Qué sensaciones me ha dejado The Power of Madonna? Muchas, todas buenas. Me han encantado las actuaciones musicales, me ha gustado como se ha entrelazado música y trama, y Sue ha estado brillante durante todo el episodio. ¿Qué opináis vosotros? ¿Qué actuación os ha gustado más? ¿Queréis a Tina como guardaespaldas? Os dejo la canción completa versión estudio de Like a prayer, para que la volváis a disfrutar.

Nos vemos en la próxima review, en la que comentaremos un episodio también muy especial… ¡Porque regresa Kristin Chenoweth a Glee! ¡Estoy contando las horas para verla de nuevo! ¿Vosotros no?


Categorías: Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »