Review Glee: Sectionals

Review Glee: Sectionals (1x13)

No sé ni como empezar esta última review de Glee. Podría decir que ha sido un capítulo grandioso, que las actuaciones musicales han sido insuperables y que se me ha quedado un muy buen sabor de boca al acabar. Pero con todo eso me quedaría corto. Por eso, voy a explicar qué ha sido Glee para mí durante estos meses. Han sido 40 minutos semanales de diversión, emoción, energía y satisfacción. Ha sido el descubrimiento de la temporada, una serie que a primera vista puede no resultar atractiva por ser un musical, pero que a medida que iban pasando capítulos conseguía engancharme más y hacer que la considerara como una de mis series favoritas. Ha sido ir conociendo a unos personajes perfectos, integrados en una historia bien hecha, ingeniosa y realmente diferente a todo lo demás. En fin, Glee ha entrado directa y por todo lo alto a mi podio, y notaré mucho su falta hasta el 13 de abril. Y aquí mi última review hasta entonces. Pero el show debe continuar…

Para empezar, he de decir que esperaba mucho de este Sectionals. Y no me ha defraudado en absoluto. Todos los trapos sucios han quedado al descubierto, todos los problemas han llegado a su punto máximo, para luego resolverse de una buena manera, no quedando casi ningún cabo suelto para abril. El capítulo ha empezado fuerte, con el secreto de Quinn y Puck al descubierto gracias a Rachel (que era la única aparte de Finn que no sabía ni jota, porque nuestra gran Mirsidis ya se lo había contado a todo el coro). El sexto sentido de la solista judía se ha puesto a trabajar, y se ha dado cuenta del pastel, obteniendo así su oportunidad para que Finn deje a Quinn. Objetivo conseguido, aunque a un precio muy alto: Finn se lía a leches con Puck, deja a Quinn y abandona el Glee Club. Ya son dos bajas para los seccionales, la de Will y ahora la de Finn, complicando bastante las cosas.

No llores, mi adorada QuinnNo llores, mi
adorada Quinn

Entrando en el tema de los seccionales, al final es Emma la que acompaña a los chicos a la competición, retrasando así unas horas su boda con Ken, que se toma bastante mal el retraso (normal, la higiénica patológica Emma pierde el norte cuando se cruza con Will). Ya allí, New Directions tiene que actuar en tercera posición. Cuál es su sorpresa, porque no la nuestra, cuando los otros dos coros cantan las canciones que ellos tenían preparadas. Minipunto para Sue, que se ha salido con la suya. Will, que está conectado vía móvil con Emma, le canta las cuarenta a la cruel, impía y rastrera entrenadora, que le deja una vez más tirado por los suelos apelando a su peinado, su matrimonio y otros fracasos. Otro minipunto para Sue, por ser tan graciosa aún siendo tan mala.

Hemos visto por encima las actuaciones de los otros dos coros (Mirsidis canta mucho mejor el And I’m telling you I’m not going, con diferencia), y ante el panorama, nuestros chicos hacen gabinete de crisis y deciden salir del paso improvisando. Mientras, Will tiene una charla con Finn, que esta destrozado por todo lo sucedido, y como el profesor siempre tiene razón, Finn acude a la competición con una nueva canción bajo el brazo, al rescate. Yo ya sabía que el Glee Club no iba a defraudarnos, que iban a salir al escenario y que lo iban a hacer genial. ¡Pero es que han arrasado! Han dejado a todos con la boca abierta y el jurado, un poco raro, la verdad, ha dado el premio a New Directions, como tenía que ser. Aunque tengo que decir que esperaba ver ese gran momento en el que proclamaran ganadores a nuestros chicos y recogieran el trofeo.

Ovación para nuestros chicosOvación para
nuestros chicos

Si la semana pasada dejé un mensaje para Terry (que yo creo que me leyó porque está yendo al psicoterapeuta), ahora le toca el turno a Sue. Querida Sue: que seas la única que tenía la lista de canciones es una prueba. Que la lista llevara el sello de las animadoras es una prueba. Y que los dos directores de los otros coros te culpen es una prueba. ¿Has oído hablar del karma? Pues sí, bonita, recibes lo que das, y has dado maldad a raudales. No te olvides meter el protector solar en la maleta.
Pues eso, que al final Sue ha sido descubierta. Will, con las pruebas del delito, ha hablado con Figgins, que ha estado maravilloso y le ha dado la patada a Sue, que ha sido despedida y humillada como nunca nadie lo había hecho. Minipunto y punto para Will ¡Por fin ha ganado a la pérfida Sue! Pero agarraos los machos, que la entrenadora ha prometido volver mucho más malvada y destruir de una vez por todas a su archienemigo tras las vacaciones. Miedo me da…

Sue pierde la batallaSue pierde la
batalla

Cambiando de tema, toca hablar de la boda de Emma y Ken. Bueno, de la no boda. Porque al final el entrenador, cansado de ser el premio de consolación, ha dejado plantada a una preciosa Emma, que por fin se ha confesado con Will. Por su parte, parece que el profesor tiene muy claro con Terry. De momento, nada de reconciliación. Así que no sé si volveremos a ver a la desequilibrada de Terry, aunque supongo que de algún modo seguirá en la trama de la serie. Bueno, ¿por dónde íbamos? Ah, sí, por la no boda. Pues eso, que Emma no se casa y le cuenta a Will lo sucedido, dándole la razón a Ken y desvelando así su amor por Will. El profesor de los rizos perfectos lo flipa en colores, y cuando parece que va a dar un paso adelante con Emma, ella le dice que el lunes deja el instituto para empezar de nuevo, dejando petrificado a Will.

Como no podía ser de otra manera, mientras el Glee Club canta una gran versión de My life would suck without you, Will sale corriendo a buscar a Emma, que ya ha recogido todas sus cosas y se dispone a abandonar el McKinley. Y como no podía ser de otra manera, ha llegado justo a tiempo, creando un mágico momento de miraditas, beso y más miraditas de amor. Y esa ha sido la última imagen de Glee hasta el 13 de abril. Mira, por lo menos nos han dejado con un buen sabor de boca y no con una trama por resolver que nos dejase comiéndonos la cabeza durante meses.

¡Por fin llegó el beso!¡Por fin llegó el
beso!

Ahora comentemos las actuaciones de esta semana. La primera, el And I’m telling you I’m not going, de Jennifer Hudson, interpretada espectacularmente por la voz con más fuerza de Glee, nuestra Mirsidis. Ha sido brutal oír esta canción, y nadie puede hacerlo como ella. En la competición hemos oído un poco de los plagios de los otros coros, pero lo que nos interesa es New Directions. Rachel ha estado fantástica con su Don’t rain on my parade, de Barbra Streisand, un buen número para abrir boca y demostrar el grandísimo talento que tiene nuestra estrella Lea Michelle. La segunda canción que han cantado nuestros chicos ha sido You can’t always get what you want, de The Rolling Stones. Ha sido una buena versión, de las que dan subidón y está llena de energía. Estaba cantado que tenían que ganar ellos los seccionales…

Y por último, la actuación que me ha puesto los pelos de punta, la que ha cerrado esta mitad de temporada: My life would suck without you, de Kelly Clarkson. Nuestro coro ha cantado y ha bailado esta potente canción, rememorando las coreografías más emblemáticas de la serie, como la de las animadoras en su I say a little prayer for you, la de Single ladies de Kurt, Brittany y Tina o la de My last name. Ha sido muy bonito y muy emocionante. Os pongo un video con la canción para que volváis a escucharla.

Aquí os pongo, como cada semana,
las mejores frases del capítulo, según mi criterio. Como siempre, podéis
aportar las que se me hayan escapado.

“I’ve never told you guys this before, but I’m a little psychic” (Nunca os lo he dicho esto antes, chicos, pero soy una pequeña psíquica, Rachel)

“I say we lock Rachel up until alter sectionals, I volunteer my basement” (Yo digo que encerremos a Rachel hasta después de los seccionales, ofrezco mi sótano, Kurt)
“We can’t. We need her to sing” (No podemos. Necesitamos que cante, Mercedes)
“Damn her talent” (Maldigo su talento, Kurt)

“Aren’t you guys dating?” (¿No estáis saliendo?, Kurt)
“Sex is not dating” (Sexo no es estar saliendo, Santana)
“If it were, Santana and I would be dating” (Si fuera así, Santana y yo estaríamos saliendo, Brittany)

“Ok, you know what, miss bossy pants? Enough. I’ve worked just hard as you, and I’m just
as god as you. You know, you always end up stealing the spotlight” (Vale, ¿sabes qué, señorita marimandona? Basta. Yo he trabajado tanto como tú, y soy tan buena como tú. Ya sabes, siempre acabas acaparando toda la atención, Mercedes)

“I’m reasonably confident that you will be adding revenge to the long list of things
you’re not good at, right next tobeing married… running a high school glee club, and finding a hairstyle that doesn’t make you look like a lesbian. Love ya like a sista” (Estoy bastante segura de que añadirás venganza a la larga lista de cosas en las que no eres bueno, justo después de estar casado… llevar un coro de instituto, y encontrar un peinado que no te haga parecer una lesbiana. Te quiero como a una hermana, Sue)

“I have no idea what the hell I’m doing here. I’m serious. I don’t understand what a
glee club is, and I have never hear the term -show choir-” (No tengo ni idea de que demonios hago aquí. En serio, no entiendo qué es un coro, y nunca he oído el término 'show del coro', Donna Landries)

“I just can’t be at school. I can’t see Ken without feeling ashamed, and I can’t see you without feeling heartbroken” (No puedo estar en el instituto. No puedo mirar a Ken
sin sentirme avergonzada, y no puedo mirarte sin sentirme con el corazón roto
, Emma)

“Sue, as a today, you are no longer coach of the cheerios” (Sue, desde hoy, no eres más la entrenadora de las animadoras, Figgins)
“I beg your pardon?” (¿Perdona?, Sue)
“As a today, you are no longer coach of the cheerios” (Sue, desde hoy, no eres más la entrenadora de las animadoras, Figgins)
“I beg your pardon?” (¿Perdona?, Sue)
“All this time, I thought…” (Todo este tiempo, he
pensado…
, Figgins)
“I beg your pardon?!” (¡¿Perdona?!, Sue)

“Get ready for the ride of your life, Will Shuester. You are about to board the Sue Sylvester Express. Destination? Horror!” (Prepárate para el viaje de tu vida, Will Shuester. Estás a punto de subir en el Sue Sylvester Express. ¿Destino? ¡Horror!,
Sue)

Bueno, toca despedirse de Glee hasta abril. Pero aunque no tengamos capítulos, seguiré informando de todo lo que ocurra, para que la espera se nos haga menos pesada. Además, iré añadiendo post con Minutos Musicales de Glee y alguna cosilla más. Como valoración final, sólo puedo decir que me alegra haber encontrado esta serie, de la que me ha enamorado totalmente.

Me he enamorado de la confianza de Will, la inocencia de Finn, el empeño de Rachel, la valentía de Kurt, la fuerza de Mercedes, el coraje de
Quinn, la superación de Artie, la dulzura de Tina, e incluso de la rudeza de Puck y de la maldad de Sue. En fin, de un conjunto de personajes que han
participado en unas tramas originales y tan emotivas como divertidas. Y qué
decir de la música
, algo tan indispensable en Glee y que tan buenos momentos
nos ha hecho pasar.

¡Hasta pronto!¡Hasta pronto!

Y hasta
aquí la última review. Muchas gracias por vuestros comentarios y por seguirlas
cada semana. Por supuesto, no es una despedida definitiva, ya que en abril Glee
comenzará de nuevo y con más música, más emoción y más risas. Don’t stop
believing
!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »