Review Glee: I Kissed a Girl

Review Glee: I Kissed a Girl

Esta tercera temporada comenzó flojita, pero la cosa se va animando. Tras una semana de parón en la que nos quedamos en el momento bofetón, Glee nos ha dado uno de los mejores episodios de esta tanda, por lo menos para mí. El drama ha tenido mucho más peso que el humor, y Santana, la gran protagonista del capítulo, ha estado espléndida. Aparte de su trama, también se ha resuelto el tema de las elecciones, tanto para Kurt y Brittany como para Sue y Burt. Y el cliffhanger final, genial, como nos están acostumbrando últimamente. Analicemos todo en profundidad, que hay mucha tela que cortar…

¿Os habéis dado cuenta de que la homosexualidad de Santana se ha tratado de forma muy diferente a la de Kurt? Quizá sea porque se sigue viendo más raro que dos chicas se quieran a que lo hagan dos chicos, digamos que en el caso de los chicos está más aceptado. Pero bueno, por suerte cada vez hay más visibilidad y el lesbianismo se está asimilando en la sociedad al igual que la homosexualidad masculina. Dejando matices sociales aparte, Santana yo creo que lo está pasando peor de lo que lo pasó Kurt.

Vale que él tuvo conflictos en el instituto, hasta el punto de tener que trasladarse, pero su familia siempre le ha apoyado (exceptuando el pequeño roce con Finn). En el caso de Santana, ha sido más complicado. Primero de todo, porque no ha sido ella la que ha decidido sincerarse con el resto del mundo, y segundo, porque su abuela no la acepta tal como es y la ha expulsado de su casa. La escena ha sido muy emotiva, y tanto Naya Rivera como Ivonne Coll, en el papel de la “abuelita”, lo han bordado. Es triste, pero aún quedan personas con una mentalidad tan atrasada. Supongo que en un futuro no muy lejano tendremos reconciliación y Santana obtendrá el beneplácito de su abuela.

En realidad ese ha sido el único momento agrio para Santana en el capítulo, porque hemos visto como todos sus antiguos compañeros de coro la han apoyado, y algunos hasta le dan dedicado canciones. Precisamente ese era el tema de la semana, interpretar temas cantados por mujeres para mujeres. La idea ha partido de Finn, que esta semana, y sin que sirva de precedente, me ha gustado bastante. A pesar de su mala relación con Santana, y de lo malvada que es ella con él constantemente, ha sido el primero en tenderle una mano, mintiendo sobre el bofetón para evitar la expulsión de la animadora. Y desde ahí, todo ha sido un constante apoyo para que Santana supere la situación y se sienta querida.

Santana se pone tierna

Porque como ha dicho Finn, ella se siente insegura y tiene miedo al rechazo, y su mecanismo de defensa es hacer daño a los demás, corriendo el peligro de salir ella misma herida. He de decir que el discurso que ha realizado Finn diciendo que Santana es una persona importante para él por haber sido su primera vez, me ha emocionado mucho, me ha parecido precioso. Ella, al final, se ha ablandado, y ha empezado a ser receptiva y a mostrar sus sentimientos, que era su mayor asignatura pendiente. Veremos cómo avanza su relación con su abuela y con el resto de personas ahora que está oficialmente “fuera del armario”.

Una duda que tengo: ¿Están Santana y Brittany juntas? He echado mucho en falta alguna escena emotiva entre las dos, en la que Britt consuele a Santana (o Snixxx, su alter ego malvado), o quizá algún momento romántico entre las dos. Bueno, supongo que de eso veremos algo más adelante.

Pasemos ahora a comentar la otra trama principal del episodio: la resolución de las elecciones. Con Rachel retirada, y con Rick “the Stick” Nelson fuera de juego, la cosa, como ya sabíamos, está entre Kurt y Brittany. Yo, personalmente, no hubiera sido capaz de apostar por uno de ellos, aunque claro, lo más lógico es que ganara Britt, para que a Kurt se le siguiera complicando la vida. Lo que ha sido toda una sorpresa es el gesto de humanidad de Rachel, que ha amañado las votaciones para que ganara su amigo. Bueno, vale, quizá no ha sido humanitario del todo. No le quito las buenas intenciones de que Kurt ingrese en la NYADA, pero Rachel también actúa así porque necesita a Kurt a su lado en Nueva York.

Y una vez más el resultado no es el esperado, y la trampa se descubre, poniendo a Kurt en tela de juicio y jugándose su expulsión, por no hablar de sus posibilidades de entrar en la NYADA. Rachel al final confiesa, y el director Figgins la expulsa durante una semana, aparte de castigarla sin poder asistir a los Sectionals. La verdad es que es un varapalo importante para New Directions, porque se han quedado sin su gran voz femenina. Sólo quedan Quinn y Tina, y aunque cantan bien, no son Rachel. Así que veremos que as se sacan de la manga la semana que viene. Va a ser un poco lucha de sexos por ganar.

Exagerada hasta para votar

Me ha gustado el acercamiento entre las Troubletones y New Directions, aunque me gusta más la competición que hay entre ellos, así que me debato entre la reunificación en poco tiempo o que sigan separados durante una buena temporada (hasta los Regionales, porque si no tendríamos que quedarnos sin la mitad del grupo para los Nacionales). Y ya que hablamos del coro femenino, toca comentar las novedades en el triángulo del momento.

Un accidente doméstico ha servido de excusa para que Puck y Shelby acaben en la cama. Era cuestión de tiempo. Pero la profesora no está dispuesta a seguir adelante, por el riesgo que supone para ella, su trabajo y su hija. Puck, que está siendo tentado por Quinn para retomar su relación, acaba cayendo en sus redes, no sin antes darle una gran lección a la rubia. Menuda charla se ha marcado el mohicano. Claro que si después se mete en su habitación… pues pierde credibilidad. ¡Y encima lo único que quería Quinn era tener otro hijo! Esta chica cada vez está peor… No doy crédito, la verdad. Eso sí, Puck ahí le ha vuelto a dejar las cosas claras, pero esta vez desde un punto de vista más amable y cercano. Y con la ternura del momento, mete la pata hasta el fondo, confesándole a Quinn su relación con Shelby. No hace falta que diga que dentro de poco veremos cómo se chiva y pone en peligro tanto a la profesora como a Puck y Beth. ¿Conseguirá así que le den la custodia de su hija?

Terminando ya con el resumen del capítulo, nos queda hablar de la victoria de Burt en las elecciones a congresista, y de la estrategia de Sue para contrarrestar los efectos del vídeo en el que se la acusa de lesbiana. Buscando en su agenda, decide salir con Cooter, el actual ligue de Beiste. Pobrecita. Me ha dado mucha pena ver cómo su alegría se desvanecía al contemplar a la nueva parejita… Beiste me da mucha ternura, y su inexperiencia con los hombres y su forma de ser dificulta la tarea de retener a Cooter a su lado. Claro que no se va a rendir, y espero que consiga lo que se merece. Al fin y al cabo, no tiene sentido pelearse con Sue por el hombre, ya que ella sólo lo usaba para su campaña política. Por cierto, me ha gustado mucho oír por primera vez a Beiste cantar.

¿Vamos a por la parejita?

Creo que no me dejo nada. Ahora vamos a repasar las actuaciones musicales.

  • Perfect, de P!nk: un dueto entre Kurt y Blaine nunca sale mal, por mucho que odie al señor pajaritas estrambóticas. Me ha encantado la actuación, aunque estoy indignado con la manía de censurar letras en esta serie. ¿Qué creen? ¿Que no sabemos que falta la palabra “fucking”? Pero bueno, es la Fox, sabemos lo que hay…
  • I’m the only one, de Melissa Etheridge: no tenía el placer de conocer esta canción, pero bien, poco que comentar, Puck muy en su estilo.
  • Girls just wanna have fun, de Cyndi Lauper: una versión muy bonita del clásico de los ochenta. Finn la ha cantado con corazón, y se nota que ha llegado a la fibra sensible de Santana. Bien por Finn.
  • Jolene, de Dolly Parton: el estreno como solista de Beiste. El country es un estilo que le va bien a la voz de la entrenadora, y la actuación ha estado llena de sentimiento. Espero escuchar más veces a Mary-Dot Jones.
  • I kissed a girl, de Katy Perry: ¿Queda alguna canción de Katy por aparecer en Glee? Este tema ha sido muy bien defendido por las chicas, con Santana y Rachel a la cabeza. Ha servido para romper con la seriedad del episodio en general, así que me ha parecido genial.
  • Constant craving, de K.D. Lang: otra canción que no conocía. Esa es una de las cosas que más me gustan de Glee, que siempre me descubre canciones que me acaban gustando. Santana ha estado grandiosa, como siempre, y las intervenciones de Shelby y Kurt han ayudado a que la actuación fuera mejor todavía. Para mí, la mejor del episodio.

Pobre Beiste...

Aquí es donde deberían ir las mejores frases del capítulo, pero siendo sincero, no he encontrado ninguna que destaque especialmente. No me negaréis que en la primera temporada había muchísimas frases legendarias, tanto para mearse de la risa como para emocionarse, y ahora no soy capaz de ver ninguna. Bueno, si en los próximos episodios me gusta alguna, la pondré en la review. En cambio, inauguro un sistema de valoración de los capítulos, para dar una puntuación global. Y I kissed a girl obtiene los siguientes resultados (sobre 5):

  • Guión: 4,5
  • Drama: 4
  • Comedia: 2,5
  • Actuaciones musicales: 4
  • Global: 3,75 (sobre 5)

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido I kissed a girl? No olvidéis dejar vuestros comentarios y sugerencias, los tengo todos en cuenta. Me despido hasta la próxima review, en la que comentaremos los resultados de los Sectionals. ¿Quién ganará? Hagan sus apuestas…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review Glee: I Kissed a Girl
5 (100%) 2 votes

Categorías: Glee Reviews Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »