Review Glee: Home

Review Glee: Home

Espero que no pidáis mi cabeza después de decir lo que me ha parecido este episodio. Me encanta Glee, es una de mis series favoritas, y no hay ningún capítulo que me haya disgustado, incluyendo este. Es verdad, no puedo decir que me haya disgustado… pero tampoco puedo decir que me haya encantado. Me explico. A grandes rasgos, las tramas han estado bien, pero se les podía haber sacado mucho más partido. Lo que me ha decepcionado de Home ha sido, siento mucho decirlo, April Rhodes. No ha estado tan graciosa como en su anterior intervención, y las canciones… me han aburrido un pelín. Pero bueno, no quiero soltarlo todo en la entradilla, así que si quieres que hablemos más en profundidad de Home, tendrás que seguir leyendo.

El 1×16 de Glee prometía mucho. Kristin Chenoweth es siempre bienvenida a nuestras pantallas, y su colaboración se espera con ganas. Pero esta vez April, su personaje, no ha estado tan brillante, para mi gusto. En la primera parte del capítulo sí que me ha gustado, con sus insinuaciones a Will y su carácter dicharachero. Pero poco a poco se ha ido desinflando, a la vez que sus actuaciones. Luego las comentamos. Hablemos más del papel que ha desempeñado April en Home.

Cuando la vimos por última vez, iba camino de tratarse de su alcoholismo tras un paso estelar por el McKinley. Ahora es la amante de un anciano ricachón, regenta una pista de patinaje súper sesentera y sigue bebiendo. Es precisamente su pista de patinaje la que hace que Will se vuelva a cruzar en su camino. Sue, que va a recibir la visita de un reportero de la revista Splits, ha ocupado el auditorio para toda la semana, y el Glee Club se queda sin sitio donde ensayar. Es por ello que Will busca un lugar en el que hacerlo, y va a la pista de patinaje a probar suerte (?). Allí se produce el reencuentro y April y Will se ponen al día con sus vidas. Me ha encantado la reacción de April al enterarse de que Schuester estaba en proceso de divorcio. ¡Esta chica no se anda con rodeos! Encima, propone a Will ser su inquilina, ya que él quiere deshacerse de la casa que compartía con Terri.

Y allí se presenta April, dispuesta a dormir con Will. Al principio, el profesor rehúsa la idea, pero finalmente acepta, con la condición de que April duerma en el sofá. Ha sido el momento de la nostalgia, en el que tanto Will como April se han sentido solos y han echado de menos tener a alguien que les espere en casa. La escena de ellos preparándose para dormir, y compartiendo cama al final, ha sido emotiva y dulce, aunque se me ha hecho algo larga la canción. Por momentos he llegado a pensar que Will volvería a engañar a Emma, y que se iba a liar con April. Menos mal que no ha sido así, ¡porque si no Will no merecería vivir!

Juntos, pero no revueltosJuntos, pero no revueltos

Por el contrario, Schuester ha soltado a la rubia una de esas charlas que tanto le gustan, abriéndole los ojos y desengañándola con la vida que está llevando. April termina agradeciendo el consejo, y está decidida a cambiar. Y tanto que lo hace. Su anciano querido muere, y le deja un pastizal de herencia, así que decide irse a triunfar a Broadway, cumpliendo así su gran sueño. Pero antes, ayuda al Glee Club con una generosa compra: paga a Figgins para que New Directions sea el dueño del auditorio. De esta forma, Sue no podrá quitarles más el escenario (o sí, si sigue recurriendo a su chantaje al director).

Hablando de chantajes, el emocional es muy utilizado en este episodio por Kurt y Finn. Sus padres se han enamorado, ayudados por Kurt, y ahora quieren formalizar su relación. Pero conseguir la bendición de Finn es muy difícil, ya que tiene en un altar a su difunto padre, y no está dispuesto a que alguien ocupe su lugar. Kurt, por el contrario, anima a su padre a formar una familia completa, y bueno… así de paso comparte habitación con su amor secreto Finn. Me da tanta pena Kurt, intentando acercarse a Finn aún sabiendo que no hay oportunidad alguna…

La cuestión es que al final la jugada le sale mal, y su padre y Finn congenian bien. Demasiado bien. Kurt se siente aislado, y más aún cuando su padre le dice que con Finn tiene una charla de tíos. ¡Normal que se ofenda Kurt! Entonces decide confabularse con su amor platónico para separar a los padres de ambos. Estoy totalmente de acuerdo con la madre de Finn, se está comportando de una manera muy egoísta. Suerte que Burt logra convencer al hijo de su novia de que ellos se quieren y de que todo mejorará si le deja entrar en su vida. Así que el único que se queda colgado es Kurt, que teme perder a su padre. ¿Cómo avanzará esta historia? Me muero por ver esta versión de Los Serrano, con Finn y Kurt peleándose por ocupar el baño y esas cosas…

Los nuevos SerranoLos nuevos Serrano

Vayamos con la trama que más me ha interesado junto a la anterior. Como ya he dicho, Sue va a recibir la visita de un representante de la revista Splits, y quiere que sus animadoras estén a la altura para que ella se lleve la gloria de ser la mejor entrenadora. Para ello, le da un ultimátum a Mercedes. O pierde peso, o se queda fuera. La pobre lo pasa fatal, porque acaba más hambrienta que Falete en un restaurante vegetariano, y hasta tiene visiones de la gente convertida en deliciosos pastelitos (¡lo que me he reído!). Pero no obtiene resultados, y lo único que consigue es desmayarse del bajón. Menos mal que Quinn hace acto de presencia y ayuda a Mercedes a superar sus miedos y a volver a ser ella misma. Mi Quinn… es más buena que el pan, y siempre está tan guapa… ains, como la amo.

El día de la visita, con las animadoras preparadas y Sue y el periodista observando, Mercedes boicotea el acto y da un discurso sobre las apariencias, la belleza y los valores humanos. Tras ello, canta como sólo ella sabe Beautiful, de Christina Aguilera. ¡Qué grande es Mercedes, leñe! La cara de Sue era un poema, temiéndose lo peor viendo como el periodista tomaba notas y luego la citaba para el día siguiente. Pero no, Tracy no critica a Sue, sino todo lo contrario, la felicita por su valor y su innovación. Una vez más, Sue Sylvester se va de rositas y triunfante.

Resumo las sensaciones que me ha dejado este Home. Por un lado, me ha gustado mucho la parte de Kurt y Finn con el romance entre sus padres. Hemos explorado en los sentimientos más profundos de Finn, y hemos visto como Kurt ha pasado de controlar la situación a verse desbordado. También me ha encantado la trama de Mercedes y su intento de adelgazar, con Quinn interviniendo para abrir los ojos de la nueva animadora. Por otro lado, me ha defraudado un poco la historia de April, creo que tenía demasiadas expectativas. Además, he echado en falta alguna actuación del Glee Club todos juntos, y sólo hemos visto como han hecho de coristas de fondo. En definitiva, un episodio que me ha dejado algo frío, pero claro, es que después del anterior… era difícil superarse.

Una ayuda inesperadaUna ayuda inesperada

Comentemos las actuaciones musicales. Esta vez hemos tenido canciones muy tranquilitas, baladas romanticonas y tristes. Quizá la menos pausada ha sido Fire, de Bruce Springsteen, cantada a dúo por April y Will. Me ha gustado, ha sido entretenida, y la escenografía ha estado muy bien, en la pista de patinaje y con ambos bailando sobre ruedas. La siguiente canción ha sido A house is not a home (de Burt Bacharach), interpretada magistralmente por Kurt, con mucho sentimiento. Ha sido un momento mágico, muy bonito. Y Kurt ha estado a la altura con creces. Luego ha venido el segundo dueto entre Will y April, con el mash-up de A house is not a home y One less bell to answer, también de Burt Bacharach. A ver, no es que no me haya gustado… es que al final se me ha hecho larguísima la canción.

Mercedes lo ha dado todo con Beautiful, de Christina Aguilera. Para mí es una canción con muchos valores, y Mercedes ha sabido interpretarla a la perfección, consiguiendo que el resto de gente se uniera a cantarla. Estaba claro que si esta canción sonaba en Glee, sería ella la elegida para cantarla. Por último, April ha dado el do de pecho con Home, de Charlie Smalls. Otra canción con la que me aburrido un poco… y eso que Kristin canta como los ángeles, me gusta mucho, pero me ha resultado cansina la actuación final. ¡Encima el Glee Club casi no ha cantado!

En fin, continuemos, ahora le llega el turno a las mejores frases, a mi juicio, de Home. Podéis añadir la que queráis o la que se me haya pasado por alto, como siempre.

  • Mercedes, you shouldn’t feel embarrassed about your body” (Mercedes, no deberías avengorzarte de tu cuerpo, Kurt)
    “Embarrassed? No, no. I’m worried about showing too much skin and cuasing a sex riot” (¿Avergonzarme? No, no. Estoy preocupada por enseñar demasiada piel y causar un escándalo sexual, Mercedes)
    “How do you two not have a show on Bravo?” (¿Cómo no tenéis vosotros dos un show en Bravo?, Sue)
  • “Ten pounds? Are you serious?” (¿4 kilos y medio? ¿Hablas en serio?, Kurt)
    “You could stand to lose a few, too, kiddo. You got hips like a pear” (Tú podrías perder algunos, chaval. Tienes las caderas como una pera, Sue).
  • “I recommend a sit-in” (Propongo una sentada, Rachel)
    “I recommend we torch the place” (Propongo que quememos el sitio, Puck)
  • “I’m pretty sure my cat’s reading my diary” (Estoy muy segura de que mi gato está leyendo mi diario, Brittany)
  • “Water, maple syrup for glucose, lemon for acid, cayenne pepper to irritate the bowels, and a dash of ipecac , a vomiting agent. I haven’t have a solid meal since 1987” (Agua, sirope de arce por la glucosa, limón por el ácido, cayena para irritar los intestinos, y una pizca de ipecacuana, un agente vomitivo. No he tomado una comida sólida desde 1987, Sue)
    “Sometimes I add a teaspoon of sand” (A veces añado una cucharadita de arena, Brittany)
FrigoTinaFrigoTina
  • “Well, as I live and breathe! Will Schuester? I just had a sex dream about you! Aw, isn’t he smokin?” (¡Bueno, como que vivo y respiro! ¿Will Schuester? ¿He tenido un sueño erótico contigo! ¡Oh! ¿No es guapo?, April)
  • “I was so jazzed about sobering up and staring a new life, I had to stop at a bar to get a drink just to calm down” (Estaba tan animada dejando de beber y empezando una nueva vida, que tuve que parar en un bar a beber sólo para tranquilizarme, April)
  • “Divorce? So you’re free to date? And by date, I mean sleep with people. And by sleep with, I mean have sex with people. People like me” (¿Divorcio? ¿Así que estas libre para salir? Y con salir, me refiero a dormir con gente. Y con dormir, me refiero a tener sexo con gente. Gente como yo, April)
  • “Tell you what. I’m gonna go get myself a bikini wax, and I’m gonna see you tomorrow” (Te digo una cosa. Voy a hacerme la depilación de bikini, y voy a verte mañana, April)
  • “You are my son, and a little guy talk with some other kid isn’t gonna change that“(Eres mi hijo, y una pequeña charla de chicos no va a cambiar eso, Burt)
    “Guy talk? I’m a guy” (¿Charla de chicos? Soy un chico, Kurt)
  • “Stop getting all up in my face, telling me what I can and cannot do. And I’m really hungry, so stop trying to get me to eat you!” (Dejad de poneros en mi cara, diciéndome lo que puedo o no puedo hacer. ¡Y estoy realmente hambrienta, así que dejad de intentar que os coma!, Mercedes)
  • “You are beautiful. You know that” (Eres bella. Lo sabes, Quinn)

¿Qué os ha parecido Home a vosotros? Yo he dado mi opinión, que para eso estoy, pero eso no quiere decir que penséis lo mismo que yo. Lo mismo os ha encantado el capítulo y me lapidáis, jeje. Espero vuestra opinión para comprobar si ha sido sensación mía o este capítulo no ha sido de los mejores de Glee. ¡A comentar se ha dicho!


Categorías: Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »