Review Glee: Hairography (1×11)

Review Glee: Hairography (1x11)

Maldigo el Día de Acción de Gracias. Con eso de trinchar el pavo y ponerse morados de ponche, los americanos se olvidaron de hacer los subtítulos en inglés, y por tanto, los españoles han tardado más de lo normal. ¡Con las ganas que tenía de ver este magnífico Hairography! Pero la espera ha merecido la pena, y por fin tenemos la review. El 1×11 de Glee ha sido explosivo, con grandes actuaciones y un final de infarto. Creo que voy a entrar en coma cuando finalice el capítulo trece y tengamos que esperar al 13 de abril para continuar con la temporada… Pero como aún nos quedan dos capítulos por ver antes de eso, sigamos disfrutando de Glee. Pasen y comenten, por favor. Que se abra el telón…

Como ya he dicho, los subtítulos han tardado mucho más de lo normal, así que después de desquiciarnos (y algunos después de verlo primero en inglés, así, a pelo), podemos comentar este emocionante episodio de Glee. Volvemos a tener presente el tema del falso embarazo de Terry, y la decisión que tiene que tomar Quinn sobre el futuro de su hija. Por otro lado, hemos visto un poco de los equipos rivales de nuestros chicos, y las preparaciones de cara a los próximos regionales.

Hairography es un título muy adecuado, ya que Rachel lo define como una distracción a base de mover el pelo que esconde la falta de otros aspectos artísticos en un coro. Pues bien, de eso ha ido el episodio de esta semana, de distracciones para ocultar otras cosas. La primera en urdir esta distracción es Quinn, que dispuesta a darle una oportunidad a Puck y reflexionar sobre si sería un buen padre, le pide a Kurt que le de un cambio de imagen a Rachel para así distraer a Finn mientras ella hace planes con el de la cresta. Y Kurt, que no pierde una ocasión, transforma a Rachel en una versión playboy de Olivia Newton-John en Grease. Finn, ante tal cuadro, le dice a Rachel que le gusta tal y como es, sin tanto maquillaje y sin estar disfrazada de Catwoman. Qué casualidad que unos días antes el mismo Finn le dijo a Kurt que le gustaban las chicas naturales…

El nuevo enfrentamiento entre Rachel y Kurt no se ha hecho esperar, pero ambos saben que no tienen posibilidad ninguna ante Quinn y su futura maternidad. De todas formas, ha sido un momento intenso en el que han aprovechado para lanzarse humillaciones mutuas, aunque parece que han acabado bien.

Busco a JacksBusco a Jacks

Volviendo al tema de Quinn, ahora no está convencida de querer entregarle su hija a Terry, por lo que la malvada hermana mayor de ésta trama otro plan, y ofrece a Quinn ser la canguro de sus tres abominables hijos. Miss McKinley (hay que admitir que es la más guapa del instituto) se lleva a Puck a cuidar a los diablillos, y aunque parecía una tarea imposible, ya se sabe que la música amansa a las fieras, y Quinn sale fortalecida y más convencida aún de criar a su hija junto a Puck. Pero la alegría dura poco, ya que Santana se convierte en la señora de Puck y le dice a Quinn que se aleje de él, que se estuvieron enviando mensajitos calientes mientras hacían de canguros. ¡Pobre Quinn! Puck y su perdición por las mujeres han servido en bandeja a Terry la victoria. Por cierto, me ha encantado el abrazo que Quinn le ha dado a Will.

Hablando de Will, su mujer también ha recurrido al tema de las distracciones en este capítulo, y para que su marido deje de pensar un poco en el embarazo y se empiece a hacer preguntas, va y le compra un coche como en el que hacían cositas en el asiento de atrás… Will, como no, maravillado. Pero ante la negativa de Quinn de darle a su hija, Terry ha visto peligrar su mentira y estaba dispuesta a confesarle a Will la farsa. Por suerte para ella, y como ya hemos comentado, la historia vuelve a dar un giro y la ex animadora recapacita. Así que volvemos a donde estábamos, con la diferencia de que Will está más ciego que nunca (compra un sucedáneo de monovolumen familiar), y Quinn más convencida que nunca de dar a su hija al matrimonio Shuester.

Te han pillado, PuckTe han pillado, Puck

El último tema del que hay que hablar es el de la trama de supuesto espionaje. Y no me refiero a las escuchas telefónicas al PP o al espionaje en la Fórmula 1. Hablo del supuesto plan de Sue para hundir al Glee Club en los regionales. Según sospecha Will, Sue está dando información a los equipos rivales, y por ello se pone a investigar, visitando a un coro de la competencia, en el que unas chicas problemáticas resuelven a la perfección su actuación a base de melenazos. Will decide añadir una hairography al número musical del Glee Club, pese a la desaprobación de Sue. Tras la visita de un coro muy especial, compuesto por jóvenes sordos (precioso ese Imagine, cantado por todos), Will se da cuenta de que Sue tenía razón, y que las pelucas sobran, que lo que importa es el talento y lo que nuestros chicos pueden transmitir siendo ellos mismos.

El final del episodio me ha parecido fantástico. Mientras los chicos del coro cantaban True Colours, con Tina como solista, Sue, que parecía que esta vez no tenía malas intenciones, ha vuelto a demostrar lo maléfica que es, dando a los directores de los otros coros la lista de las actuaciones de nuestro Glee Club para los regionales. Por lo que parece, el plan no le iba a funcionar… pero me da que la labia y los argumentos de Sue convencen a cualquiera y el coro de Will quedará ante todos como unos plagiadores y unos competidores desleales. A ver qué pasa al final…

Sue ataca de nuevoSue ataca de nuevo

De este 1×11 lo que más me gustaría destacar son dos cosas. La primera, lo mal que lo está pasando Quinn. A mí cada día me enamora más, ya sé que no siempre actúa muy limpiamente, pero le estoy cogiendo mucho cariño, y al fin y al cabo sólo está confundida. La segunda, la relación entre Kurt y Rachel. Son compañeros, se ayudan pero se odian. Ambos están enamorados de alguien prácticamente inalcanzable, y los dos lo saben. Y aún así pierden el tiempo en despellejarse mutuamente en vez de apoyarse. Veremos como evoluciona esto.

Os dejo con las mejores frases del capítulo. Espero que os gusten, y si os acordáis de alguna más, ya sabéis. Ahora, ¡a comentar!

  • “Coach Sylvester didn’t tell me to do this” (La entrenadora Sylvester no me ha dicho que haga esto, Brittany)
  • “Kurt, why did you volunteer to give me a new look?” (Kurt, ¿por qué te has ofrecido para darme un nuevo look?, Rachel)
    “One, I’m a sucker for makeovers, and tow, you need something to distract from your horrible personality” (Uno, soy fan de los cambios radicales, y dos, necesitas algo que distraiga de tu horrible personalidad, Kurt)
  • “What’s that?” (¿Qué?, Mr Rumba)
    “I didn’t say anithing” (No he dicho nada, Will)
    “Yes, thank you, I’ll take it black, two sugars” (Sí, gracias, lo tomaré solo, con dos de azúcar, Mr Rumba)
  • “I’m gonna say this as nicely as I possibly can, but you look like a sad clown hooker” (Voy a decir esto lo más amablemente que pueda, pero pareces una triste payasa vestida de prostituta, Finn)
  • “You think I’m living in a fairytale? If I were second or if I were 50th, I’d still be ahead of you because I’m a girl” (¿Tú piensas que vivo en un cuento de hadas? Si yo estoy la segunda o si estoy la cincuenta, yo aún voy por delante de ti porque soy una chica, Rachel)
  • “Why don’t you check his cell phone? ‘cause my sexts are too hot to erase” (¿Por qué no miras su móvil? Porque mis sms sexys son demasiado calientes para borrarlos, Santana)
  • “Never let any distract you from winning” (Nunca dejes que nada te distraiga de la victora, Sue)
Por fin Tina de
solistaPor fin Tina de solista


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »