Review Glee: Grilled Cheesus

Review Glee: Grilled Cheesus

Tras el huracán Britney llegó un diluvio de espiritualidad. Pasamos de la provocación a las oraciones, y de las canciones más potentes de la rubia a un conjunto de canciones profundas y lentas. Esto es Glee, de la euforia al drama en un instante. En el tercer episodio de la temporada hemos tenido mucho debate religioso, mucha emotividad y muchas actuaciones, y sobre todo, hemos tenido a un Kurt memorable. Y está comprobado, episodio protagonizado por Kurt, episodio que mejora su calidad. ¿Lo comentamos?

Hablar de Dios es meterse en camisa de once varas, así que dejemos a un lado debates religiosos, cada uno puede creer en lo que quiera. En realidad, ese ha sido el mensaje de fondo de Grilled Cheesus, un capítulo que ha mezclado algunos momentos de humor con una trama bastante triste. Si os parece, vamos primero con la historia triste, la protagonizada por Kurt y su padre Burt. Antes de nada, ¿no estaban viviendo Finn y su madre en casa de los Hummel? O no me enteré cuándo dejó de ser así o los guionistas se han pasado ese detalle por alto.

Bueno, el caso es que Burt se molesta cuando su hijo decide no asistir a la tradicional cena de los viernes, algo que Burt considera sagrado y que Kurt se pasa por el forro. Y así está la situación cuando a Burt le da un infarto y se queda en estado comatoso. Tengo que decir que es recurso un poco fácil para conseguir la lágrima del espectador, pero bueno, se lo permitimos. Kurt se hunde, al comprobar que su padre no se va a despertar fácilmente, y todos sus compañeros le dan su apoyo, excepto Finn, que le recrimina no haberle avisado antes.

Aprovechando que esa semana la tarea del Glee Club era cantar canciones espirituales, tanto Mercedes, como Rachel o Quinn le transmiten a Kurt su mensaje religioso, algo que a él le molesta profundamente, porque no cree en ningún Dios. El debate que se genera entonces trae cola, porque esto llega a oídos de Sue, que tiene la misma opinión que Kurt y le utiliza para prohibir al Glee Club tratar temas religiosos en el instituto. Y ella tiene sus razones, relacionadas con la mujer que siempre está detrás de las muestras de sentimientos de Sue: su hermana. Las escenas que ambas comparten están llenas de emotividad, y es un gusto ver a Sue en su faceta buena y cariñosa.

Mini KurtMini Kurt

Volviendo al tema de Kurt, su gran enfado se produce cuando descubre a Rachel, Mercedes y Quinn rezando a Dios en la habitación donde se encuentra su padre (por cierto, gran interpretación de Rachel con “Papa, can you hear me?”). Me ha resultado raro ver que la madre de Finn no ha dicho ni mu cuando Kurt les ha echado de la habitación, no sé, me esperaba una reacción diferente, o quizá verla más involucrada en este episodio. Para terminar con la historia de Kurt y su padre, el joven decide escuchar los consejos de Mercedes y va con ella a su iglesia, donde el coro interpreta una canción sobre el apoyo de los amigos. Es fantástico este Kurt, negado a relacionarse con la religión, pero convencido al saber que puede llevar un sombrero.

Después de esta experiencia, y de ver bonitas escenas infantiles junto a su padre mientras canta “I wanna hold your hand”, Kurt habla con Burt y le cuenta lo que significa para él la relación entre ambos, lo que es realmente sagrado. En ese momento, como no podía ser de otra manera, Burt empieza a recuperarse. Bueno, pues un final feliz para esta historia, como todas las protagonizadas por este magnífico dúo que son Kurt y su padre. Sin duda, ellos dos han sido los que más momentos sentimentales nos han dado, y los únicos prácticamente que han podido provocar alguna lágrima entre los seguidores de Glee. Antes de que se me olvide, impresionante el parecido entre el joven Kurt y el actual, qué bien elegido el niño, ¡parecía el auténtico Chris Colfer!

Pasemos a hablar del otro protagonista del episodio, Finn. Él ha sido la mecha que ha hecho saltar a primer plano el tema religioso, pero en un tono de humor. Todo empieza cuando al hacerse un sandwich, la tostadora deja la cara de Jesús en el pan. Para Finn, esto es una revelación, y le pide tres deseos, como si fuera un genio. Los tres se cumplen: el equipo de fútbol gana su primer partido, Rachel deja que le toque las tetas, y Finn vuelve a ser el quaterback. En definitiva, Finn cree que tiene línea directa con Dios, y así se lo cuenta a Emma.

Gracias, Grilled CheesusGracias, Grilled Cheesus

La consejera le abre los ojos, explicándole que ganaron el partido porque tienen una gran entrenadora, que Rachel le hizo esa concesión porque antes él le había dado muestras de cariño y comprensión, y que él es quaterback por culpa de un jugador del equipo contrario que lesionó a Sam. Osea que de milagros, nada de nada. Finn se desilusiona, y pierde su fe, cantando “Losing my religion”. La conclusión final es que cada uno puede expresar la fe que profesa, pero que el apoyo de los amigos es la mejor fe que se puede tener. La canción final, “One of us”, habla de la desmitificación de Dios, y de que cualquiera de nosotros puede ser ese Dios. Sue esta vez no interviene, pues parece que se ha reconciliado con sus problemas religiosos.

He de comentar una cosa que no se me puede pasar por alto. ¿Cómo es posible que Finn pidiera lo que pidió a su Grilled Cheesus y no pidiera que Burt se recuperara? Hay un momento en el que parece que se da cuenta de lo que ha hecho, cuando Puck habla con él en el vestuario, pero vamos, que no se le ve en ningún momento remediando su error. Al fin y al cabo, Finn empezaba a tener una buena relación con Burt, no entiendo que no haya rezado por él a su adorado sandwich. Y otra cosa que me gustaría decir. Los números finales cada vez me gustan menos. Y no porque las canciones sean malas o los actores no lo hagan bien, sino porque cada vez duran menos esas canciones y se le da menos importancia al número final cuando es de grupo. Y repito: cuando es de grupo, porque los finales de los otros dos episodios fueron un solo de Rachel, y se explayó cantando. Así que espero que volvamos a la dinámica de canción final con todo el Glee Club cantando y dándonos un buen número musical.

Grilled Cheesus no fue un episodio en el que destacaran las frases que nos hacen reír a todos, pero alguna buena sí que ha habido, vamos a verlas:

“Dear Grilled Cheesus… first of all you’re super delicious. Please, Grilled Cheesus, please let us win our first football game. It would mean so much to Artie, and I think you kind ow owe it to him. I mean, you did sort of screw him in the leg department” (Querido Quesús Tostado… lo primero de todo eres súper deliciosos. Por favor, Quesús Tostado, por favor deja que ganemos nuestro primer partido. Significaría mucho para Artie, y creo que de alguna manera se lo debes. Quiero decir, le hiciste una especie de faena en el departamento de piernas, Finn)

“Oh, my God, he’s coming out” (Oh, Dios mío, está saliendo del armario, Puck)
“Why, yes, there is a man who’s sort of recently come into my life, and that man is Jesús Christ” (Pues, sí, hay un hombre que recientemente ha entrado en mi vida, y ese hombre es Jesucristo, Finn)

Siempre fantásticaSiempre fantástica

“I’ve had a really hard year, and I turned to God a lot of help. I, for one, woldn’t mind saying thanks” (He tenido un año realmente duro, y pedí a Dios mocha ayuda. A mí, por ejemplo, no me importa decir gracias, Quinn)
“Thanks for what? That it didn’t come out a lizard baby? ” (¿Gracias por qué? ¿Porque no vino un bebé lagarto?, Santana)

“I did a book report on heart attacks, if you want to give it to the doctor. I got knocked down an entire letter grade ‘cause it was writen in crayon” (Hice un informe sobre los ataques al corazón, si quieres dárselo al doctor. Me bajaron un punto entero porque lo escribí con cera crayon, Brittany)

“I realize you’re only half orangutan, but I’m still very allergic to your lustrous ginger mane” (Me doy cuenta de que eres sólo medio orangután, pero aún soy muy alérgica a tu lustrosa melena pelirroja, Sue)

El Brittanazo de la semana:

“Is God an evil dwarf?” (¿Es Dios un enano diabólico?)

Hasta aquí está atrasada review de Grilled Cheesus. La próxima no se hará esperar tanto. ¿Qué os pareció este episodio? ¿Os gustan más los capítulos dramáticos o los humorísticos? Nos vemos en la siguiente review. ¡Hasta la próxima!

Las caras de BélmezLas caras de Bélmez

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Glee: Grilled Cheesus
5 (100%) 2 votes

Categorías: Glee Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »