Review Glee: Furt

Review Glee: Furt

Amigos. Amigas. Gleeks¡Glee ha vuelto! Podría decir aquello de más vale tarde que nunca. O eso de nunca es tarde si la dicha es buena. O no por mucho madrugar amanece más temprano. Bueno, igual esa última no. Pero a lo que iba: Glee está aquí, y está para quedarse. Un nuevo y genial colaborador (yo) se hará cargo de las reviews de la serie, a no ser, claro, que los jefes me echen a patadas, o que los lectores me insultéis tan salvajemente que caiga en depresión y me retire a un monasterio budista. Mientras eso no suceda, aquí me tenéis. Había ganas de Glee, ¿no? ¡Pues vamos allá!

…y así, como un elefante en una cacharrería, entra Álex Merino en Todoseries; ¡retomamos las reviews donde las dejamos!

El capítulo arranca con un notición: ¡Carole y Burt se van a casar! Como no podía ser de otra forma, Kurt se encargará de planificarlo todo: decoración, flores, clases de baile a los novios… ¡Incluso se le ocurre la idea de soltar 300 palomas para que salgan volando! Un pequeño inciso aquí: ¿os gustaría una boda planificada por Kurt? Pensáoslo dos veces antes de responder. A mí me daría un poco de miedo después de ver cómo decoró la habitación que iba a compartir con Finn… En cualquier caso, él está más contento que el chimichurri (vale, me he inventado la expresión, y no, no tiene ningún sentido, pero es que “chimichurri” siempre me ha parecido una palabra muy alegre). Finn no parece estar tan contento, pero, ¡Caray! ¡Es la boda de su madre! Abrazo familiar y todos tan felices. ¿Y adivináis quién va a cantar en la boda? Pues claro. Ellos.

Pero la cosa no se queda ahí. Por lo visto, tenemos otra boda: la de Sue Sylvester. Se pone a buscar citas por Internet, y la única persona que encaja con su perfil es: Sue Sylvester. Así que, ni corta ni perezosa, la tía organiza una boda consigo misma. ¿Y por qué no? Atentos al momento en el que está preparando los sobres con las invitaciones: utiliza un sello con su cara. Desde luego, no podemos decir que Sue no haga buena pareja consigo misma. Se adora. De hecho, ella misma oficiará la boda. Y va a haber una ilustre invitada: Doris, su madre, una cazadora de nazis que tras dos años de búsqueda ha atrapado al “último nazi”, el sobrino-nieto de Eva Braun. Vaya tela con la madre de Sue. ¡Y encima quiere cantar en la boda de su hija! Luego comentamos…

Otro de los grandes temas del capítulo es el acoso que sufre Kurt por parte de Karofsky. Qué mal nos cae a todos este chico… no sólo es un homosexual reprimido, sino que ataca a Kurt por tener la valentía de ser quien es y mostrarse al mundo como tal. El caso es que Kurt se siente amenazado por ese gorila, y va con Will a visitar a Sue en busca de ayuda. Ésta se muestra dispuesta a ayudarle, pero no hay nada que pueda hacer legalmente a no ser que le ponga la mano encima, en cuyo caso lo expulsará con mucho gusto (literalmente: creo sinceramente que Sue siente pequeños calambres de placer cuando expulsa, insulta, ataca, etc.) Y hablando de insultar: cuando le llama “lady” a Kurt, éste le dice que eso es ofensivo, a lo que ella responde que pensaba que ese era su nombre. Sí, es insultante, ¡pero qué grande es Sue!

Glee

Debido a esto, nuestras chicas Glee deciden convocar a sus novios para que planten cara a Karofsky. Así que allá van Mike, Artie y Sam. ¿Y Finn? Pues sigue con sus tonterías de siempre: prefiere mantener su puesto de quarteback a defender a su amigo y futuro hermanastro. Eso no frena a los demás, que acorralan a Karofsky en los vestuarios y le piden/exigen que deje en paz a Kurt. La cosa no resulta del todo bien, pues todos salen algo magullados del altercado, pero Sam tiene su momento de lucimiento al enfrentarse a Karofsky en un momento de envalentonamiento. Un punto para el chico de los morritos. De hecho, Quinn, que momentos antes ha dejado en el aire la posibilidad de salir con él, parece que ahora se decanta más por decir que sí. No sé por qué, pero las heridas de combate siempre atraen a las chicas. Podéis responder a esta cuestión en los comentarios. Por favor.

Finalmente es Burt quien, al enterarse de que su hijo ha sido amenazado de muerte, acude a Sue y consigue que expulsen a Karofsky. ¡Genial el momento en el que Burt agarra a Karofsky en los pasillos y lo estampa contra los casilleros! Además, echa en cara a Finn no haber defendido a Kurt. Pero hay otra cosa en la que Finn también ha sido un completo cobarde: no le ha contado a Rachel que se acostó con Santana, y ahora ella piensa que los dos están guardando su virginidad el uno para el otro. Pobre Rachel.

¡Y por fin llega la boda! Bonita canción del Glee Club (“Marry you”, de Bruno Mars), ideal para la situación. Carole y Burt se dicen sus votos matrimoniales. Qué bonito y qué gran frase de Carole: “Normalmente, cuando una mujer se casa consigue un hombre. Yo conseguí dos. Uno me salvó de mi guardarropa. El otro simplemente me salvó.” Después el famoso “sí, quiero” y más canciones: Will canta “sway”, versión Michael Buble, en la que los recién casados ponen en práctica las lecciones de baile de Kurt. Nada mal, por cierto.

Glee

Y por fin llega el momentazo: el discurso de Finn en el baile. Un discurso dirigido a su madre, pero sobre todo a Kurt, al que le dice que nadie como él le ha enseñado jamás lo que significa ser un hombre. Además inventa un nuevo apodo: Furt (Finn+Kurt). Y para poner la guinda, otra canción: “Just the way you are”. Otra vez Bruno Mars. En serio, ¿seguro que ese hombre no compuso las canciones específicamente para este capítulo? No podía encajar más. Preciosa, emocionante. Para mí, la canción del capítulo.

La boda de Sue es todo lo contrario. Las únicas invitadas son su madre y su hermana. ¡Y ese vestido-chándal azul que lleva! Su madre se revela, dice que la boda es rara (y razón no le falta), así que Sue la desinvita. Doris le dice que aún no ha cantado su canción, a lo que Sue le responde: “estás invitada a cantar The sound of silence, en la habitación de tu hotel, ahora mismo”. Sue las ha soltado a pares hoy. ¡Qué mujer!

Y para acabar el capítulo, una buena noticia y una mala. La buena es que Quinn ha aceptado la propuesta de Sam. En serio, es urgente, ¿por qué resulta tan atractivo un hombre golpeado? La mala, malísima, horrorosa, es que Karofsky ha sido absuelto por la junta escolar y se va a reincorporar al instituto. La conclusión de esto es que Kurt decide abandonar el McKinley. Creo que todos estaremos de acuerdo en que “New Directions” no va a ser lo mismo sin él. Kurt estaba siendo el alma de la segunda temporada y ahora nos lo quitan. Es como cuando te dan un bocado de un pastel que está riquísimo y dices “¡Mmm, qué bueno, quiero más!”, pero no te dan. Malditos…

Ya sabemos cómo sigue la historia, es lo malo de llevar tanto retraso con las reviews… pero pasito a pasito llegaremos a la puesta al día.

Glee

¿Qué os ha parecido el capítulo? A falta de bodas en Glee, hemos tenido dos. Las canciones han estado muy bien, en especial las de la boda. El “Wonderful town” de Sue y su madre también ha tenido su chispa.

¿Y bien? ¿Tengo un aprobado por mi primera review?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Glee: Furt
5 (100%) 1 vote

Categorías: Glee Reviews Series Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »