Review Glee: Britney/Brittany

Review Glee: Britney/Brittany

Los capítulos homenaje, la verdad, es que me gustan bastante. Primero lo hicieron con Madonna, después con Lady Gaga, aunque a menor nivel, y ahora lo han vuelto a hacer, a lo grande, con Britney Spears. Después de muchas polémicas (recordemos que Mathew Morrison, que interpreta a Will, no habló muy bien de Britney), por fin ha llegado el episodio que muchos esperábamos, y a mí, por lo menos, no me ha defraudado nada. Primero, porque las canciones escogidas son perfectas, y segundo, porque ya era hora de que nuestra querida Brittany tomara el control de un capítulo y nos brindara la oportunidad de oírla cantar. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido Britney/Brittany?

Todo comienza cuando Kurt propone a la Princesa del Pop para la Asamblea de comienzo de curso, secundado por cinco peticiones en facebook. Will se niega completamente, pues quiere que sus chicos canten algo de música adulta, y no ve en Britney un modelo a seguir. Brittany no quiere ni oír hablar de la cantante, y nos desvela que se llama igual que ella, bueno, rebuscando un poco la coincidencia. El caso es que todos tienen en su mente a la Spears, y la visita de Carl, el dentista que ha robado el corazón de Emma, hace que se produzcan varios fenómenos.

Primero Brittany, que tiene los dientes a un paso de ser como los del Risitas. Por culpa de la anestesia, tiene una fantasía en la que canta y baila como Britney Spears, o como dice ella misma, incluso mejor. Claro, le cuenta lo sucedido a Santana, y juntas vuelven al dentista para tener otra alucinación. La fantasía conjunta es buenísima, y Britney Spears en persona se le aparece a Brittany. Esto hace que la animadora se venga arriba y se dé cuenta de que tiene mucho talento, así que exige cantar todos los solos en el Glee Club. Bien por Brittany, que se imponga un poco a los demás.

Rachel SpearsRachel Spears

Después, Rachel, otra afectada por problemas dentales, tiene su momento Britney, y nos regala un gran número musical, en el que me he meado de la risa al comprobar que las caras que pone Rachel cantando “Baby, one more time” son exactamente las mismas que pone Britney. ¡Qué gran actriz que es Lea! El sueño también cambia la mentalidad de Rachel, y se planta en el instituto ataviada al estilo lolita de Britney, causando estragos entre el público masculino. Esto despierta los celos de Finn, con el que está pasando una pequeña crisis. El antiguo quaterback se siente un perdedor, y Rachel está encantada, porque así se asegura que lo único bueno que le queda a su novio es ella, y así no podrá perderle. Pero Finn quiere volver al equipo, a pesar de las amenazas de Rachel. Como él dijo en el anterior capítulo, Rachel es una controladora. Hay veces que me pone de los nervios, siendo así de repelente, de poco tolerante y de manipuladora. Pero luego arregla sus errores, nos canta un par de solos, y vuelvo a quererla.

Por último, es Artie el que tiene una fantasía provocada por la anestesia de Carl. En su actuación, forma parte del equipo de fútbol y le dice a Tina que es más fuerte que ayer y que encontrará su camino. Y como no, Artie vuelve a insistir para que la entrenadora Beiste le deje entrar en el equipo. Sorprendentemente, la entrenadora no sólo lo acepta, sino que readmite a Finn. Veremos qué consecuencias trae esta decisión, porque no creo que la cosa acabe ahí. Pero bueno, por el momento Artie ha conseguido lo que quería, y habrá que comprobar si esto funciona y recupera a Tina, que es el objetivo real.

Hablemos ahora de Will. El profesor se enfrenta a dos frentes en este episodio. Por un lado, con sus chicos, y sobretodo, con Kurt, al que niega la posibilidad de interpretar temas de Britney Spears, hasta tal punto, que en una mala contestación del corista, Will le manda al despacho del director. Un inciso: Kurt cada vez viste una ropa más femenina y extravagante, espero que no termine pintándose los labios. Ojo, que por mí perfecto, pero sería exagerar demasiado. El tema Britney está enlazado con el otro problema de Will: Emma y su nueva relación con Carl. El dentista no está dispuesto a dejar escapar a su novia, y Will no está dispuesto a perderla para siempre. En una charla entre ambos, Carl le dice a Will que se suelte, que no sea tan rutinario y tan tenso siempre. Así que el profesor, que ya ha oído lo mismo de boca de Emma y de Kurt, decide liberarse y se compra un coche como el de Carl. La estrategia le sale fatal, pues no solo Emma no queda maravillada, sino que Terri hace acto de presencia para hundir un poco más a Will. ¿En serio que esta mujer sigue viva? Es un personaje regular, pero para lo que aparece no debería estar ni en los créditos. Lo único que espero es que Will no vuelva con ella, porque vaya retroceso haríamos.

Will en crisisWill en crisis

La última locura de Will es cantar junto a sus alumnos “Toxic”, sabiendo de antemano que esto acarreará un escándalo y que Sue le hará la vida imposible. Pero después del resultado, Emma habla con él y le hace entrar en razón. No hacía falta que perdiera su personalidad, sino que se relajara un poco. Así que Will devuelve el coche y vuelve a estar tranquilito, como al principio. Bueno, tranquilo del todo no, porque Sue le amenaza con llevarle a los tribunales tras el incidente en la Asamblea. Ella se olía que el Glee Club estaba preparando un número de Britney Spears, y tras pillar al repugnante de Jacob desnudo fantaseando con Rachel vestida de Britney, está en alerta roja, ya que piensa que la cantante es un muy mal ejemplo y que llevaría a los alumnos del McKinley a adoptar actitudes inaceptables. Por eso, cuando ve a actuación del coro, y al público enloquecido (una escena muy buena), hace saltar la alarma y todos huyen despavoridos, golpeándola a ella misma.

Y no ha pasado mucho más en este capítulo, porque todas las tramas se han visto afectadas por las actuaciones dedicadas a Britney Spears. Ha sido un capítulo de esos que no avanza mucho en la historia, pero que nos deja grandes canciones y muchos momentos de risa. A mí me parece bien, porque siempre viene bien un episodio que simplemente te entretenga. Los mejores momentos, cada vez que intervenía Brittany para decir una de sus maravillosas frases, que en este capítulo han sido muchas. Y bueno, las recreaciones de los videoclips de Britney han sido muy bien elaboradas, me ha gustado mucho ver a Brittany bailando con los trajes más emblematicos de Britney. Y antes de que se me olvide. Por un momento, he pensado que Quinn volvía a las andadas y que el vestido de animadora se le había subido a la cabeza, pero no, su intento de ligar con Finn era una estrategia de Rachel para comprobar si él la quiere de verdad. Osea que mi querida Quinn sigue siendo una buena persona, menos mal. Eso sí, ¡que le den más protagonismo, que Santana y Brittany tienen más tramas que ella!

Otra cosa a comentar es el cameo de la propia Britney Spears. Es la única de las homenajeadas de Glee que ha aparecido en un capítulo, y aunque su papel ha sido muy muy cortito, me ha gustado verla vestida de animadora y hablando con los chicos, enamorando a Brittany y animando a Artie. No voy a entrar en el debate de si Britney está acabada, es un desecho social o es una de las mejores cantantes pop del mundo, pero lo cierto es que sus canciones son parte de la historia de la música, y todo lo que toca se convierte en oro. A mí, personalmente, me encanta la música de Britney, y estoy muy contento de que Glee le haya rendido homenaje, porque se lo merece.

¡Que lo de Toxic no es literal!

Ponerse a elegir las mejores frases de Britney/Brittany no es tarea fácil, porque ha sido un capítulo en el que Brittany nos ha dado lo mejor de ella misma, pero bueno, no me excederé y pondré una representación de todo lo que ha dicho.

“I don’t brsuh my teeth. I rinse my mouth out with soda after I eat. I was pretty sure Dr. Pepper was a dentist ” (No me cepillo los dientes. Me enjuago la boca con soda después de comer. Estaba bastante segura de que el Dr. Pepper era un dentista, Brittany)

“Are you a cat? ” (¿Eres un gato?, Brittany)

“How do you feel about me not being on the football team anymore? “(¿Cómo te sientes al no estar yo nunca más en el equipo de fútbol?, Finn)
“I’m actually kind of happy about it. That I don’t have to fantasize about what song I’d singa t your bedside if you were in a coma” (Realmente estoy contenta por ello. Que no tengo que fantasear sobre qué canción cantaría junto a tu cama si estuvieras en coma, Rachel)

“I would just like to say that from now on, I demand to have every solo in Glee Club” (Me gustaría solamente decir que desde ahora, exijo tener todos los solos en el Glee Club, Brittany)

“Geez! Let loose a little, would you? Stop being so frickin’ uptight all the time! ” ( ¡Caray! Suéltate un poco, ¿quieres? ¡Para de ser tan malditamente tenso todo el tiempo!, Kurt)

El Brittanazo de la semana:

“This room looks like the one on that spaceship where I got probed” (Esta habitación se parece a la de esa nave espacial donde fui examinada)

La nueva animadoraLa nueva animadora

Bien, hasta aquí la review de Britney/Brittany. ¿Os ha gustado el episodio? ¿Esperabais más de las actuaciones? ¿Qué canción habéis echado de menos? Para mí, un buen episodio, pero está bien sólo de vez en cuando lo de centrar el capítulo en un artista, para poder avanzar con la trama y no saturarnos de canciones. Os dejo hasta el siguiente episodio, que tiene pinta de ser de los emotivos, así que preparar los pañuelos para soltar alguna lagrimita… ¡Nos vemos!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »