Review GG: Touch of Eva

Foto teaser

Lo sé, casi que podría haber juntado este capítulo con el de esta semana ya. No ha sido pereza, ni que no haya nada que comentar de este capítulo; ha sido la gripe la que me ha impedido ver el capítulo a tiempo, hasta estar más o menos recuperada. Y creo que los cotilleos de esta semana han funcionado mejor que tanto jarabe y antibiótico. Ay si los médicos me leyeran…

¡Que difícil es avanzar! Dan no parece superar que Georgina se llevara a Milo; Blair sigue celosa de la relación entre Chuck y Eva; y lo mismo se puede decir de Serena, con la vista puesta totalmente en Gossip Girl por si hay novedades entre Nate y Juliet o Dan y Vanessa (sí, al parecer tiene para los dos). El único que sigue adelante parece ser Chuck Bass, ¡y de que manera! Como tocado por un ángel, al chico le ha dado por hacer obras de caridad, ser amable y hablar de deportes con su asistente, ¡lo nunca visto! Y todo gracias a Eva, lo que a Blair no le ha sentado especialmente bien. Si ella no logró cambiarlo, ¿por qué iba a hacerlo otra? No si la reina del UES puede evitarlo.

Lo intenta cuando ve a Eva vendiendo el reloj que C le había regalado, pero no lo consiguió. Entonces aplica el “si no puedes con tu enemigo, únete a él” e intenta sonsacarle cosas a la propia rubia de su pasado mientras Serena y Dan le hacen de detectives. Porque sí, S y D están juntos pero no revueltos (aún). Al joven Humphrey le agobia hablar con Vanessa sobre Milo y sobre seguir adelante, por lo que busca refugio (¿y algo más?) en su ex. Mal Dan, mal. Tú eres el chico bueno, el chico honrado que toda madre quiere de yerno…¡¡no hagas eso!! Quiero saber que perfume usa Serena, que impide que los chicos que salen con ella superen su ruptura. En cualquier caso, si su relación no funciona, siempre pueden tener una relación laboral en el mundo detectivesco. Siguiendo los datos de Blair, descubren (Dan lo descubre, Serena sólo mira) el pasado oculto de Eva: era prostituta en Praga. La cara de Blair era toda felicidad al enterarse.

El nuevo CSIEl nuevo CSI

No se puede decir lo mismo de Chuck cuando se entera, aunque afortunadamente para él Nate se adelanta a B y le cuenta el descubrimiento. C le hace creer que ya lo sabía, pero aunque no es así, en una conversación inédita con Eva arreglan las cosas y lo superan. Ignorando esto, Blair corre a darle la noticia en su fiesta y no puede evitar sorprenderse al ver que no sólo lo sabe ya, sino que además le da igual. Pero B no es de las que se rinden fácilmente, y ver como su ex novio, el mismo que intentó venderla a cambio de su hotel, le da cinco millones de dolares a Eva para que los reparta como quiera en obras benéficas es algo que Blair no puede superar; volviendo a su época más baja, la reina traspapela el pasaporte de Chuck y lo deja en la bolsa de la rubia, haciéndole creer a C que Eva sabía perfectamente quién era cuando lo conoció y que va tras su dinero.

Siempre nos quedará ParísSiempre nos quedará París

Por alguno extraña razón (al menos yo no la entiendo), Chuck la cree y echa a Eva de su hotel. El enfado le dura el tiempo justo para que haga la maleta, ya que cuando Lily le pregunta si ha visto el sobre que le dejó con el pasaporte, ya es tarde para su relación. Eva no puede soportar que haya elegido creer a Blair antes que a ella, y se marcha. Ahí está el final de una bonita relación…y el principio de una guerra. Chuck podría haber perdonado a Blair si esta le hubiera confesado que lo había hecho porque aún lo quería, pero la morena es demasiado orgullosa y sigue en sus trece, diciendo que no puede perdonarle. Entonces, el Bass lo convierte en algo personal. Guerra. Chuck versus Blair. Y Chuck está dispuesto a ir a muerte. Ufff, nunca me había dado tanto miedo este chico, normal que B se eche a llorar tras escucharle. Ya te puedes preparar bonita…lo siento por ti, pero tienes las de perder. Tal vez Jenny pueda aconsejarte un lugar donde esconderte un tiempo.

A su mejor amiga las cosas no le van mejor. Pensando que Juliet le engaña con un tal Ben, Nate acude a ella como antes lo había hecho Dan. Por cierto, un diez, o un once para Vanessa en su charla con él, recordándole que Serena le ha ignorado todo el verano y haciéndole ver que se está equivocando al elegir a la rubia en lugar de a ella. Al moreno, sin embargo, le da igual y vuelve con Serena…que habla, como decía, con Nate. Y ahí Dan se da cuenta de lo equivocado que estaba, sobretodo cuando le pregunta a Serena que tenía pensado hacer al volver; como siempre, ella no tiene respuesta a esa pregunta y al moreno eso le sienta mal. Hay personas que no necesitan elegir, le dice. Ya Dan, y hay personas que no van al segundo plato cuando se dan cuenta que el primero no está seguro de si les quiere, como haces tú. Que feo, D, que feo. Y que rabia que Vanessa le reciba con los brazos abiertos, ¡un poco de autoestima!

Blair, consciente de que tiene las de perderBlair, consciente de que tiene las de perder

Finalmente, Juliet habla con Nate y le confiesa que Ben no es su novio, sino su hermano. ¿Es el de la cárcel? ¿Y le dejan tener móvil? Bueno, J dice que tiene algunos problemillas, pero nada importante ¿eh? Para demostrarlo, se lo lleva a su apartamento…que en realidad no lo es. Bueno, hemos perdido el toque de Eva, pero seguimos con los trapicheos de Juliet y con amenaza de guerra entre Blair y Chuck. ¡Que bien pinta esta temporada! ¿No os parece?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »